¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    El tributo de Hamilton a Schumacher y Mercedes: un gran logro de muchas personas

    Lewis Hamilton y Michael Schumacher: 91 victorias cada uno.Mercedes AMG F1

    Lewis Hamilton se convirtió el pasado domingo en Nürburgring en el piloto con más victorias en la historia de la Fórmula 1, aún empatado a 91 victorias con Michael Schumacher. El británico ha reconocido la dificultad del hito y las claves del mismo.

    Los récords que Michael Schumacher estableció en su momento parecían inalcanzables o, al menos, imbatibles durante algunas décadas. Pero lo cierto es que el piloto que debutó con McLaren en 2007 y que posteriormente sustituyó al alemán en Mercedes en 2013, no ha tardado demasiado en colocarse a su altura.

    Y, no nos engañemos, es cuestión de tiempo que Lewis Hamilton supere varios de los récords que aún no ha superado y que siguen en poder de Michael Schumacher. El británico ya es el piloto con más poles de la historia y el domingo empató con el heptacampeón en número de victorias: 91. Y, de manera casi inevitable, Hamilton será también heptacampeón el próximo mes de diciembre.

    «No es sólo el piloto, hay mucha gente en la sombra»

    Michael Schumacher ha sido idolatrado por muchos y también señalado como la persona que cambió el signo de Ferrari tras un periodo de crisis en la década de los 90. Pero Hamilton considera que es un error pensar que un piloto, por muy bueno que sea, es capaz de definir el destino de un equipo formado por cientos de personas.

    «El hecho es que no es un único individuo», asegura Lewis Hamilton. «No le he dado la vuelta a Mercedes y Michael no cambió Ferrari, por mucho que ame a Michael y él sea una leyenda. No fue solo él, hay mucha gente en la sombra. Lo que hicieron fue colaborar. Creo que lo que pasa con un piloto como Michael y como yo, es que nuestro trabajo es ser el timón».

    Lejos de suponer un desprecio a Michael Schumacher, las palabras de Hamilton son todo un ejercicio de reconocimiento a todas esas personas que logran poner en pista un monoplaza competitivo que le permita al piloto alcanzar sus objetivos. «Contamos con esta enorme fuerza poderosa detrás de nuestro, con tanta inteligencia. Un ordenador te dirá que el coche perfecto es tal o cual, pero cuando aplicas el elemento humano, que soy yo, Michael u otros, nuestro trabajo es pilotarlo. Hay cosas que el ordenador no puede simular. Y eso es sentir, eso es guiñada, es la sensación del coche girando y cabeceando y todas estas cosas».

    Lewis Hamilton tomó el relevo de Michael Schumacher en Mercedes.

    Hamilton considera que el equipo es la clave, pero también piensa que el piloto es el timón que focaliza todo ese esfuerzo colectivo. «Nuestro trabajo es guiar y orientar al equipo en la dirección correcta para progresar. Continuar impulsando y, con suerte, inspirar a los tipos con los que trabajamos. Hay gente espectacular en mi equipo, gente notable en el paddock. Todos tenemos estas herramientas. Pero es cómo los usas, cómo los aplicas, ¿dejas que tu ego se interponga en tu camino? Hay personas que simplemente no escuchan, porque a veces no se puede ver el bosque por los árboles».

    La dificultad de las 91 victorias

    Lewis Hamilton debutó en 2017 y ha tardado 13 años en igualar el récord de Michael Schumacher. Un récord que el alemán tardó 15 años en conseguir. Infinitas horas de esfuerzo, constancia y preparación a costa de la familia, el ocio y muchos otros aspectos relevantes de la vida de cualquier persona.

    “Ese número es muy grande, y quizá es difícil para la gente entender completamente lo difícil que fue para él obtener esas 91 victorias. Cumplir cada fin de semana, año tras año, y mantenerse en forma y con tanta precisión. Lo entiendo ahora, más que nunca. Y sólo puedo decirte que no es más fácil desde tu primera victoria hasta la 91».

    Pero, ¿fue Michael Schumacher algo más que un piloto exitoso que competía en un gran equipo? «Todos saben que es un ícono y una leyenda del deporte, por lo que logró en tantas áreas. Pero elevó el listón en términos del aspecto físico, siendo el piloto más preparado en ese momento. Y lo que hizo en los dos equipos en los que estuvo, particularmente en Ferrari, fue simplemente extraordinario».

    Cambiar McLaren por Mercedes

    Queda ya muy lejos, pero cuando se anunció en 2012 que Lewis Hamilton dejaría McLaren para fichar por Mercedes, pocos lo entendimos. En aquel momento, la formación de Woking era competitiva y, sin embargo, las flechas de plata llevaban tres años sin dar con la clave para convertirse en candidatos al título.

    Sin embargo, Lewis Hamilton sintió que era el lugar correcto para triunfar. «No sé cómo lo sabía tan bien, pero sabía que era lo correcto para mí. No sabía cuánto tiempo nos llevaría ganar, pero me encantó la idea de trabajar con los chicos».

    Mercedes es ahora un equipo imbatible, el más dominador de la historia de la Fórmula 1, y Lewis Hamilton se siente orgulloso de haber formado parte de ese proceso. «Ojalá pudieras ver las cosas en las que me involucro, lo que he hecho cada año con el equipo. No es una cuestión de jefes, sino de colaborar con un gran grupo de personas que son increíblemente inteligentes. Mucho más inteligentes que yo», concluye.