¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    ¿Y si pudieras suministrar energía a tu hogar con tu coche eléctrico?

    ¿Y si pudieras suministrar energía a tu hogar con tu coche eléctrico?
    El vehículo eléctrico pronto será algo más que un simple coche con el que desplazarse.
    David Plaza
    David Plaza5 min. lectura

    Las posibilidades tecnológicas asociadas a la movilidad sostenible y las energías renovables es enorme y, poco a poco, se van abriendo nuevos caminos que explorar. El uso del coche eléctrico como emisor de energía es uno de ellos.

    Hasta ahora, el coche eléctrico es visto como un mero medio de transporte alternativo con el que reducir las emisiones contaminantes y dotar a las ciudades de un entorno mucho más amable y sano.

    Pero, para que la movilidad eléctrica despegue, es necesario superar aún muchos obstáculos. En realidad es cuestión de tiempo, pues no en vano todo lo que tiene que ver con esta tecnología y la de las energías renovables está aún en una fase inicial de desarrollo en comparación con las tradicionales, que cuentan con más de un siglo de continua evolución.

    Algo más que un coche

    Las marcas de coches son muy conscientes de que deben implicarse activamente en el desarrollo de la tecnología relacionada con la movilidad eléctrica, pues limitarse a fabricar vehículos no servirá de nada si estos no pueden desarrollar su potencial en un entorno adaptado a sus necesidades.

    Volkswagen es una de las marcas más implicadas en mejorar esto y, además de desarrollar activamente sus productos para hacerlos más polivalentes, está trabajando en otros campos también relevantes.

    Uno de ellos es la posibilidad de convertir al coche eléctrico en algo más que un mero medio de transporte, convirtiéndolo en una batería rodante lista para suministrar energía al hogar cuando sea necesario.

    Ello será posible a partir de 2022 gracias a la carga bidireccional de los Volkswagen que cuenten con una batería de 77 kWh

    Ello será posible a partir de 2022 gracias a la carga bidireccional de los vehículos de la marca alemana que cuenten con una batería de 77 kWh, pues recibirán una actualización vía satélite que permita que esta transfiera electricidad a la red doméstica. Incluso, se prevé que en el futuro pueda establecerse un vertido a la red general en caso de ser necesaria una estabilización de la misma.

    Para realizar la transferencia de energía, además del software que permitirá a los coches ya entregados ser aptos para este tipo de uso, habrá que disponer de un Wallbox DC bidireccional que lo permita.

    Elke Temme, director de carga y energía del área de negocio energético de Volkswagen Group Components y consejero delegado de Elli, señala que «también tenemos un claro objetivo estratégico. Queremos hacer posible que las baterías de nuestros vehículos eléctricos se usen en el mercado energético como unidades de almacenamiento de energía portátiles y flexibles».

    El Volkswagen ID.3 será uno de los vehículos dotados de carga bidireccional.

    «Tales opciones de almacenamiento de energía son esenciales para incrementar la proporción de energías renovables. Además, esto también puede contribuir a que recargar el vehículo sea significativamente más económico para los consumidores, y entonces podrán alimentar la red pública con su propia energía», reitera.

    Mayor eficiencia

    Esta tecnología se encuadra en el sistema de administración de energía en el hogar (HEMS), que es un requisito previo para la carga inteligente en casa. El mencionado sistema es capaz de monitorizar las necesidades de los consumidores para poder escalonar y gestionar su suministro de energía de forma inteligente.

    Actualmente, las tarifas eléctricas y los algoritmos inteligentes ya permiten cargar el coche en un momento en el que disponemos de mucha energía renovable. Esto implica, por ejemplo, que las turbinas eólicas no tengan que pararse porque no hay nadie utilizándolas.

    No en vano, solamente en 2019, 6.500 gigavatios hora de energía renovable quedaron en desuso en Alemania, lo que sería suficiente energía para alimentar los motores de 2,7 millones de coches eléctricos durante un año.

    Y es que el éxito de la transición energética no depende sólo de la concienciación social o la evolución de las tecnologías, sino también de un aprovechamiento inteligente de las energías renovables.

    Fuente: Volkswagen / Fotos: Unsplash | Volkswagen