¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Alemania reforma su impuesto de circulación para 2021, las emisiones de CO2 protagonistas

    El Bentley Bentayga Hybrid, un SUV híbrido enchufable de gran potenciaBentley

    Alemania reforma su impuesto de circulación. Un cambio muy agresivo comparado con la legislación germana actual, centrando a las emisiones de CO2 como el gran enemigo. La nueva normativa implica una importante subida para los que más emiten, y bonificaciones para los que menos, con una especial también a los eléctricos.

    Desde hace unos meses, se pide a la Unión Europea que sea más estricta en los niveles de emisiones de CO2, especialmente con los modelos deportivos y SUV que ofrecen grandes prestaciones, incluso poniendo también en el punto de mira a estos modelos equipados con tecnología híbrida enchufable.

    Porque se consideran tan contaminantes o más que una versión alternativa de combustión térmica. Mientras que la Unión Europea ha movido ficha con la nueva norma Euro 6d y su estricto límite de emisiones promedio para toda una gama de una marca, en Alemania ya cuentan con un borrador del nuevo impuesto de circulación que pretenden implantar en 2021, y que supondrá un verdadero ataque al bolsillo de los propietarios de SUVs y deportivos de grandes prestaciones.

    Modelos como el Aston Martin DBX pagarán más en el impuesto de tracción mecánica por sus elevadas emisiones de CO2

    Alemania abre la veda para gravar los impuestos de circulación nacionales por exceso de emisiones de CO2

    El borrador del gobierno germano supone un significativo aumento en el impuesto de tracción mecánica para todos los coches nuevos comprados desde 2021, por lo que las emisiones de CO2 serán las verdadera protagonistas. Cuanto más emita, más pagarán, una medida que tiene por objetivo para los clientes todo lo contrario. El nuevo reglamento contempla que los coches nuevos matriculados desde el primer día de 2021 y que emitan más de 95 g/km tendrán un recargo de dos euros por cada gramo adicional.

    El impuesto alemán actualizado también cuenta con otras disposiciones, como un incremento por etapas, de hasta 4 Euros por gramo adicional de CO2 para vehículos con emisiones de CO2 superiores a 195 g/km. La norma también se refiere a los coches matriculados desde junio de 2020 hasta finales de 2024, y cuyas emisiones de CO2 sean inferiores a 95 g/km, tendrán una bonificación fiscal anual de 30 Euros durante un máximo de cinco años.

    Los eléctricos también tienen cabida en la nueva normativa, alargando la exención del impuesto. Hasta ahora, sus propietarios no pagarán hasta el 31 de diciembre de 2025, un período que se extenderá hasta el último día de 2030. Una medida que la Unión Europea no contempla, pero que abre la veda para que otros países sigan la misma línea emprendida por Alemania.