¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Williams tardará al menos "dos o tres meses" en solucionar las deficiencias del FW42

La primera carrera de la temporada ha sido desastrosa para el mítico equipo británico, que es claramente el más lento de la parrilla.

A la falta de repuestos en Australia se le unieron diferentes inconvenientes y una falta general de carga aerodinámica.

La pesadilla continúa para Williams, que tras un nefasto 2018 esperaba iniciar la recuperación para inmiscuirse de nuevo en la disputa del grupo intermedio. Sin embargo, las cosas han ido incluso a peor y al retraso de la finalización del monoplaza que les obligó a perderse días de test en pretemporada, se la han unido la marcha de Paddy Lowe (director técnico) y un resultado preocupante en la primera carrera del año.

Los pilotos del equipo tuvieron que afrontar el Gran Premio de Australia con escasos repuestos y sabedores de que no podrían luchar por nada, pero lo peor es que son conscientes de que seguirá siendo así por un tiempo.

George Russell, debutante en la Fórmula 1, ha sido claro al señalar la causa principal de la falta de competitividad del FW42. Creo que simplemente se trata del nivel general de carga aerodinámica. Entendemos la razón, pero no significa que vayamos a rectificarlo el mismo lunes por la mañana. Cambiar algo tan trascendental tomará meses de desarrollo y trabajo en el simulador, pero es lo que hace falta en este momento”, señaló.

Aunque los pilotos han afirmado que el coche se comporta de manera más noble que el monoplaza de 2018, es demasiado lento como para sacar partido de ello. “Desafortunadamente, nos llevará varias carreras poder luchar por algo, pero así son las cosas ahora. Creo que, una vez que esté resuelto, habrá un gran salto. Probablemente seguiremos en la cola de la parrilla, pero con la opción de pelear, afirmó Russell.

George Russell fue doblados dos veces en Melbourne, Kubica tres.

Robert Kubica, que conoce bien el coche de 2018 al haberlo pilotado en varias ocasiones la temporada pasada, apunta que Williams tiene “una imagen general del coche mucho más clara que el año pasado y esta primera carrera ha sido una especie de test, porque no luchábamos por nada y eso nos daba una oportunidad de probar cosas. Al perder mucho tiempo de test en Barcelona, el coche no estaba compitiendo del modo que debería, aseguró.

El piloto polaco se consuela al señalar que Russell y él coinciden en su veredicto sobre el coche, pero no se atreve a ser tan preciso como el británico en su predicción a medio plazo. “George y yo coincidimos en nuestras sensaciones sobre el coche y en qué debemos trabajar. Pero, probablemente porque yo tengo más experiencia, nunca diré que nos llevará dos o tres meses solucionarlo. Ahora mismo, nadie lo sabe, espero que sean dos o tres meses, pero no puedo decirlo”, lamentó.

Fotos: Williams Racing

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto