¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Carlos Ghosn presenta su libro bomba, «La hora de la verdad»

    Carlos Ghosn presenta su libro bomba, «La hora de la verdad»
    La hora de la verdad es el nuevo libro de Carlos GhosnEditorial Grasset
    Javier Costas
    Javier Costas6 min. lectura

    El ex ejecutivo que lideró la Alianza Renault Nissan Mitsubishi, tal y como avisó en verano, ha presentado el libro de revelaciones que nos prometió con la coautoría de Philippe Riès, periodista retirado. En el libro cuenta los detalles del complot que se gestó en su contra.

    Al más puro del estilo de «El conde de Montecristo», ficción de Alejandro Dumas, Carlos Ghosn no está defraudando. Es la historia de un hombre que fue hecho prisionero por un crimen que no cometió, acabó fugándose, y ahora se dedica a la noble tarea de vengarse de los que conspiraron contra él. Más o menos.

    Sobre estas alturas de 2018, Carlos Ghosn aterrizó en Japón en su avión privado tras un viaje de negocios. Las autoridades japonesas le estaban esperando y le arrestaron por presunta corrupción. Fue el inicio de un calvario judicial en el que salió bajo fianza dos veces y forzado al arresto domiciliario durante meses.

    Se baraja un coste por fugarse de 13,5 millones de euros, mas las dos fianzas que ha perdido en Japón

    Justo antes de terminar 2019, Ghosn sorprendió a propios y extraños apareciendo en el Líbano, después de protagonizar una fuga de película, saltándose la vigilancia que había sobre su persona, y haciendo escala en Turquía. Los detalles de la fuga son escasos todavía, y siento decepcionaros, todavía no ha soltado prenda al respecto. Ghosn se fugó por estar convencido de no sería juzgado de forma ecuánime.

    Entrevista de Al Arabiya en julio de 2020 (subtitulada)

    En julio de este año, poco antes de la tristemente famosa explosión en el puerto de Beirut, Carlos Ghosn apareció en la cadena de televisión Al Arabiya en una interesante entrevista cuyo contenido te resumimos. Anunció que iba a publicar un libro en el que daría su versión del supuesto complot en su contra.

    El libro se titula «Le Temps de la Verite» en francés, o «Time for the Truth» en inglés, todavía no lo tenemos traducido al castellano, aunque ya puede empezarse a leer en formatos digitales para los más deseosos de conocer el siguiente episodio del culebrón Ghosn. Por lo visto -no hemos podido leerlo todavía- no ha dejado a títere con cabeza.

    El relato del ex ejecutivo de triple nacionalidad -brasileño (por nacimiento), libanés (por su familia) y francés (nacionalizdo después)- relaciona a la cúpula directiva de Nissan como la instigadora de un complot para defenestrarlo con la ayuda de altos funcionarios de Japón. Supuestamente, los nipones querían boicotear la posible fusión con Renault tras casi 20 años de alianza.

    Hiroto Saikawa, ex CEO de Nissan y sustituto de Ghosn en 2018

    Hay que recordar que Carlos Ghosn tomó la batuta de Nissan en 1999, cuando estaba a punto de entrar en quiebra, y después tomó los mandos de Renault, construyendo una de las alianzas automovilísticas más exitosas sin llegar a la fusión. Pretendía ser la guinda al pastel de su carrera, y de ahí, a la jubilación.

    Eso sí, el libro se ajusta a la versión que está defendiendo su actual equipo de defensa. De sus abogados japoneses, que se suponían los mejores del país, no ha dicho precisamente buenas palabras, los calificó como el peor equipo de defensa posible. De hecho, el abogado que lideraba su defensa se enteró por la prensa de la fuga de su cliente de Japón.

    Ghosn ha mencionado en Nissan a Masakazu Toyoda (miembro del consejo de administración), Hitoshi Kawaguchi (ejecutivo con contactos en el Gobierno de Japón), Hidetoshi Imazu (auditor), Hari Nada, y obviamente Hiroto Saikawa (sustituto de Ghosn y uno de los dedos acusadores). A Kawaguchi lo ha relacionado con el actual primer ministro, Yoshihide Suga.

    Jean­-Dominique Senard (izquierda) fue nombrado presidente del consejo de administración de Renault, y Thierry Bolloré (derecha) el director general

    También ha repartido dardos para los galos, empezando por el Gobierno de Francia, que no le dio apoyo para mantener a los japoneses calmaditos, o su sustituto en Renault, Jean-Dominique Senard. No obstante, tuvo palabras amables con Thierry Bollore, ex director general de Renault, José Muñoz de Nissan o diversos personajes de la diplomacia.

    Respecto a la prensa, se ha quejado del tratamiento que le dieron, de presunto delincuente, y que se cortaron poco en publicar las filtraciones que salían de la fiscalía japonesa. Recordemos que, según Ghosn, los cuatro cargos en su contra no se sostienen: dos por no declarar ingresos diferidos en dos periodos (2010-2014 y 2015-2018), y otros dos por abuso de confianza agravado.

    Carlos Ghosn permanece fuera del alcance de la justicia japonesa y no puede salir de El Líbano, donde pretendía jubilarse igualmente. En peor situación están algunos de sus colaboradores de fuga, que podrían acabar extraditados. Se supone que Ghosn ha sido muy generoso con todos aquellos que le ayudaron a escapar del castillo de If, perdón, su residencia en Tokio.