¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Las 5 tecnologías electrificadas que cubren todas las necesidades de movilidad en 2022

    Las 5 tecnologías electrificadas que cubren todas las necesidades de movilidad en 2022
    La electrificación está ampliamente instalada en la movilidad.Depositphotos.com
    David Plaza
    David Plaza9 min. lectura

    En pleno auge de la movilidad sostenible, las tecnologías electrificadas se han convertido en la panacea para muchos. Y lo cierto es que no carecen de razón, pues actualmente se pueden cubrir todas las necesidades con coches eléctricos.

    El coche eléctrico se ha convertido en el producto estrella de la automoción y no existe una sola marca que no haya iniciado un plan de desarrollo encaminado a la electrificación total o parcial de su gama de modelos.

    Gracias a eso, el vehículo electrificado es capaz de cumplir actualmente todas las necesidades del usuario que, en función de sus hábitos, estilo de vida, necesidades o incluso preferencias, podrá elegir una u otra opción. Vamos a conocer ver qué ofrece cada una de ellas.

    Coche híbrido eléctrico (HEV)

    El coche híbrido eléctrico es aquel que solemos conocer como híbrido, a secas. En esencia, es un vehículo convencional en su mayor parte, sólo que el motor de combustión está asistido por un motor eléctrico.

    Gracias a ello, el coche permite circular en modo eléctrico a baja velocidad o reducir el consumo de combustible y emisiones contaminantes el resto del tiempo, pues sirve de apoyo al propulsor térmico.

    Javier Gómara ha probado el KIA Sportage, un modelo disponible en diferentes versiones electrificadas.

    Este tipo de coche cuenta con una batería y un sistema de frenada regenerativa que ayuda a cargar esta. Pero, a diferencia de otras tecnologías, no puede enchufarse a la red eléctrica.

    El coche híbrido eléctrico es perfecto para:

    • Conducir a diario en ciudad, entorno en el que la tecnología híbrida es más eficiente.
    • Reducir consumo y emisiones sin renunciar a la autonomía de un motor de combustión
    • Introducirse en la conducción ECO de cara a un futuro salto a un coche eléctrico 100%.

    Coche híbrido enchufable (PHEV)

    Este tipo de tecnología se ha convertido en un auténtico reclamo de ventas porque aúna las mejores cualidades de ambos extremos en materia de movilidad.

    Esto es posible gracias a que combina un motor de combustión con uno eléctrico. Pero, a diferencia del híbrido convencional, es el segundo el que tiene preferencia sobre el primero.

    Agarráos, que vienen curvas y Fran Valle se ha puesto al volante de este brutal PHEV.

    La autonomía eléctrica de un PHEV suele oscilar entre los 50 y los 100 km, trayecto durante el cual funciona como un vehículo 100% eléctrico a todos los efectos. Pero, cuando la energía de las baterías se acaba, entra en funcionamiento el motor de combustión y te permite seguir circulando con normalidad.

    Otra diferencia con el híbrido HEV es que dispone de toma de corriente, por lo que puede enchufarse a un cargador, renovando así su autonomía eléctrica siempre que sea necesario.

    Por tanto, el coche híbrido enchufable es perfecto para:

    • Realizar trayectos de corto o medio alcance a diario con cero emisiones y sin gasto de combustible.
    • Combinar la rutina con trayectos más largos que requieran buena autonomía sin depender de un cargador eléctrico.
    • Experimentar cómo es tener un coche 100% eléctrico antes de dar el paso.

    Coche híbrido 48 V (MHEV)

    Este tipo de tecnología eléctrica es la que profundiza en la electrificación de manera más tímida, aunque no por eso deja de ser interesante en determinadas circunstancias.

    El funcionamiento de este tipo de coche, también denominado híbrido ligero o «Mild Hybrid», es el siguiente: el coche incorpora una batería más potente de 48 voltios (V) que las habituales, que suelen ser de 12 voltios. Esta batería permite asistir determinadas funciones de los sistemas del coche.

    El Ford Puma es uno de los modelos MHEV disponibles en el mercado español.

    En cierto modo, descarga de responsabilidades al motor de combustión, propiciando con ello una reducción del consumo y las emisiones. Incluso, esta tecnología de 48 V puede detener el motor en situaciones como por ejemplo una frenada o una desaceleración.

    Adicionalmente, al tener más voltaje, permite la introducción de tecnologías que en otras circunstancias pueden ser más complicadas, como es el caso de suspensiones activas o pequeños motores eléctricos que pueda incorporar el vehículo.

    El coche híbrido 48 V es perfecto para:

    • Introducirse en la movilidad sostenible sin hacer uso intensivo del coche
    • Necesidad de conducir por ciudades con restricciones de circulación (etiqueta ECO)
    • Reducir consumo y emisiones sin renunciar a la autonomía y libertad de motor de combustión

    Coche 100% eléctrico (EV)

    Ya hemos pasado por todos los escalones intermedios y nos introducimos de lleno en la movilidad 100% eléctrica o cero emisiones. Así es, hablamos del coche que no utiliza otro tipo de motor que no sea el eléctrico.

    Puede tener uno o más motores eléctricos (generalmente dos, uno para cada eje) y dispone de baterías de gran capacidad que permiten autonomías de entre 150 y 700 kilómetros, en función del modelo de coche elegido.

    Duelo de MUY ALTOS vuelos entre eléctricos: Óscar Magro enfrenta al Hyundai Ioniq 5 y al Skoda Enyaq.

    Lo único que debemos tener en cuenta con este tipo de vehículo es que siempre vamos a depender de un cargador para suministrar energía a las baterías cuando esta se acabe. Y, obviamente, no es tan sencillo como encontrar una gasolinera en la que repostar. Aún no.

    El coche 100% eléctrico es perfecto para:

    • Circular sin restricción alguna en ciudades con protocolos de contaminación (etiqueta 0)
    • Moverte a diario sin contaminar y ahorrando dinero
    • Disfrutar de una conducción suave, silenciosa, pero igualmente prestacional
    • Disponer y experimentar la tecnología más avanzada
    • Tomar conciencia medioambiental

    Coche de pila de combustible (FCEV)

    La última tecnología electrificada de la que vamos a hablar es la de pila de combustible de hidrógeno. Esta también es 100% eléctrica, pero con la diferencia de que el coche utiliza un tanque de hidrógeno para generar la electricidad que posteriormente será utilizada para circular.

    Al igual que el coche EV, el FCEV no emite gases contaminantes, ya que el resultado del proceso de electrólisis es vapor de agua. La pega que tienen estos vehículos es que, además de existir pocos modelos en el mercado, las hidrogeneras públicas compatibles y disponibles en España se reducen a una, la situada en Puertollano, además de la proyectada en la provincia de Zaragoza.

    Óscar Magro nos cuenta su experiencia con el Toyota Mirai, un coche de hidrógeno con 650 kilómetros de autonomía.

    El coche de pila de combustibles es perfecto para:

    • Flotas y empresas con acceso a puntos de repostaje de hidrógeno
    • Circular sin emisiones, tanto en ciudad como en largos trayectos
    • Repostar en 5 minutos sin renunciar a las ventajas del coche eléctrico
    • Experimentar una tecnología que promete ser protagonista en el futuro

    Estas son las cinco tecnologías electrificadas de movilidad que el mercado ofrece en la actualidad. Tú, ¿con cuál te quedas?