¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

5 marcas que han abandonado los motores Diesel

Faltan unos pocos meses para que se cumplan 5 años desde el estallido del escándalo de los motores diésel y sus altas emisiones en condiciones de uso real. Desde entonces hemos visto un goteo constante de marcas que han dado la espalda a esta tecnología.

Durante años los motores diésel fueron imprescindibles para el mercado europeo, especialmente en los coches de gran volumen, pero fueron colonizando todos los segmentos, del A al F, incluso en deportivos, coupés, descapotables... Pero eso se acabó.

Los motores de gasóleo quedaron heridos de muerte a partir de septiembre de 2015, cuando estalló el Dieselgate en EEUU y se propagó a nivel mundial. Las trampas de los fabricantes quedaron al descubierto y la reputación de estas mecánicas quedó tocada definitivamente. Veamos qué marcas han abandonado ya los motores Diesel.

Daimler decidió que sus coches urbanos acabasen siendo totalmente eléctricos

smart

Una de las primeras marcas en decir adiós a los motores de gasóleo fue smart, la especialista en urbanos de Daimler. Solo se ofrecieron dos motores, un 0.8 tricilíndrico para fortwo y un 1.5 tricilíndrico para forfour. Ninguno llegó a comercializarse en generación Euro 6.

En la tercera generación de producto ya no había motores diésel, y desde 2019 tampoco versiones de gasolina. Es la única marca moderna (y de cierto volumen) que ha abandonado los motores de combustión interna y se ha pasado a los motores eléctricos puros. smart se anticipó al Dieselgate.

Desde 2013 Lexus no ofrece ningún diésel en Europa

Lexus

La marca Premium japonesa de Toyota solo ha tenido dos modelos diésel en su historia, el IS 220d (2.2 177 CV Euro 4) e IS 200d (2.2 150 CV Euro 5). La berlina media necesitó durante una generación (XE20) motores de gasóleo para plantar cara a la competencia alemana. Ese IS no tuvo acceso a versiones híbridas.

Pero sí ocurrió con la tercera generación (XE30), el IS 300h (ya híbrido) eliminó la necesidad de las mecánicas diésel y de invertir en su desarrollo para cumplir la normativa Euro 6. Aunque el consumo del híbrido no es tan bajo como el motor diésel saliente, Lexus no parece haberlos echado de menos para nada desde 2013. También fue antes del Dieselgate.

Suzuki S-Cross

Suzuki

El Dieselgate puso de relieve el bajo respeto al medio ambiente de los motores MultiJet/DDiS de origen Fiat, por lo que los japoneses decidieron no seguir más con esas mecánicas. Lo apostaron todo a las mecánicas híbridas ligeras (SHVS), y en verano de 2018 vendieron los últimos S-Cross y Vitara diésel. Hasta en la India los han descatalogado.

Es más, Suzuki está hibridando toda su gama a un ritmo vertiginoso en Europa. Previamente los motores gasolina DualJet y BoosterJet calmaron las ansias de gasóleo, pero a lo largo de este año todos los Suzuki europeos serán ya híbridos de gasolina, salvo el Celerio, que mantiene su sencillo gasolina sin asistencias ni turbo.

Porsche Cayenne

Porsche

En su momento fue una buena idea, poner motores diésel a los modelos grandes como Cayenne, Panamera y después Macan. Pero como los motores de Porsche eran suministrados por Audi, una de las marcas del Grupo Volkswagen involucradas en el escándalo de las emisiones, Porsche decidió cortar por lo sano también.

Desde 2018 no se han vuelto a ofrecer, y no volverán a ofrecerse. Esta marca también ha apostado fuerte por las mecánicas híbridas, especialmente por las enchufables. Los diésel ya eran minoritarios en las ventas de Porsche en 2017, y el Dieselgate fue la puntilla para estas mecánicas. Los hubo en configuración V6 y V8.

Honda HR-V

Honda

El principal fabricante de motores del combustión del mundo se mantuvo muy reticente siempre con los diésel, pero los que sacó salieron muy buenos en general, especialmente los i-CTDi, i-DTEC y Earth Dreams. En 2018 se anunció el final de los diésel europeos para 2021, pero ya no podemos comprar ninguno. Se han adelantado.

La mejora de los motores de gasolina y las versiones electrificadas (en un segundo lugar) han sido claves para no requerir los servicios de los motores de gasóleo. En el caso de Honda, más que por el Dieselgate, ha sido por números: no vendían suficientes motores de gasóleo como para seguir gastando dinero en su desarrollo, y no los compartían con otros fabricantes.

Ford Mustang Mach-e, un modelo 100% eléctrico

¿Habrá más marcas que abandonen el gasóleo?

Sí, unas cuantas, de hecho. Mitsubishi y Toyota ya solo los ofrecen en modelos todoterreno o industriales, ningún turismo. Volvo anunció no desarrollar más motores diésel, aunque aún se venden. Ford también ha anunciado que no desarrollarán más. PSA les ha puesto fecha de caducidad. También FCA...

Unos pocos fabricantes se resisten a dejarlos morir, principalmente fabricantes alemanes como BMW, Daimler y Volkswagen, pero porque todavía sus números lo justifican. En el momento en que las mecánicas híbridas y eléctricas tomen el testigo, también serán erradicados. Lo cierto es que para la generación Euro 7 será un milagro ver motores diésel de nueva factura, y en 2030 no debería haber ni uno ya.

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto