¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Alonso y Toyota completan un intenso test en Paul Ricard

    Alonso y Toyota completan un intenso test en Paul Ricard
    12
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho5 min. lectura

    Toyota Gazoo Racing ha evaluado el Toyota TS050 Hybrid con el kit de baja carga aerodinámica que utilizará en Spa y Le Mans.

    Fernando Alonso y el resto de pilotos de Toyota se han enfrentado a la simulación de una batería de problemas que tenían que solucionar en pista.

    Toyota Gazoo Racing ha cerrado con éxito su test de tres días con el Toyota TS050 Hybrid en el circuito de Paul Ricard. Durante esta sesión de pruebas, los pilotos de la firma japonesa no sólo han probado el kit aerodinámico de baja carga que usarán en Spa-Francorchamps y Le Mans en los próximos meses, sino que han escrito un nuevo episodio en el particular programa de trabajo de la estructura, consistente en simular todo tipo de averías e incidencias en su LMP1. Como ya hicieron a principio de temporada, Fernando Alonso y sus compañeros han tenido que lidiar con los más 'inesperados' problemas.

    Pese a la niebla, la lluvia y el viento que han acompañado a Toyota en Paul Ricard durante los tres días de pruebas, una parte importante del test ha sido evaluar el nuevo kit aerodinámico de baja carga que llevará el Toyota TS050 Hybrid en las dos últimas citas del WEC. Respecto a la versión utilizada en 2018, este kit aerodinámico presenta un frontal rediseñado, sobre todo en la zona del splitter y el morro. A su vez, también se ha rediseñado la aleta de tiburón que, ahora, se extiende hasta el alerón trasero. Acompañando estos cambios, el LMP1 japonés presenta algunos retoques en su librea.

    Además, el TS050 Hybrid ha sido sometido a varias pruebas de fiabilidad y resistencia durante este test, si bien en esta ocasión la formación asiática no ha completado ninguna simulación de 24 horas, como sí hizo en la pretemporada, en el primer trimestre de 2018. De hecho, el trabajo se ha centrado en cada jornada entre las nueve de la mañana y las siete de la tarde, lo que no implica que el LMP1 no haya sido llevado al límite. No obstante, Toyota ha vuelto a simular situaciones inesperadas que se pueden dar en carrera y que implican tanto a los pilotos como a los mecánicos del equipo.

    De esta forma, los mecánicos se han enfrentado a distintas prácticas de paradas en boxes, así como a reparaciones de todo tipo, incluido por ejemplo un cambio de parabrisas. Por su parte, Fernando Alonso y el resto de pilotos de Toyota han tenido que lidiar con 'averías' de todo tipo, pese a que el asturiano sólo ha estado presente en dos de las tres jornadas de este test. Así, por ejemplo, el Toyota TS050 Hybrid ha vuelto a rodar en algún momento de este test con tres ruedas, mientras que también se han planteado casos más específicos a algunos de los pilotos del equipo.

    Según explica 'Marca', entre los casos que se han planteado, Mike Conway ha tenido que rodar con el TS050 Hybrid con un 'fallo' en el motor de combustión -avería o un teórico caso de falta de combustible- y llevar el LMP1 hasta boxes sólo con la parte eléctrica, algo que en Le Mans es delicado ya que el sistema eléctrico tiene menos autonomía que la longitud de una vuelta a la pista. Por su parte, Sébastien Buemi ha tenido que activar distintos sistemas en el coche sin la ayuda del ingeniero de pista ante un eventual problema en la radio.

    Fotos: Toyota Gazoo Racing

    Alonso y Toyota completan un intenso test en Paul Ricard