¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    GP Japón[Vídeo] GP Japón 1987: la segunda ocasión perdida de Nigel Mansell

    La Fórmula 1 regresó a Japón en 1987 tras un lapso de diez años. Nelson Piquet y Nigel Mansell, compañeros en Williams, pugnaban por un Mundial que se decantó del lado del brasileño tras el fuerte accidente sufrido por el británico en la primera sesión de clasificación.

    Foto: Williams F1

    El Campeonato del Mundo de Fórmula 1 de 1987 llegaba a Japón, penúltima cita de la temporada, con solo dos candidatos al título: Nelson Piquet y Nigel Mansell, compañeros en Williams-Honda, pero ni de lejos amigos. El brasileño contaba con 12 puntos de ventaja, pero el sistema de puntuación de aquel año estipulaba que solo contaban los once mejores resultados, y el británico acumulaba nueve carreras en los puntos, mientras que el entonces bicampeón, de puntuar en esas dos últimas carreras, debería descontar sus dos peores resultados.

    Suzuka, el circuito propiedad de Honda, recogía el relevo de Fuji, donde diez años atrás se había celebrado el último Gran Premio de Japón, recordado por el abandono de Niki Lauda bajo el diluvio y el triunfo final de James Hunt. Mansell llegaba con seis victorias, por solo tres de Piquet, pero la mayor consistencia del por entonces bicampeón, que solo se había quedado sin puntuar en dos carreras, le había colocado en situación de privilegio.

    Al final, Piquet se hizo con su tercer título sin despeinarse. Mansell, que un año antes, en Australia, perdió el Mundial a consecuencia de un pinchazo, dijo adiós a sus opciones al sufrir un fuerte accidente en la primera sesión de clasificación. Perdió el control de su FW11B a la salida de la segunda curva de las eses e impactó violentamente contra el muro de neumáticos. Sufrió un traumatismo en la columna que le hizo perderse lo poco que quedaba de temporada.

    Con Mansell fuera de combate y Piquet campeón y seguramente más que relajado, la pole y la victoria fueron para Gerhard Berger, su primer triunfo con Ferrari. El austriaco puso fin así a una racha negativa de la escudería italiana que databa del Gran Premio de Alemania de 1985.

    Fotos: Williams F1

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto