¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    España tendrá fábrica de baterías para coches eléctricos en 2023

    España tendrá fábrica de baterías para coches eléctricos en 2023
    La primera planta de producción de celdas se asentará en Noblejas.
    Carlos González
    Carlos González7 min. lectura

    España empieza a levantar sus primeras fábricas de celdas de baterías de litio y desde 2022 arrancará la extracción de litio. Con esto se reducirán las dependencias del mercado asiático y, progresivamente, se reducirán los costes de los coches con batería de litio.

    El coche eléctrico no solo plantea el problema de la autonomía -que cada vez es menor- y el reto de la infraestructura de cargadores de alta velocidad. También el del elevado precio de los vehículos BEV. Que no solo tiene que ver con los altos costes de las baterías de iones de litio, sino también con la fuerte inversión en nuevas tecnologías, empezando por las plataformas modulares en que se asientan estos nuevos vehículos.

    En lo relativo a las propias baterías de iones de litio, que son las que utilizan los coches eléctricos -y también la mayoría de los híbridos e híbridos enchufables-, a pesar de que España es una pieza clave en la industria del automóvil en Europa, los fabricantes europeos tienen una preocupante dependencia de Asia. Es allí donde está el grueso del mercado de la extracción del litio, así como el grueso del mercado de la fabricación de celdas para baterías de coches eléctricos. Aunque aquí se ensamblan algunas de las baterías.

    Desde el año 2022 arrancará en España la extracción de litio.

    España debería ser fabricante de baterías de coches eléctricos por el bien de Europa

    En España tienen fábricas de coches Renault, Mercedes-Benz, Nissan, Ford, el Grupo Volkswagen y el Grupo PSA. España es un importante exportador de vehículos para todo el mercado europeo y cada vez son más los coches eléctricos que se fabrican en nuestro país. Sin embargo, nuestra industria sigue teniendo una preocupante dependencia de Asia para el suministro de las celdas de batería que utilizan estos nuevos vehículos.

    Si la extracción de litio y su utilización para la fabricación de celdas ya es cara, evidentemente al precio final de las baterías, y al precio final de este tipo de coches, también les afectan los sobrecostes del transporte. Y ahora que estamos en medio de la denominada 'crisis de los semiconductores' se ha hecho más evidente que nunca que el concepto de globalización está muy bien, pero los desajustes existen y reducir las dependencias no estaría de más.

    Es todo un contexto que evidencia que España debería fabricar baterías para coches eléctricos. No solo por el interés de todo el mercado del automóvil a nivel europeo, por ser un importante punto de producción de vehículos para todo el Viejo Continente. También porque esto podría reducir dependencias, reducir costes y ayudar a que se acelere el despliegue del coche eléctrico en Europa.

    Hay varios proyectos sobre la mesa en torno a la producción de celdas en España.

    Buenas noticias: España extraerá litio y fabricará baterías para coches eléctricos

    A lo largo de los últimos años ha habido muchas propuestas en torno a la extracción de litio en España, pero estos proyectos no han conseguido llegar a buen puerto por diversos motivos. En el año 2018, la empresa Lithium Iberia empezó a investigar en Extremadura en torno a la posibilidad de extraer litio. Efectivamente existe una veta de interés allí, según concluyeron sus estudios, y desde entonces se ha estado presentando documentación para disponer de una concesión de explotación.

    Lithium Iberia espera tener disponible esa concesión de explotación a lo largo del próximo año 2022 y que, de este modo, desde 2023 se puedan empezar las operaciones en España. Esto significaría que en menos de dos años España ya esté explotando una mina de litio que servirá para suministrar su propia fábrica de baterías para coches eléctricos.

    En paralelo, la compañía Phi4Tech también ha proyectado en la plataforma logística de Badajoz una fábrica de celdas de batería de litio para la que espera recibir la correspondiente licencia en torno al primer trimestre del año 2022. Si el proyecto avanza como esperan, a partir de junio de 2022 empezarían las obras para que desde el año 2023 empiecen a salir de allí las primeras celdas.

    Con estos dos proyectos, España al fin dispondría de un centro de extracción de litio, y una planta de producción de celdas de batería de litio. En las diferentes plantas de producción de automóviles, que mencionábamos anteriormente y que están repartidas por toda la geografía española, las marcas de coches ya han instalado centros de ensamblaje de baterías para coches eléctricos. Así que este es el eslabón que falta para hacer más fuerte la industria del automóvil en España en el plano europeo.