El car sharing, en auge: Renault, PSA y Volkswagen también anuncian novedades

El mismo día que Volvo anunció el futuro servicio de modalidad M, otros tres fabricantes han hecho lo propio para Francia y Alemania. La idea de Daimler y su car2go es cada vez más vista como una línea de negocio interesante para las ciudades del mañana.

Los fabricantes de automóviles están cada vez más interesados en el negocio de las flotas de coches compartidos. Siempre y cuando exista una rotación suficiente de clientes, una flota de coches puede generar un rendimiento económico interesante, a la vez que se ponen en la cara de los ciudadanos -notoriedad, a fin de cuentas-.

La ciudad de Madrid se está conviertiendo en un laboratorio de pruebas, donde compiten ahora tres proveedores de alquiler de coches por minutos: Daimler tiene car2go, PSA tiene Emov y Renault tiene Zity. No solo eso, también compiten varias empresas que hacen lo propio con motocicletas eléctricas, tanto ciclomotores como equivalentes a las de 125 cc.

Hoy hemos sabido que Volvo pondrá en servicio M, una plataforma de alquiler por minutos, pero no han sido los únicos. Renault y PSA se han puesto de acuerdo -factualmente- en anunciar flotas de coches compartidos para la ciudad de París (y alrededores), también con modelos eléctricos. Quieren cubrir el hueco dejado por Autolib.

PSA ya tiene experiencia acumulada con su flota de 600 Citroën C-Zero que están usándose en Madrid

En la ciudad de la luz estaban disponibles miles de coches de origen Bolloré que se repartían unos 150.000 usuarios activos de la plataforma. El servicio comenzó a funcionar en 2011, pero su reputación ha ido cayendo por el estado de los coches, hasta que la alcaldía de Anne Hidalgo se ha hartado. Además, el servicio estaba dando pérdidas.

Renault empezará a desplegar en septiembre una flota de vehículos eléctricos: ZOE, Twizy y las versiones eléctricas de Kangoo y Master. Para 2019 estarán disponibles 2.000 unidades en total. Los vehículos se ofrecerán en varias modalidades, desde alquiler por minutos hasta alquiler con chófer a través de Marcel (tipo Uber), equivalente a los VTC españoles.

Por su parte, PSA ofrecerá una flota de 500 vehículos Citroën y Peugeot -no sabemos si serán C-Zero e i0n- para cubrir el hueco que ha dejado Autolib. Para simplificar las cosas, se ofrecerán bajo el servicio Free2Move, que también es de PSA, en vez de usar una marca como Emov. Por cierto, Emov tiene en Madrid más de 180.000 usuarios y 600 coches. En París estarán operativos antes de fin de año.

Pero hay más. En 2019 Volkswagen comenzará a funcionar con un servicio de este tipo en Alemania, bajo el servicio We. En 2020 se extenderá internacionalmente en Europa, Norteamérica y Asia. También se ha anunciado hoy. También contarán con coches eléctricos, presumiblemente la versión definitiva del compacto I.D.

Los fabricante continúan evolucionando de simples vendedores de coches y recambios hasta ser proveedores de movilidad. Así se llega a una clientela que, de otra forma, no se gastaría su dinero en lo que fabrican. Desde luego Volkswagen le da a todo: vehículos, salchichas, equipo de fútbol (VfL Wolfsburgo), restauración de clásicos, servicios digitales... y en breve alquileres a corto plazo.

Esta industria se está mentalizando sobre la realidad que viene: las generaciones más jóvenes de adultos no contemplan tanto poseer, sino usar, y en ciudades cada vez más saturadas es más racional que los coches se usen -en un sentido colectivo- y no que estén parados la mayoría del día ocupando un precioso espacio mientras desangran el bolsillo del propietario.

Dicho de otra manera, se preparan para un escenario en el que se venderán menos vehículos y hay que obtener fuentes alternativas de ingresos. De ahí que piensen cada vez más en movilidad. Los teléfonos móviles y la Internet de las cosas (IoT) hacen posible este cambio de paradigma que antes era simplemente de ciencia ficción.

Hasta se trabaja en servicios de "última milla", como patinetes o pequeñas bicis plegables

Los alquileres por minutos son también una alternativa al clásico servicio de taxi, donde es el cliente el que recoge el vehículo donde más le conviene, lo usa y lo deja donde más le conviene, ahorrándose la parte del chófer. Eso no quita que en el futuro también habrá taxis autónomos llevando gente de un lado a otro, y sin necesidad de conductores humanos.

En teoría, estos servicios contribuyen a aliviar el tráfico, hacer un uso más eficiente del espacio de aparcamiento y reducen emisiones. Así, los vehículos privados son menos necesarios o se aumenta la intermodalidad del transporte, en el que se mezclan el vehículo privado, el tranporte público, y flotas privadas de vehículos de uso temporal. Esto es el futuro, quien no quiera verlo, malo para su existencia a largo plazo.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto