¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

5 claves para ser un vehículo exclusivo

11

¿Qué características definen a un vehículo exclusivo? El criterio a seguir es muy personal ya que constantemente escuchamos la palabra exclusividad en boca de los fabricantes, pero nosotros te damos cinco claves que creemos debe reunir un vehículo de tales características.

¿Un vehículo exclusivo nace o se hace así mismo? Algunos nacen siendo exclusivos pero en algunas ocasiones vehículos más "convencionales" terminan también siendo una preciada pieza de coleccionista por circunstancias ajenas al fabricante o a su dueño. También tenemos el caso contrario, vehículos nacidos para ser exclusivos y deseados pero terminan perdiendo gran parte de su valor con el paso del tiempo.

Los coches exclusivos, como el BMW i8 con el que abrimos este artículo, se clasifican así por su alto precio, limitada producción o alguna característica especial. Sin embargo creemos que existen otros criterios a tener en cuenta que son los que definen si poseemos un vehículo exclusivo o no. Te exponemos cinco claves a tener en cuenta:

1. Captador de miradas profesional:

Sí, nuestro vehículo exclusivo debe atraer por su belleza, comprendida o no, la gran mayoría de las miradas de todo aquel que esté cerca de él. Quizá el Maybach Exelero no sea una gran belleza italiana pero sabes que allá por donde vaya dejará atónitos a todos.

Como anécdota de la redacción de Motor.es os puedo contar que hemos aparcado un BMW i8 junto a un Porsche 911 GTS y os aseguro que el deportivo de 50 años de historia parecía invisible junto al espectacular híbrido y el 911 es un coche que nos encanta, que iríamos a comprar con los ojos cerrados si tuviéramos el presupuesto, pero el BMW i8 por sus exóticas formas resulta rompedor.

2. Edición limitada ¿sí o no?:

Lo ideal para un vehículo exclusivo es que sea único en su especie aunque también puede ser fruto de una producción muy limitada o de bajas ventas por cualquier motivo. El concepto principal es que sea realmente difícil cruzarse con uno por la carretera.

En este sentido las ediciones especiales son un arma de doble filo, por un lado pierden exclusividad ya que derivan y se parecen bastante a su variante convencional por lo que al ojo general se trata simplemente del mismo vehículo pero de gama más alta. Pero por otro lado, al ojo del experto eso supone todo un valor añadido por los pequeños detalles que lo diferencian de las otras unidades "normales".

Por ejemplo, el Audi R8 LMX es una versión que solo cuenta con 99 unidades fabricadas para todo el mundo pero no deja de parecerse al deportivo que se ha comercializado desde el 2007 y que ha vendido numerosas unidades alrededor del mundo aunque esta edición especial tiene un nivel tecnológico exclusivo, así como un color y diversos detalles estéticos.

3. Solo él puedo hacerlo:

El vehículo exclusivo ideal debe poseer una cualidad que lo haga único. Quizá monte un tipo de motor que sólo se atreva a usar él, como el rotativo de Mazda en los modelos RX, o alguna característica tecnológica de la que ha sido pionero. También tienen gran valor los vehículos desarrollados especialmente para una película como algunos de los coches de James Bond o el increíble descapotable de seis ruedas del capitán Nemo en "La liga de los hombres extraordinarios" recientemente puesto a la venta.

4. Siempre deslumbrante:

Si nuestro vehículo es exclusivo se merece un trato exclusivo, siempre debe estar impoluto puesto que él se lo merece. Es importante que luzca 24 horas al día, 7 días a la semana y 365 días al año como el primer día, así que no lo olvides: lo cuidaremos casi tanto como a nuestros hijos, reparando cualquier desperfecto o pequeño accidente de forma casi inmediata. Un detallado completo del vehículo ejecutado por un buen profesional puede revivir el brillo natural de cualquier vehículo. Se merece tus mimos y lo sabes.

5. No lo abandones en el garaje, él no lo haría:

Vale, poseemos un vehículo exclusivo, único, todos lo miran allá por donde va y además lo tenemos siempre como los chorros del oro. ¡No podemos encerrarlo en el garaje! Tanto esfuerzo, tiempo y dinero invertidos para poseer tal objeto del deseo no merecen ser castigados de esa manera.

Debemos disfrutarlo nosotros mismos y si tenemos oportunidad lo debemos sacar a pasear, ya sea solo o acompañados por otras joyas del mismo calibre: dos estrellas brillan más que una. El italiano Concorso d'Eleganza Villa d'Este o el famoso AutoBello son unos de los múltiples escaparates para este tipo de vehículos.

Y tú ¿qué requisito añadirías para identificar a un vehículo realmente exclusivo?

Noticias relacionadas

5 claves para ser un vehículo exclusivo
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto