¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Bugatti podría acabar en manos de Rimac

    Interior del Rimac C_Two California EditionRimac Automobili

    El que fue uno de los "juguetes" del difunto ex CEO Ferdinand Piech, Bugatti, podría acabar saliendo del Grupo Volkswagen, aunque no del todo. Según CAR, Rimac está interesada en hacerse con el fabricante francés, resucitado tras estar desaparecido varias décadas.

    Ahora mismo podríamos hacer un paralelismo entre Rimac Automobili y Tesla, como un sucedáneo europeo, pero hablando de la Tesla de hace años, la que todavía no fabricaba los coches por miles. Rimac ascendió meteóricamente, desde su fundación en 2009 hasta ser un proveedor muy relevante de baterías y cadenas cinemáticas eléctricas.

    Cuenta el periodista Georg Kacher de CAR que fuentes de su confianza dicen que Volkswagen quiere deshacerse de Bugatti. El fabricante de ultradeportivos de ultralujo ha sido un lastre financiero durante años, y aunque últimamente no le va mal, Volkswagen está a otras cosas: electromovilidad, coches autónomos, digitalizados y conectados.

    De acuerdo a esta información la cúpula directiva de Volkswagen ya ha dado la luz verde al acuerdo con Rimac, pero la decisión ha de refrendarla el Consejo de Administración de Volkswagen AG. Ni Rimac ni Volkswagen han confirmado el rumor y lo han rebajado a «especulación».

    Ahora mismo el modelo de negocio de Bugatti es el de vender unas pocas decenas de coches cada año, a precios escandalosos, con los motores de combustión interna más salvajes de la actualidad «sin tunear». Las últimas iteraciones están en el entorno de los 1.500 CV o más. Y no solo hay que dar de beber a esa manada, también emite CO2 a porrillo.

    En cambio, Rimac representa más el futuro. Su modelo C_Two, que aún no se produce, se acercará a la barrera de los 2.000 CV, pero sin motores de combustión. Habría empezado a fabricarse antes, pero llegó el coronavirus y todos nos imaginamos lo que ha ido después. Pero hay un problema importante...

    Ferdinand Piech resucitó Bugatti en 1998, tras casi medio siglo de inactividad

    Dado que la demanda de coches como los Bugatti no parece estar asegurada y la gama de momento no va a crecer, hay quien piensa en Volkswagen que es un lastre. Pero miembros de la familia Piech no piensan lo mismo, así que la solución pasa por hacer una especie de intercambio.

    Los primeros Bugatti Divo

    En 2018 os contamos que Porsche AG se hizo con el 10% de Rimac Automobili por una suma desconocida. La empresa no había cumplido sus 10 años de vida, pero ya despuntaba como para llamar la atención de los especialistas alemanes en deportivos. El año pasado se hicieron con otro pedazo, el 5,5%. Mate Rimac mantiene el 51% de la empresa, el resto se privatizó.

    Otros accionistas de peso son Hyundai, con el 14%, y el fabricante chino de baterías Camel Group, con el 19%

    Para contentar a los Piech, Porsche AG se haría con un mayor pedazo de Rimac, a cambio de que Rimac se quede con Bugatti y con todo lo que eso implica. El propio Mate Rimac ha visitado las instalaciones de Molsheim (Francia) en julio, y por lo que se cuenta, se quedó prendado de lo que vio.

    En manos de Rimac podemos suponer que la historia de Bugatti daría otro giro importante, abandonando los laureados W16 por motores eléctricos de alta densidad de potencia -en relación a su tamaño o su peso- y dejar de estar en la cola de las clasificaciones de marcas por emisiones de CO2.

    Volante del Chiron Super Sport 300+

    En teoría Bugatti ya es rentable, lo confirmó el propio Stephan Winkelmann -CEO de la marca- hace dos meses. Este ejecutivo, de realizarse la transacción, no parece tener mucho futuro en Bugatti. Sería reemplazado por otro. Ya no es un problema de que la marca pierde dinero.

    Los resultados económicos de Bugatti no los conocemos porque Volkswagen no los desglosa. Sabemos que el año pasado sus ventas fueron de 82 coches, este año serán algunos menos por el confinamiento. Los que se compran un Bugatti no son susceptibles de acabar pidiendo el paro, así que por dinero no será.

    ¿Y cuánto puede valer Bugatti? Georg Kacher ha dado una cifra, unos 500 millones de euros. Rimac ahora tiene una plantilla de 600 empleados y entre sus clientes hay fabricantes como Jaguar, Koenigsegg, Hyundai o Magna. Mejor que Bugatti se quede en sus manos a que sea una marca que se cancela por razones presupuestarias o de otra índole.

    Fuente: CAR Magazine

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto