¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El Audi S5 se pasa al diésel con tecnología Mild Hybrid

12

Audi sigue confiando en el diésel para sus versiones deportivas. Los Audi S5, con carrocería Sportback y Coupé, estrenan por primera vez un motor diésel V6. Una mecánica que se combina con la tecnología Mild Hybrid de 48 voltios y un compresor eléctrico. El motor 3.0 TDI arroja una potencia de 347 CV.

Audi S5 Sportback TDI - posterior

Los modelos Audi S5 (Sportback y Coupé) estarán disponibles por primera vez con un motor diésel V6.

El fabricante de Ingolstadt continúa apostando por el diésel para sus modelos más deportivos y de altas prestaciones. Durante estos últimos días hemos sido testigos cómo Audi ha presentado en sociedad los nuevos Audi S6 y Audi S7 Sportback, dos modelos que recurren a un motor diésel que se acompaña de la interesantísima tecnología semihíbrida (Mild Hybrid). Una combinación que ahora se extiende a los modelos S de la gama A5 de la marca de los cuatro aros.

Los Audi S5 con carrocería Sportback y Coupé estrenan ahora esta fórmula. Por primera vez, el Audi S5 cuenta con un motor V6 diésel que, unido al sistema Mild Hybrid de 48 voltios y un compresor eléctrico, da como resultado una elevada potencia, par motor y, sobre todo, eficiencia. Con esta mecánica electrificada los modelos S5 podrán diferenciarse del resto de alternativas que hay en su segmento.

Antes de entrar en detalles sobre la nueva mecánica que estrena el Audi S5 Sportback y el Audi S5 Coupé analicemos su aspecto. Un diseño deportivo sin llegar al extremo que suponen los modelos RS de la compañía. Ambos modelos destacan por la parrilla Singleframe con unos listones tridimensionales en aluminio y que está flanqueada por unos faros con tecnología LED de serie.

Audi S5 Coupé TDI

El Audi S5 Coupé también estrena el motor diésel 3.0 TDI electrificado con la tecnología Mild Hybrid.

El paragolpes delantero tiene igualmente un diseño muy marcado con unas grandes entradas de aire. En el borde inferior del paragolpes hay un blade horizontal con acabado en símil de aluminio. Dicho acabado también está presente en las carcasas de los espejos retrovisores exteriores. En la zaga, cuentan con un spoiler acabado en color negro y unos faros posteriores LED con intermitentes dinámicos. El difusor trasero luce una inserción en titanio mate y dos salidas duales del sistema de escape.

Los Audi S5 TDI están disponibles en nueve colores para la carrocería, entre los que se incluyen el gris Quantum, gris Daytona y azul Turbo. Si nos aventuramos en su interior, nos veremos envueltos por un ambiente cálido y confortable en el que se intuye claramente el enfoque deportivo. El color negro es el gran dominante. Opcionalmente se puede optar por una tapicería de cuero y Alcantara o en cuero Nappa para los asientos. Los asientos deportivos lucen el logotipo S y la pantalla del MMI muestra un logo S5 al conectar el encendido. También hay unas nuevas molduras de entrada iluminadas y un volante deportivo multifunción plus forrado en piel. A ello debemos de sumar unos pedales y reposapiés de acero inoxidable.

El equipamiento tecnológico está a la altura de las expectativas. Tenemos desde un cuadro de instrumentos digital Audi virtual cockpit hasta el sistema MMI Navegación plus con MMI touch pasando por la conectividad con Apple CarPlay y Android Auto. A ello debemos de sumar numerosos sistemas de asistencia a la conducción como el control de crucero adaptativo y el asistente anti colisión.

Audi S5 Sportback TDI - interior

Así es el puesto de conducción del nuevo Audi S5 Sportback TDI. Cuenta con una gran dotación tecnológica.

El motor diésel 3.0 TDI V6 que estrena el Audi S5

Si echamos un vistazo bajo el capó de estos nuevos modelos S5 nos encontraremos con un motor diésel 3.0 TDI. Se trata de la versión más potente de la gama de motores V6 diésel de Audi. Su potencia alcanza los 347 CV y 700 Nm de par máximo. Según el ciclo de homologación WLTP el S5 Coupé TDI y el S5 Sportback TDI fijan un consumo medio de 6,2 litros a los 100 kilómetros y unas emisiones de CO2 de 161 g/km.

El motor está asociado a una caja de cambios automática Tiptronic de ocho velocidades y un sistema de tracción permanente quattro junto a un diferencial central autoblocante. Y para garantizar un excelente comportamiento dinámico los Audi S5 cuentan además con una suspensión deportiva con damper control (opcional).

Gracias a esta mecánica, el S5 Coupé es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos mientras que el S5 Sportback completa dicho sprint en 4,9 segundos respectivamente. La velocidad máxima es de 250 km/h en ambos casos y limitada electrónicamente. Sin embargo, más allá de estas prestaciones o del propio motor, una de las características principales de los nuevos S5 TDI es ni más ni menos que el uso de la tecnología semihíbrida (Mild Hybrid) y un compresor eléctrico.

Audi S5 Coupé TDI

El Audi S5 Coupé se diferencia rápidamente de las versiones convencionales de la gama A5 de Audi.

El Audi S5 diésel se electrifica

En las entrañas de los nuevos Audi S5 Sportback TDI y Audi S5 Coupé TDI se encuentra un compresor eléctrico (EPC). Se instala en la trayectoria del aire de admisión, detrás de intercooler, muy cerca del motor. Un compacto motor eléctrico reemplaza aquí a la turbina de un turbocompresor convencional. Tiene una potencia de 7 kW y acelera la turbina del compresor hasta las 65.000 rpm en aproximadamente 300 milisegundos. Esto permite al conductor aprovechar toda la capacidad de empuje del motor 3.0 TDI.

El sistema semihíbrido (Mild Hybrid) está integrado en el nuevo sistema eléctrico de 48 voltios. Permite reducir el consumo de combustible hasta en 0,4 l/100 km. Un alternador (BAS) refrigerado por agua hace las veces de motor de arranque y tiene una potencia de recuperación de energía de hasta 8 kW y 60 Nm de par máximo. Bajo el maletero se ubica una compacta batería de iones de litio refrigerada por aire y con una capacidad de 0,5 kWh.

Cuando el conductor levanta el pie del acelerador a una velocidad de entre 55 y 160 km/h el vehículo puede avanzar hasta 40 segundos con el motor apagado por completo. El sistema de gestión del motor decide en cada situación si es más eficiente el modo de marcha por inercia con el motor apagado o conectado, o el modo de recuperación de energía.

Fuente: Audi

Noticias relacionadas

El Audi S5 se pasa al diésel con tecnología Mild Hybrid
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto