¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    AVL explica que el 'BoP' utilizado en el primer test del DTM era provisional

    Los Audi R8 LMS GT3 recibieron un lastre de 15 kilos en el test de Hockenheim.

    Responsables de AVL han explicado que en Hockenheim el 'BoP' no fue tal y si un proceso en el que los GT3 rodaron en distintas condiciones.

    Peso, altura, presión del turbo y otros parámetros van dibujando un escenario en el que poco a poco se va creando la imagen global del DTM.

    El primer test oficial de la era GT3 del DTM en Hockenheim dejó un regusto amargo dentro del paddock. El aplastante dominio de los Mercedes-AMG GT3 Evo durante las dos jornadas de pruebas abrieron un debate sobre el enfoque del 'Balance Of Performance' aplicado por AVL para igualar el rendimiento de los vehículos implicados en el campeonato. Por un lado, hay voces que piensan que el papel protagonista de Mercedes-AMG tuvo que ver con un ajuste deficiente del 'BoP', mientras que la otra parte piensa que los rivales de la firma de Stuttgart ocultaron su rendimiento real.

    Ante esta situación, AVL ha tenido que salir al paso para explicar que el 'BoP' usado en el test de Hockenheim ni es definitivo, ni está completo. Los directores e ingenieros de los equipos así lo han confirmado, ya que una de las claves de esta primera prueba es que los GT3 rodaron en su gran con el menor peso posible y el mayor rendimiento. A partir de esta premisa, que está por ver si los equipos cumplieron según las peticiones de AVL, la compañía podrá tener una base de datos viendo hasta dónde puede llegar cada GT3. De hecho, el plan de trabajo de AVL ha ido por estos derroteros.

    De hecho, AVL dejó rodar a los coches sin restricciones y luego hizo pequeños ajustes en varios GT3 -no definidos- para ver la evolución de los tiempos. Los Mercedes-AMG GT3 recibieron dos limitadores de flujo del aire y el Audi R8 LMS GT3 hasta 15 kilogramos de lastre, mientras que los GT3 de BMW y Ferrari cambiaron su configuración del turbo. De este modo, cada vez que un piloto marcaba un tiempo destacable, los ingenieros de AVL llamaban a este GT3 para medir su peso, altura de manejo y otras características, haciendo que sea imposible ocultar el rendimiento. Un procedimiento que continuará en el test de Lausitzring, por lo que el 'BoP' aún no será preciso.

    Fuente: Motorsport-Total / Fotos: DTM