¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El futuro pedigrí de Bentley eliminará todos los rastros de Porsche

    El futuro pedigrí de Bentley eliminará todos los rastros de Porsche
    Gama de modelos de Bentley, Flying Spur, Continental GT , Convertible y BentaygaBentley
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    Bentley vive uno de los momentos más dulces de su historia. La firma británica terminó 2020 con grandes resultados a pesar de las circunstancias. La firma británica planea un futuro que apuesta por desprenderse de la herencia técnica de Porsche, su gran lastre.

    No hay duda alguna de que el pasado año 2020 fue uno de los más difíciles de nuestra historia, y del de los fabricantes de coches también a causa de la pandemia del Covid-19 en todo el mundo. Pero las marcas de lujo no tuvieron grandes problemas, más bien todo lo contrario porque acabaron el año con unos resultados, en palabras de los responsables, tan positivos como inesperados totalmente.

    Bentley fue una de ellas, y ahora se enfrenta a un futuro marcado por la electrificación. Sin embargo, no todo es un camino de rosas, pues a pesar de haber dado un mayor protagonismo a Mulliner, la firma de Crewe sigue viendo como sus modelos no dejan el margen comercial que otros fabricantes como Lamborghini. Curiosamente, una marca perteneciente al mismo grupo alemán.

    Foto Gama Porsche Panamera 2021
    El Porsche Panamera es un lastre para Bentley, del que se despegarán en un futuro

    El futuro de Bentley pasa más cerca de Audi para ganar más

    Si bien son conceptos completamente diferentes, con los italianos centrados en unas prestaciones de competición que en el lujo más exquisito, en Bentley entienden que su margen neto debería de ser mayor dadas las sinergias con otra marca del grupo, suponiendo un beneficio que no es real. De los tres modelos a la venta -Continental GT, Flying Spur y Bentayga- solo este último es el que ofrece mayores ingresos, por lo que la marca británica sabe perfectamente donde está el problema: se llama Porsche.

    Los tres se basan en la plataforma MSB de la marca alemana de deportivos, con lo que tienen un pedigrí innato de Porsche por muchas modificaciones técnicas que realicen para adaptarse a las cualidades de Bentley. Algo que cambiará próximamente, pues la idea es moverse a las plataformas de Audi. Este cambio de dirección supondrá que muchos se preguntarán si tiene sentido, teniendo en cuenta que la de los cuatro aros y Porsche están más unidas que nunca. Y lo tiene, porque el Bentayga está basado en la plataforma MLB Evo del Q7 y sus márgenes son de aúpa.

    La verdad es que, a pesar de esa unión en determinados campos, hay una gran diferencia entre las dos alemanas. En Porsche, anteponen las prestaciones frente al lujo, mientras que en Audi es justamente al revés, más confort a bordo y prestaciones elevadas. Una cualidad que no excluye a la otra si se tienen en cuenta las medidas, y con un añadido que puede ser un problema a largo plazo: el que a la británica se le considere la marca de lujo de los cuatro aros si decide sacar adelante a Horch, a pesar de la gran distancia que separa a ambas marcas.