¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    [Vídeo] Resumen del GP de Rusia de F1 2018

    El Gran Premio de Rusia concluyó con el triunfo de Lewis Hamilton tras una batalla de equipo de Mercedes que una vez más contó con sus dos pilotos para llevarse la victoria. Los de Brackley sacrificaron a su piloto finlandés para favorecer a Hamilton en su lucha por un título mundial que cada vez tiene más cerca.

    La carrera disputada en el autódromo de Sochi sorprendió para bien a los aficionados gracias a la lucha por la victoria que libraron los dos pilotos de Mercedes junto a Sebastian Vettel. Tras una salida en la que Valtteri Bottas se afianzó en el primer puesto, la carrera se estabilizaba durante el primer 'stint'. Es en este punto donde destacan las actuaciones de Charles Leclerc que inicialmente remontó hasta la quinta posición luego de adelantar a Kevin Magnussen por el exterior de la larguísima curva 3. Este puesto no le duró mucho al monegasco, ya que por detrás Red Bull 'dio alas' al cumpleañero del día: Max Verstappen.

    El joven holandés de ahora 21 años disfrutó a lo grande de su día con la remontada que protagonizó en el las primeras vueltas. Ocho fueron las vueltas que necesitó el '33' de los de la bebida energética para remontar catorce puestos. Por dentro, por fuera, hubiera hueco o no, usando el DRS o prescindiendo del mismo, Max sobrepasó a sus rivales con una facilidad insultante que le hizo conseguir el objetivo del quinto lugar que le puso su equipo en un tiempo récord.

    La importancia del 'cuerpo a cuerpo'

    Llegaron las paradas en boxes, ese temido momento de las carreras que suele temer Ferrari tras los últimos acontecimientos. Sin embargo tras la maniobra de Bottas, los de rojo ejecutaron seguidamente el 'pitstop' del piloto alemán en el momento justo consiguiendo de esta manera adelantar al inglés. No obstante, el éxito inicial de la estrategia surgió tras el error de Mercedes al mantener en pista a Hamilton más de lo necesario ya que alargar el momento de la parada provocó que el británico perdiera su posición en las calles de boxes.

    Cuando el equipo falla el piloto debe actuar, y esto mismo es lo que hizo Lewis Hamilton. Tan sólo una vuelta después del error de los de la estrella, el '44' se puso manos a la obra y atacó en la recta de meta sin éxito, sin embargo unos instantes después la arriesgada maniobra que ejecutó por el exterior de la curva 3 le daría la carrera -tras la cesión de Bottas- y probablemente el mundial, pues a Ferrari solo le queda acogerse a la épica y a las probabilidades más remotas si quiere mantener vivas sus esperanzas de remontada.

    La Fórmula 1 seguirá su curso esta misma semana con el Gran Premio de Japón y aunque la lucha por los dos títulos mundiales está prácticamente sentenciada, mientras las matemáticas no digan lo contrario todo sigue siendo posible. Como siempre, analizamos también lo más destacado del Gran Premio de Rusia en nuestro resumen en formato vídeo.