¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    IndyCarPato O'Ward brilla con la pole y Lundgaard con su increíble 4º puesto en Indianápolis

    Pato O'Ward brilla con la pole y Lundgaard con su increíble 4º puesto en Indianápolis
    Lundgaard fue la estrella inesperada de la clasificación, rozando un hito históricoIndyCar Media
    Adrián Fernández
    Adrián Fernández7 min. lectura

    El mexicano obtiene la tercera pole de la temporada en una igualadísima clasificación con cinco pilotos en menos de media décima

    Lundgaard rozó la sorpresa mayúscula en su primera clasificación, quedándose a 29 milésimas de la pole.

    Sexta posición para Álex Palou, con rivales directos como Newgarden y Dixon muy retrasados.

    Muchos hombres compitieron este viernes por ser el poleman del Brickyard Grand Prix, en una de las clasificaciones de IndyCar más igualadas que se recuerdan, pero ninguno de ellos pudo opacar el sensacional rendimiento de un novato que ha sorprendido a propios y extraños en Indianápolis. Al final del día, el receptor de la pole fue el mexicano Pato O'Ward, que obtuvo la cuarta pole de su carrera y la tercera de 2021 para lanzar su contraofensiva de campeonato, pero los focos estaban tan centrados, o incluso más, en Christian Lundgaard, el sorprendente ocupante de la cuarta plaza en parrilla.

    Siendo este su segundo día al volante de un IndyCar, y el primero en sesiones oficiales, Lundgaard firmó una actuación impropia de un debutante a mitad de temporada sin casi rodaje, mejorando aún más sus buenas sensaciones de los libres al obtener el segundo mejor tiempo en su primer grupo de clasificación. No contento con ello, el piloto más joven de la parrilla de 28 coches (20 años) fue a por todas en la sesión final de esta clasificación abreviada en la que no había Fast 6: la sesión de 12 coches ('Fast 12') determinaría al poleman. Ahí fue donde Lundgaard se quedó cerca, dentro de su propia sorpresa mayúscula, de acaparar todos los titulares del automovilismo mundial.

    En una pista complicadísima por el calor y la presencia de goma de los 'stock cars' de NASCAR que la enlentecieron considerablemente, el pilotaje más preciso corrió a manos de O'Ward, que pasó de superar su grupo por los pelos a marcar un 1:10.714 que nadie pudo superar. No fue por falta de candidatos, ya que hasta cuatro pilotos se quedaron a menos de media décima de la pole position. Entre ellos, el propio Lundgaard, al que le separaron 29 milésimas de una pole histórica. Por sorprendente que parezca, esa escasa diferencia 'solo' le valió para ser cuarto en parrilla, un resultado muy por encima de las expectativas que se tenían con él antes del fin de semana.

    En primera fila, a solo siete milésimas de O'Ward, se ubicó Will Power, el clasificador por excelencia de la parrilla, y que se ha vuelto a quedar cerca de una pole 63 que se le ha resistido hasta ahora en una temporada 2021 discreta en términos generales. Con solo dos milésimas de ventaja sobre Lundgaard, culminó en tercer lugar el poleman de la carrera de mayo, Romain Grosjean, en busca de repetir o mejorar el podio obtenido en aquel evento. Colton Herta se rehizo de sus problemas en libres para ser el único piloto de Andretti en posiciones delanteras, y Álex Palou culminó una sesión a la que llegaba con grandes expectativas en sexto lugar.

    El mejor tiempo del piloto español, un 1:10.829, era solo 115 milésimas inferior al registrado por O'Ward, pero esa desventaja fue más que suficiente para un déficit de cinco posiciones en una competida sesión que dejó un dato demoledor: con la séptima posición de Jack Harvey y la octava de un efectivo Conor Daly, ocho equipos diferentes (de un total de once) ocuparon las ocho primeras posiciones. Daly, de hecho, logró clasificar justo delante de su compañero Rinus VeeKay, que fue otro de los grandes candidatos a la pole hasta 'fallar' en su intento final. Del mismo modo, Alexander Rossi no pudo refrendar el liderato de su grupo en la primera ronda, y tendrá que salir décimo en la jornada del sábado.

    Todo ello tuvo lugar tras una frenética primera ronda, con dos grupos de 14 pilotos que no estuvieron exentos de acción, en especial el segundo, donde colapsaron dos de los principales oponentes a Palou y su liderato. Josef Newgarden no supo controlar la diferencia con el coche de delante para hacer una vuelta limpia, y Scott Dixon sufrió graves problemas de manejo que desembocaron en un trompo final antes de cruzar la línea de fin de vuelta, causando una bandera amarilla que le hizo perder un mejor tiempo que ya era de por sí insuficiente. La misma determinación se tomó con Felix Rosenqvist, cuyo cuarto mejor tiempo del grupo quedó anulado al completarse bajo la mencionada amarilla.

    Al cumplir una sanción de seis posiciones por su cambio de motor fuera del límite establecido para la temporada, la 14ª posición que le habría correspondido a Newgarden se convierte en 20ª, mientras que Dixon, que habría clasificado 18º de no haber cometido su error, se vio relegado a la posición 26 entre coches mucho más lentos. Por fortuna para ellos, el circuito GP de Indianápolis permite remontadas de escándalo, como bien sabe el propio Dixon, pero parten con una importante desventaja en una parrilla en la que las milésimas empiezan a pesar más que nunca. Aunque, para un chaval mexicano de 22 años y para un danés recién llegado de 20, el peso sea equivalente al de una pluma.

    CLASIFICACIÓN DEL brickyard grand prix 2021 - indianápolis