¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Mild Hybrid, semihíbrido o MHEV, ¿qué es y para qué sirve?

    7 min. lectura
    Configuración «Mild Hybrid» de un Audi A8.

    Las tendencias actuales en materia de movilidad apuntan claramente hacia el vehículo eléctrico. Pero por el camino encontramos tecnologías intermedias que contribuyen a una transición más razonable y pausada. «Mild Hybrid» es una de ellas.

    No nos cansamos de repetirlo: la automoción ha iniciado un camino sin retorno hacia la electrificación total de los vehículos y medios de transporte, ya que así obligan las tendencias actuales en materia de movilidad y sostenibilidad.

    Las normativas que regulan las emisiones contaminantes en la industria del motor se han convertido en la clave para marcar la agenda de los fabricantes, que mientras el mundo se prepara para acoger la tecnología eléctrica en desarrollo, han ideado pasos intermedios con los que cumplir los deseos de las administraciones y la sociedad.

    Qué significa Mild Hybrid

    Uno de esos pasos intermedios es la tecnología «Mild Hybrid», que significa híbrido suave en inglés. Es el nombre adoptado por un tipo de motor que combina tres elementos principales:

    • Un motor térmico
    • Un motor eléctrico auxiliar
    • Una batería de almacenaje no enchufable

    Con estos tres elementos, la tecnología Mild Hybrid, semihíbrida o MHEV (Mild Hybrid Electric Vehicle) es capaz de reducir el consumo de combustible y, por tanto, las emisiones de CO2. Pero, ¿cómo lo hace?

    Cómo funciona un motor Mild Hybrid

    En un coche con tecnología Mild Hybrid, el motor térmico actúa como impulsor principal, pero está asociado a un motor eléctrico auxiliar que le asiste en determinadas circunstancias. De ese modo, el motor térmico puede operar en un rango superior de eficiencia en situaciones como la arrancada.

    Este motor eléctrico suministra energía a una batería, que hace las veces de almacén de dicha energía para proporcionársela al motor térmico cuando sea necesario. Esta batería, a diferencia de los coches híbridos enchufables (PHEV), no puede conectarse a la red eléctrica.

    Javier Gómara prueba el Mazda CX-30 con tecnología e-SkyActivX, la «Mild Hybrid» de Mazda.

    En su lugar, utiliza un sistema de recuperación de energía, concretamente un freno regenerativo. Este sistema, del que puedes aprender mucho más en el siguiente artículo, permite aprovechar la energía no utilizada en las fases de frenada o desaceleración para cargar la batería.

    A modo de resumen, podemos decir que los Mild Hybrid cuentan con las siguientes cualidades:

    • Motor eléctrico de 48 voltios (V) asociado al de combustión. Este motor eléctrico auxiliará al de combustión en momentos puntuales.
    • Baterías, que se recargan con el uso normal del vehículo y, adicionalmente, con la colaboración del freno regenerativo, que transforma la energía cinética en eléctrica. Esa electricidad es acumulada en la batería del motor eléctrico.
    • Si el conductor aumenta la demanda de energía, se activa el motor eléctrico: cuando es necesaria mayor potencia, el motor eléctrico usa la energía reservada en la batería para proporcionar potencia adicional al motor térmico.

    Ventajas de los coches Mild Hybrid

    Esta tecnología, a medio camino entre el motor de combustión tradicional y el eléctrico, confiere algunas ventajas que lo hacen atractivo para determinados usuarios. A grandes rasgos, estos beneficios son los siguientes:

    • Ahorro de combustible: gracias a la asistencia del motor eléctrico y la batería, el consumo se reduce en determinadas circunstancias, ya que el motor térmico ve aliviada su necesidad de redoblar sus esfuerzos para satisfacer la demanda del coche y su conductor. De igual modo, la autonomía aumenta.
    • Menores emisiones: la contaminación es una consecuencia directa del consumo de un motor térmico, por lo que si este se reduce, lo harán de igual modo las emisiones. Es el caso de los Mild Hybrid.
    • Etiqueta ECO: gracias a su tecnología de reducción del consumo y las emisiones, la DGT considera los MHEV como vehículos merecedores de la etiqueta ECO. Esto conlleva exenciones en el impuesto de matriculación o reducción en el IVTM, así como acceso a ciudades con restricción de tránsito por cuestiones medioambientales, entre otras ventajas.

    Qué coches son Mild Hybrid

    Cada vez hay más variedad en el mercado de los Mild Hybrid, pues las marcas apuestan fuerte por el vehículo eléctrico e híbrido.

    Es el caso de firmas como Audi, que cuenta con motores diésel y gasolina adaptados a esta tecnología, pero también de BMW, Ford, KIA, Suzuki o Volkswagen, entre muchas otras.

    ¿Quieres conocerlos más a fondo? No te pierdas nuestro directorio de modelos disponibles a la venta en el mercado de coches nuevos. En él podrás seleccionar los vehículos que mejor se adaptan a tus necesidades y gustos, desde el presupuesto al tipo de coche, combustible, tamaño y mucho más, sin olvidarnos de otros aspectos como la potencia o el tipo de etiqueta de la DGT.