¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Los Audi e-tron y e-tron Sportback contarán con un nuevo cargador rápido en otoño

    Audi e-tronAudi

    La irrupción de los coches eléctricos en el mercado cada vez es mayor. Los clientes disponen de una amplia oferta adaptada a casi todos ellos, con mayor o menor potencia y autonomía. Hoy, la pregunta también es la capacidad y potencia de carga, dos cualidades que el Audi e-tron ofrece con rapidez y con seguridad.

    El nuevo Audi e-tron es uno de los nuevos modelos de los cuatro aros, y uno de los más vendidos en el exclusivo mercado de los eléctricos Premium. El SUV equipa una batería de alta tecnología que es capaz de disponer de una capacidad de carga de 150 kW, lo que significa que el 80 por ciento de la capacidad total se obtiene entre 30 y 45 minutos, según versión.

    Es lo que se conoce como "alta capacidad de carga", aumentando mucho más el tiempo del 20 por ciento restante, y haciéndose más lenta. Audi garantiza un perfecto funcionamiento y procesos de carga con la potencia máxima de 150 kW disponible durante toda la vida útil de los e-tron y e-tron Sportback, contando con una garantía de ocho años y un kilometraje de 160.000 kilómetros, período similar a Tesla.

    Detalle de la batería instalada en el sistema de propulsión de los Audi e-tron y e-tron Sportback

    El fabricante alemán también garantiza, al menos, el 70 por ciento de la capacidad de la batería durante este período. Estas cuestiones, como la de la capacidad y potencia de carga, son las que más preocupan a los potenciales clientes de los eléctricos puros. Y Audi lo ha conseguido, porque con 10 minutos conectado a una carga rápida, consigue energía para 110 kilómetros.

    A partir del próximo otoño, la marca de los cuatro aros mejorará el e-tron con un nuevo cargador a bordo de corriente alterna, 22 kW en un Wallbox o de 11 kW en corriente trifásica, permaneciendo el sistema de carga continua como actualmente. De esta manera, los e-tron conseguirán 330 kilómetros después de 30 minutos en carga y los e-tron 55 ofrecerán 446 kilómetros en 45 minutos.

    Mantener la potencia de carga máxima casi constante hasta el final de la vida útil de la batería es gracias al sistema de enfriamiento, que controla la temperatura de las celdas. El corto espacio de tiempo que tarda en alcanzar el 80% hace que la batería "sude" rápidamente, por lo que el sistema de enfriamiento líquido se encarga de mantener la temperatura de las celdas entre 25 y 35º C. A mayor o menor, el sistema reduce la potencia y la velocidad para no dañar la batería.

    La temperatura en las celdas de la batería de los Audi e-tron está permanentemente controlada