¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Audi Prologue Concept, el inicio de una nueva filosofía de diseño

9

Marc Lichte es el nuevo Jefe de diseño de Audi. En su particular visión, el Audi Prologue Concept nos adelanta las líneas de diseño del futuro de la marca. Es un diseño más afilado y dinámico, nervaduras más marcadas y la tradicional parrilla singleframe más grande. A grandes rasgos esto es lo que nos presenta el Audi Prologue Concept.

Audi pretende evolucionar su diseño de manos de su nuevo Jefe de Diseño, Marc Lichte. El Audi Prologue Concept nos plantea las futuras líneas estéticas de la marca de los cuatro aros. Pero este nuevo diseño no se limita unas simples pinceladas exteriores, ya que este prototipo incorpora tecnologías que podremos ver en un futuro no muy lejano.

Fácilmente reconocible como un Audi el Prologue Concept cuenta con elementos que lo hacen diferente

Aunque ya habíamos podido ver varias muestras previas, esta es la primera vez que podemos ver al Prologue en todo su esplendor. Muchas voces aseguraban que sería el futuro A9, sin embargo a tenor por la información dada, no cabe esa posibilidad, ya que con las cifras en la mano, el Prologue es más pequeño que un A8, por lo que no sería lo lógico.

Con más de cinco metros de largo, el Prologue Concept incorpora nuevos elementos estéticos. Con una forma más afilada y dinámica, estos elementos son integrados en varios materiales. Aluminio y acero de alta resistencia se combinan de una forma nunca vista en Audi. En el frontal destaca la tradicional parrilla Singleframe, más grande, que va acompañada de nuevas ópticas Matrix láser de alta definición, con una marcada forma de cuña.

Debajo de estas se añaden dos entradas auxiliares, discretas y con una rejilla en forma de diamante, permiten una mejor refrigeración de la bestia que esconde bajo el capó, muy largo y con tres alturas diferentes, cada una de ellas separadas por una nervadura muy marcada. A diferencia de otros concepts que hemos podido ver, el Prologue cuenta con retrovisores laterales funcionales, desmarcándose así de la tendencia actual a incorporar cámaras.

El diseño fluye de la parte delantera a la trasera a través de un lateral muy esbelto. Los pasos de ruedas apenas están marcados. Todo el lateral cuenta con diferentes formas estéticas, muy remarcadas y diferenciadas la una de la otra. El aluminio está presente en esta parte del coche en el marco de las puertas y en el embellecedor del pilar C. Hay que decir que Audi ha trabajado duramente para que esta parte sea específicamente funcional, ya que a pesar de lo que pueda parecer, las ventanillas traseras suben y bajan.

Con más de 5 metros de longitud, el Prologue cuenta solo con dos puertas laterales

En la trasera es donde se culmina el diseño. No hay nada desmesurado, al contrario, formas muy armoniosas y elegantes. Destaca principalmente los faros traseros de nuevo diseño que pretenden dar una sensación de tres dimensiones. Al igual que los delanteros, son estrechos y alargados. Por último, un pequeño difusor inferior da esa sensación de deportividad, además de recoger la salida de escape.

En cierto modo hay elementos que recuerdan a otros modelos. Por ejemplo la luna trasera se asemeja mucho a la de un Citroën C5 antiguo, con esa forma redondeada en la base. Sin embargo Audi ha querido crear su propio carácter, y en gran medida lo han hecho. Han mejorado el diseño actual, pero conservando parte de la esencia tan reconocible. Por último hay que destacar las llantas de 20 pulgadas. Con un diseño excepcional y atrevido, son la guinda del pastel.

Sin embargo estos cambios no se limitan al exterior. El habitáculo que se nos presenta podríamos definirlo como futurista. Presente la última tecnología de Audi, está mejorada e implementada con nuevos sistemas, como el Butler. Este reconoce a los pasajeros a través de sus teléfonos, ajustando los asientos y el aire acondicionado a su gusto.

Cabe destacar que todos los elementos son digitales, apenas contamos con la presencia de botones, que se rescinden únicamente al volante. El resto de componentes son manejados a través de pantallas y superficies digitales. Compuesto básicamente por una lámina OLED de diodos luminosos, muestra imágenes nítidas. Estas se ocultan por completo una vez paremos el coche, volviendo a la vida si arrancamos o entramos.

El interior es minimalista y muy tecnológico, todo es digital, salvo los botones del volante

Por supuesto la habitabilidad, el confort y la calidad de elementos han sido igualmente conservados por los diseñadores y desarrolladores. Gran parte de esos cinco metros de longitud llegan al habitáculo, por lo que nos encontramos con una configuración de gran espacio y calidad. Los mejores materiales están dispuestos para arrojar esa sensación de lujo que tan acostumbrados estamos a ver en las gamas superiores de Audi.

La estética, la tecnología, la calidad y el espacio son completados por una mecánica de poderosas proporciones. Audi no ha dejado nada al azar, ha ido con todo en el Prologue, por eso ha instalado debajo del capó un enorme motor V8 biturbo 4.0 TFSI. Se trata de una verdadera obra de arte técnica. Genera 605 CV y 700 Nm de par motor. Cuenta con un modo overboost que el conductor puede activar a su antojo y que durante 15 segundos añade más fuerza.

Teniendo en cuenta que el Audi Prologue Concept pesa 1.980 kilogramos, el enorme motor es capaz de empujar de 0 a 100 Km/h en tan solo 3,7 segundos. Sin embargo la eficiencia es uno de los temas más importantes para Audi, es por esto que nos presentan un consumo de 8,6 litros a los 100 Km y unas emisiones de 199 g CO2/Km. Estas bajas cifras se deben en parte a la instalación de una red eléctrica parcial de 48 voltios. Esta alimenta a un alternador de arranque, que convierte al sistema en un híbrido parcial, capaz de almacenar grandes cantidades de energía en las fases de deceleración del coche.

Toda esa potencia y tecnología son transmitidas a la carretera mediante la tradicional tracción total Quattro, gestionada mediante un cambio triptronic de ocho velocidades. Otra de las novedades presentes en el Prologue son las ruedas posteriores directrices. Con un pequeño ángulo de giro a baja velocidad, son especialmente funcionales para las maniobras en entornos urbanos, como el aparcamiento.

Las ópticas traseras son de LED, se logra crear un efecto tridimensional a la hora de frenar

Por último, ya hemos comentado que la tracción total Quattro garantiza el mayor agarre posible en cualquier circunstancia, pero el confort es otro de los puntos que hay que destacar. Audi ha optado por una suspensión neumática para esta ocasión. Esto garantiza grandes niveles de confort, pero además gracias a varias opciones de configuración se asegura un gran rendimiento en momentos más dinámicos.

En definitiva este es el Audi Prologue Concept. Un estudio de diseño, un boceto de lo que serán los Audi del futuro, no muy lejano por cierto, ya que cuenta con elementos actuales y otros que se estrenarán en modelos venideros. No cabe duda que la marca ha sabido combinar a la perfección el diseño, el rendimiento, la tecnología y el lujo bajo una misma envoltura. Por ahora no hay conocimiento que vaya a producirse en serie.

Noticias relacionadas

Audi Prologue Concept, el inicio de una nueva filosofía de diseño
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto