¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El Audi R8 LMS GT3 todavía tiene mucha tela que cortar

    Chris Reinke, jefe del departamento 'carreras-cliente' de Audi, pronostica una larga vida para el Audi R8 LMS GT3.

    El actual modelo competirá hasta 2022, pero no descarta que el R8 complete otro ciclo de homologación y se mantenga en pista hasta 2025.

    El Audi R8 LM3 GT3 todavía tiene mucha tela que cortar
    El Audi R8 LMS GT3 puede ser el modelo 'carreras-cliente' por excelencia de la firma de Ingolstadt hasta 2025.

    El Audi R8 de producción parece tener fecha de caducidad. No obstante, los planes de la firma de Ingolstadt pasan por dar relevo a su icónico y apreciado deportivo en 2023, cambiando su motor V10 por un tren motriz híbrido o totalmente eléctrico. Los tiempos cambian, pero eso no significa que el legado del Audi R8 en competición vaya a acabar próximamente. De hecho, el director del departamento de 'carreras-cliente' de Audi Sport, Chris Reinke, ha asegurado que el Audi R8 LMS GT3 todavía tiene un largo camino por recorrer en el mundo de la competición. Tanto que podría 'sobrevivir' al modelo de calle.

    Si bien puede cambiar, Audi apuesta por un guión "muy conservador" a la hora de enfocar su programa GT3, en gran parte por su exitoso desarrollo. Tras hacer debutar la nueva versión 'Evo' del Audi R8 LMS GT3 de segunda generación este año, esta especificación se mantendrá en competición hasta 2022, un año antes de la posible retirada del actual R8 de producción. Eso no impedirá, sin embargo, que el R8 pueda extender su vida competitiva aún más allá. De hecho, Chris Reinke no descarta que el Audi R8 LMS GT3 complete el siguiente ciclo de homologación y, que con los pertinentes cambios, se mantenga en pista hasta 2024.

    En esta línea, Chris Reinke aseguraba: "Tenemos un producto GT3 muy sólido, por lo que no hay necesidad de configurar un nuevo coche. Nuestro enfoque es muy conservador en ese sentido. Si funciona no hay necesidad de cambiarlo. Por el momento, tenemos un nuevo R8 que funcionará hasta finales de 2022. Sin embargo, cuando decimos que tiene influencia sobre nuestro programa en competición, hablamos incluso sobre el próximo ciclo de homologación que llega hasta 2025. Podríamos extender su vida, no lo veo mal. El enfoque para 2022 será conservador y tendremos que considerar si para 2025 estamos listos para un concepto nuevo de tren motriz".

    Fuente: Sportscar365 / Fotos: Blancpain GT Series