¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Qué patinete más impresionante: así es el Dragonfly HyperScooter de 4 ruedas directrices

Qué patinete más impresionante: así es el Dragonfly HyperScooter de 4 ruedas directrices
El Dragonfly HyperScooter, ¿el primer 'hiper-patinete' del mundo?
David Plaza
David Plaza4 min. lectura

El mercado de la micromovilidad está avanzando a pasos agigantados y cada vez surgen modelos más interesantes. Sin embargo, D-fly afirma haber creado el primer HyperScooter de la historia. ¿Están en lo cierto?

Lo que traemos hoy a la sección de Movilidad de Motor.es es algo realmente excepcional. No hablamos de una oferta interesante o del nuevo modelo de una marca asentada en el mercado, sino de un patinete eléctrico rompedor y que quiere abrir la veda de los Hyper Scooters, como si de un coche hiperdeportivo se tratara.

Y lo cierto es que su carta de presentación así lo certifica, pues hablamos de un patinete eléctrico de cuatro ruedas, cada una de ellas con su amortiguación y freno correspondiente. Además, el Dragonfly HyperScooter no escatima en materiales exóticos y recurre a la fibra de carbono para su plataforma. ¿Necesitas más pruebas?

DragonFly Hyperscooter

El Dragonfly Hyperscooter ha sido concebido por la empresa con sede en Londres D-fly, que busca ser pionera en e-scooters de cuatro ruedas totalmente suspendidos.

Pero todo 'Hyper' que se precie, ya sea un coche o un patinete, debe contar con una potencia excepcional. Por eso, D-fly ha recurrido a dos motores de 5050 W, uno en cada extremo del Dragonfly, para alcanzar una velocidad máxima de 40 km/h (aunque en su web oficial afirman que podrá limitarse según la legislación local).

El espectacular Dragonfly HyperScooter tiene dos motores y control de tracción.

La autonomía estimada de este Dragonfly es de 80 kilómetros, pero lo que realmente es excepcional en él es la suspensión, que ha sido descrita por el fabricante como «dirección de inclinación completa patentada y suspensión amortiguada independiente dual en las 4 ruedas» para «una estabilidad y un control incomparables incluso cuando se circula por terreno difícil».

A velocidades más bajas, los ángulos máximos de giro de la dirección de 45 grados proporcionan al conductor un impresionante radio de giro de 1,0 m (3,3 pies) y 180 grados. Por su parte, la geometría de dirección de Ackermann le da al Dragonfly un control preciso, máximo agarre y eficiencia de giro.

Geometría de la suspensión trasera del Dragonfly HyperScooter.

Control de tracción, iluminación inteligente y rastreo GPS

El espectacular aspecto del Dragonfly, que tendrá dos versiones (DF y DFX), es más bien tipo Mad Max, pues la fibra de carbono y el agresivo diseño van acompañados de unas ruedas 'off road' y amortiguadores vistos.

Así se mueve el Dragonfly en la vida real.

Pero al Dragonfly no le falta tecnología ni equipamiento, ni mucho menos:

  • 4 ruedas directrices para una mejor maniobrabilidad
  • Aparcamiento vertical
  • Plataforma con 4 resortes helicoidales ajustables e independientes
  • Puntales de suspensión independientes
  • 4 frenos independientes
  • Iluminación inteligente de grado automotriz con intermitentes incluidos (sólo en DFX)
  • Tablero digital a color de 5 pulgadas
  • 3 modos de conducción y marcha atrás
  • Navegación GPS combinada con smartphone
  • PIN de 4 dígitos para desbloquear, bocina electrónica y alarma sensorial
  • Control de tracción electrónico dinámico

El Dragonfly mide un total de 1175 mm de longitud (1185 la versión DFX) y 620 mm de ancho. Además, es plegable, quedándose en 1140 x 415 mm. Este patinete aún no está a la venta, pero ya se puede reservar en Indiegogo con un precio de lanzamiento de 1991 euros para la versión DF y de 2389 euros para la DFX. ¡No está nada mal!

Fotos: D-fly