¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    ABT e-Transporter 6.1, la furgoneta de Volkswagen se convierte en eléctrica

    ABT e-Transporter 6.1 y ABT e-Caravelle 6.1 ABT e-Line

    El preparador alemán y Volkswagen acaban de iniciar las ventas del nuevo e-Transporter 6.1, para aquellos que no desean esperar hasta 2022 que haga acto de aparición el nuevo Volkswagen ID.7. El comercial ha sido reconvertido en un modelo eléctrico, y está disponible tanto en versión panelada como de pasajeros.

    La nueva generación de la Volkswagen T7 ya ha empezado su desarrollo. La hemos visto en fotos espía y también una de sus primeras variantes de movilidad sostenible durante las pruebas de invierno, la T7 GTE que, en un principio, estará disponible solamente en la variante de pasajeros.

    Además, en 2022 llegarán las variantes eléctricas equivalentes con los nuevos Volkswagen ID.7, aunque este modelo sí se ofrecerá en las dos vertientes planeadas, una con los laterales y el portón posterior completamente panelados y otra acristalada, heredera de la Bulli, destinada a pasajeros. Mientras todas ellas, llegan, el especialista en tuning de los modelos de la marca alemana, acaba de iniciar las ventas del nuevo ABT e-Transporter 6.1.

    El Volkswagen T6 se ofrece en versión comercial y electrificada, con una autonomía máxima de 130 kilómetros

    Los de ABT han logrado reconvertir el comercial de Volkswagen en un modelo eléctrico, sumándose a las otras dos alternativas de cero emisiones que dispone el fabricante, los e-Crafter y e-Caddy. El nuevo e-Transporter 6.1 solamente se ofrece con la variante de distancia entre ejes larga que, en la versión comercial, proporciona un volumen de carga de 6,7 metros cúbicos y una carga máxima de entre 977 y 1096 kilos, y bajo la denominación Caravelle con un interior de nueve plazas.

    El ABT e-Transporter 6.1 cuenta con un motor eléctrico de 83 kW, equivalentes a 113 CV, y con un par motor máximo de 200 Nm, ofreciéndose con un limitador de la velocidad máxima a 90 km/h, aunque con la posibilidad de eliminar esta limitación, por lo que la cifra aumenta hasta los 120 km/h, una medida para aumentar la autonomía máxima de 131 kilómetros.

    Los dos modelos comerciales cuentan también con la misma batería de ion litio, con una capacidad de 37,3 kWh que, según ABT, necesita de 5,5 horas en un punto de recarga con una potencia de 7,2 kW. En un punto de carga rápida, con una potencia de 50 kW, se puede lograr el 80 por ciento de la capacidad en un plazo de 45 minutos.