¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

IndyCarCarlin domina por sorpresa el test de Laguna Seca antes de la lluvia

Max Chilton lideró la tabla de tiempos, con su compañero eventual R.C. Enerson en sexta posición.

Felix Rosenqvist impresionó en su primera visita a Laguna Seca con el segundo mejor tiempo.

La lluvia limitó las pruebas a la jornada matutina, en la que Will Power rompió motor.

Después del aperitivo en Sebring hace tres semanas, la pretemporada de la IndyCar ha comenzado de forma legítima este viernes con la disputa de una jornada de test privados en Laguna Seca a la que la amplia mayoría de los equipos han concurrido, pese a que la prevista interrupción de la actividad vespertina por la lluvia terminó cumpliéndose. 10 de las 12 formaciones que estarán presentes en la parrilla de St. Petersburg dentro de un mes han concurrido en el estado de California, además de Juncos Racing, que aún no ha anunciado sus planes para la temporada.

Para varios pilotos, éste test suponía el regreso a un escenario en el que no han competido desde hace mucho tiempo, pero uno de los pocos que tiene fresca la experiencia de Laguna Seca es Max Chilton, quien logró dos poles y un podio en Laguna Seca en su paso por la Indy Lights hace cuatro años. El británico, que afrontará este año su cuarta temporada en IndyCar, y la segunda con Carlin, lideró de forma sorprendente la tabla de tiempos con un crono de 1:11.286, un suceso claramente achacable al uso de neumáticos blandos y una configuración menos conservadora que la del resto.

A apenas medio segundo de Chilton, terminó el sueco Felix Rosenqvist, que no acusó en absoluto el no haber corrido nunca en el trazado californiano, siendo rapido de inmediato en el que es su segundo test como piloto oficial de Ganassi. En la misma décima, terminaron Ryan Hunter-Reay, encabezando a Andretti, y Jack Harvey, que este año dispondrá de 10 carreras para causar impresión con Shank.

Pese a que Charlie Kimball anunció su programa de cinco carreras en el segundo coche de Carlin esta semana, quien acompaña a Chilton aquí y en el próximo test de Austin es R. C. Enerson, joven piloto americano que aún no ha confirmado planes para 2019, y que ya probó con el equipo de forma secreta en Austin hace tres meses. Enerson, que completó el doble de vueltas que el resto (61), consiguió el sexto mejor crono, a escasas centésimas del subcampeón Alexander Rossi y dos puestos por delante del campeón Scott Dixon.

Penske, por su parte, se tomó el día con la relatividad habitual en ellos, buscando otros factores más allá del tiempo puro, siendo Simon Pagenaud fue el mejor situado del trío en noveno lugar. Menos placentero fue el día para Will Power, cuyo motor expiró a los pocos minutos de comenzar la sesión, pudiendo completar apenas una decena de vueltas. Asimismo, Schmidt, otro equipo en el que hay depositadas grandes esperanzas, tampoco fue aparentemente a la caza de los tiempos, con James Hinchcliffe en 12º lugar como mejor exponente.

A la ya anunciada ausencia de Harding, cuyos rumoreados problemas financieros podrían obligarles a alinear solo un coche a tiempo completo para Colton Herta y reducir a Patricio O'Ward a un rol parcial, y de DragonSpeed, que comenzará a probar con Ben Hanley a finales de mes, se sumó la del Foyt. En anticipación de la lluvia, IndyCar permitió que los equipos que desapareciesen del paddock antes de las 11 no perdiesen su día de test, y el equipo de Tony Kanaan y Matheus Leist se valió de ello para recoger y poner rumbo a Austin, donde se celebrarán los tests generales los días 12 y 13.

Con la lluvia en el horizonte, el test comenzó a las 8 de la mañana, permitiendo cuatro horas y media de pruebas antes del parón para comer, durante el cual apareció la anticipada precipitación. Todos los equipos optaron por poner fin a su día, con la excepción de Coyne, que intentó salir a pista con Sébastien Bourdais antes de que el circuito lo impidiera por problemas con el drenaje, uno de los aspectos que Laguna Seca tiene pensado reformar de cara a la prueba del 22 de septiembre.

El mejor tiempo de la sesión se quedó a tres segundos y medio del récord de la categoría en Laguna Seca, el 1:07.722 con el que Hélio Castroneves consiguió la pole en el año 2000. En ello influyeron, entre otros factores, las inusualmente bajas temperaturas en esta zona de California, que no pasaron de los 11 grados, el conservadurismo de los equipos con los setups y los inherentes déficits de potencia y aerodinámica (buscado en el último caso) respecto a aquellos coches del año 2000, los cuales clasificaron en una superficie reasfaltada, la misma sobre la que se correrá este año.

Tiempos del test de IndyCar en Laguna Seca

Fotos: IndyCar Media

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto