¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    China ha conseguido producir gasolina a partir de hidrogenación de CO2

    China ha conseguido producir gasolina a partir de hidrogenación de CO2
    China logra producir gasolina a partir de dióxido de carbono
    Antonio Fernández
    Antonio Fernández3 min. lectura

    China ha logrado fabricar gasolina a partir de hidrogenación de CO2. La planta en la que será producido este combustible limpio tiene una capacidad anual de 1.000 toneladas. La operación de prueba y evaluación de tecnología ha sido completada con éxito.

    El Gigante Asiático ha dado un importante paso en la particular carrera por la producción de combustibles limpios. China ha logrado producir gasolina a partir de hidrogenación de dióxido de carbono (CO2). El primer dispositivo para la demostración y producción de gasolina a partir de la hidrogenación de CO2 está ubicado en el parque industrial de Zoucheng, en la provincia de Shandong. Ha completado la operación de prueba y evaluación de tecnología.

    Este proyecto ha sido desarrollado de manera conjunta por el Instituto de Física Química de Dalian de la Academia de Ciencias de China y Zuhai Futian Energy Technology. La hidrogenación de CO2 en combustibles líquidos y productos químicos no solo es clave para la utilización de recursos de CO2, también para facilitar el almacenamiento y transporte de energía renovable.

    El desafío de la activación y la conservación selectiva de CO2

    En estos momentos, y a pesar de las pruebas exitosas que han sido realizadas con el dispositivo de demostración, esta tecnología presenta toda una serie de desafíos. Como es el caso de la activación y la conservación selectiva de CO2. La tecnología de hidrogenación de dióxido de carbono a gasolina fue propuesta ya en el año 2017.

    El dispositivo instalado en Zoucheng tiene la capacidad para la conversión de CO2 y H2 del 95%, selectividad de gasolina del 85% en todos los productos a base de carbono, con un consumo reducido de materia prima de dióxido de carbono e hidrógeno. Puede producir selectivamente combustibles de hidrocarburos de valor agregado con alta densidad de energía.

    La meta establecida es ni más ni menos que la producción de 1.000 toneladas al año de este combustible limpio. La gasolina limpia y verde producida tiene un octanaje superior a 90 según el estándar chino VI. En todo momento se ha recalcado el hecho de que el proceso de producción tiene un bajo consumo de energía.

    Buscando la neutralidad en carbono

    El profesor Sun Jian, quien propuso esta tecnología de hidrogenación de CO2 a gasolina, ha destacado el hecho de que proporciona una nueva estrategia para conseguir el objetivo de neutralidad en carbono: «Esta tecnología marca una nueva etapa en la tecnología de utilización de recursos de CO2 en el mundo y proporciona una nueva estrategia para lograr el objetivo de neutralidad en carbono».

    Fuente: El periódico de la energía