¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    GP Abu DhabiVettel califica la estrategia de Hamilton de "trucos sucios"

    El piloto alemán, tras terminar tercero, se refirió así al intento de Hamilton de que Rosberg fuese adelantado por sus perseguidores.

    "No podía intentar algo estúpido; Lewis estaba justo delante"

    Ferrari cierra el año con su segundo podio en 12 carreras, pero los neumáticos condenaron a Räikkönen al sexto lugar.

    Ferrari ha cumplido el objetivo de terminar el año en el podio después de que Sebastian Vettel terminase el Gran Premio de Abu Dhabi en tercera posición. El piloto alemán obtuvo su séptimo podio del año, el undécimo de la Scuderia esta temporada, y el segundo en los últimos 12 Grandes Premios, junto al obtenido en Monza.

    Tras batallar con Kimi Räikkönen y Max Verstappen en distintos puntos de la carrera, Vettel apostó por una estrategia alternativa, alargando su segunda parada lo máximo posible para montar neumáticos blandos nuevos en su último stint. La jugada funcionó, y el alemán fue capaz de rebasar a los dos Red Bull para subir al podio.

    Vettel, sin embargo, no se conformaba con eso e intentó arrebatarle la segunda posición a un Nico Rosberg frenado por el deliberadamente lento ritmo de Lewis Hamilton. El tetracampeón tuvo un par de buenas ocasiones que no fructificaron, y se conformó con escoltar al nuevo campeón. Poco después de cruzar por meta, Vettel criticó por la radio la táctica empleada por Hamilton: "Fue una situación difícil al final, con Lewis usando algunos trucos sucios".

    Ante los medios, Vettel comentó que se le llegó a pasar por la cabeza la posibilidad de ganar la prueba, debido al ritmo lento que Hamilton desplegaba:"Las últimas vueltas fueron intensas, hubo un momento en el que pensé ¿por qué no pasarlos a los dos? En cuanto adelanté a Max, mi interés era ganar la carrera, teniendo en cuenta que peleaban por el campeonato. Lewis estaba intentando retrasar a Nico con el resto del grupo, pero no pude pasarles".

    El alemán explicó que el desgaste de sus gomas al superar a los Red Bull, el DRS del que disponía Rosberg y la situación del campeonato fueron los factores fundamentales que le impidieron avanzar más:

    "Fue bastante sencillo adelantar a Daniel (Ricciardo), pero cuando me puse detrás de Max, empecé a derrapar, y el coche fue a peor. Con los Red Bull fue más fácil porque Max no tenía DRS, y Nico sí. Detrás de Nico era más rápido, porque Lewis iba despacio, pero eran muy, muy rápidos en las rectas. Hice lo que pude. Tuve una oportunidad en la segunda recta, pero Nico se defendió bien. No podía intentar algo estúpido porque Lewis estaba justo delante: si me tiraba por fuera o por dentro, corría el riesgo de golpear a Lewis; de otro modo, podía haber tenido una mejor oportunidad en la curva 11".

    "El espíritu sigue inquebrantable"

    Respecto a su primera mitad de carrera, Vettel comentó: "Al principio no pude desplegar mi ritmo, y estaba empezando a frustrarme, pero en cuanto tuve aire limpio, pude desatar el ritmo que teníamos hoy. Estoy contento con el podio, y creo que el equipo lo merecía. Es genial acabar el año en un punto alto, intentaremos llevar esa inercia al año que viene".

    Vettel no perdió la oportunidad de felicitar al tercer campeón del mundo alemán, negando que su logro haya tenido un golpe de fortuna: "Bajo mi punto de vista, no se gana un campeonato por suerte. Nico lo ha ganado hoy, y es un campeón merecido. A veces puedes tener situaciones afortunadas o desafortunadas con tu coche, pero a veces tienes mejores o peores años, y es el día de Nico, se lo debemos como merecido campeón".

    Haciendo balance del 2016, Vettel se queda con lo positivo del fin de semana, y confía en la labor de su equipo para volver a la senda de la victoria que este año les ha esquivado:

    "Ha sido un año duro, con muchos altibajos. No tenemos que encontrar ninguna historia ni inventar nada. Esperábamos más, pero después de la primera mitad, donde podíamos haber sumado más puntos, creo que hemos mostrado nuestra fortaleza. Hemos tenido un ritmo de carrera muy bueno en los dos últimos Grandes Premios, casi suficiente para igualar a los Red Bull, e incluso un poco más, pero no ha sido el caso los sábados, lo que hacía los domingos más difíciles. En general, hemos mostrado la resistencia que tiene este equipo. El espíritu sigue inquebrantable, y sé que trabajremos duro, porque Ferrari merece volver".

    Räikkönen, sin opciones por el desgaste

    La buena clasificación de Kimi Räikkönen, una vez más, no tuvo el reflejo deseado en carrera por culpa de la estrategia. El piloto finlandés no pudo aguantar detrás a Daniel Ricciardo, fue superado tras las paradas por Max Verstappen, y tuvo que dejar pasar a Vettel para priorizar su estrategia, terminando el año en un sexto puesto que sabe a poco.

    Räikkönen se quejó que los neumáticos blandos no le habían proveído el rendimiento esperado, y también ha tenido palabras optimistas para lo que pueda venir en 2017.

    "No ha sido una carrera fácil para mí. El coche iba bastante bien, pero me costó hacer durar los neumáticos. Intentaba constantemente mantener vivos los delanteros. Estaba en una buena posición tras la salida, pero lo pasé mal con el primer juego de blandos, al final del stint volvieron a funcionar, pero seguíamos perdiendo posiciones. Cuando Seb se acercó a mí, sabía que estaba en una estrategia diferente, y le dejé pasar".

    "Obviamente, ha sido un año complicado, lejos de lo que queremos como equipo, pero últimamente hemos estado trabajando bien y haciendo lo correcto. Tenemos que seguir trabajando así, y espero que estemos donde queremos con el nuevo coche".

    Fotos: Ferrari