¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Qué hacer cuando un coche automático no arranca

    La gasolina, la batería y el aceite en buen estado son puntos críticos.

    Si tu coche automático no arranca, revisa primero la gasolina, la batería y el aceite. Si el problema no está aquí, puede ser por el motor de arranque, los calentadores en coches diésel o las bujías en modelos gasolina, diésel e híbridos.

    Cuando el coche no arranca, los motivos pueden ser realmente amplios. Ahora bien ¿qué debemos hacer? Aquí las posibilidades se reducen, y más aún si especificamos que se trata de un coche automático. Por eso, hemos preparado una guía en la que puedes ver exactamente qué hacer si tu coche automático no arranca. Al menos, las primeras medidas que deberías tomar en cualquier caso.

    Qué mirar y hacer si tu coche automático no arranca

    Revisa la batería

    En la mayoría de ocasiones, cuando un coche automático no arranca se debe a la batería. En este sentido, las opciones se reducen a arrancar 'a empujón', arrancar con pinzas, recargar la batería o directamente sustituirla. Si el problema es de 'electricidad', por la batería, cualquiera de estas soluciones nos servirá.

    Comprueba la gasolina

    Es básico, sí, pero ¿tienes gasolina? Por despiste, es posible que se nos haya acabado el combustible y que, por eso, nuestro vehículo no esté arrancando. Es, evidentemente, una de las primeras comprobaciones que deberíamos hacer si estamos teniendo problemas durante el arranque.

    Aunque se enciendan las luces, es posible que la batería no esté en buen estado para arrancar.

    ¿Hace frío? Vigila la temperatura

    Puede que no lo supieras, pero a tu coche le afecta la temperatura y, sobre todo, a los que tienen motor diésel. Es posible que esté fallando algún sensor, o que los calentadores de tu diésel no funcionen correctamente. También le puede afectar la temperatura a la viscosidad del aceite. Quizá el aceite que lleve tu coche no esté preparado para temperaturas excesivamente bajas.

    La batería sí que funciona ¿qué pasa entonces?

    Aunque se enciendan las luces, eso no significa que la batería esté en buen estado. Al menos, buen estado como para arrancar. Pero si has probado que tiene carga, entonces es posible que tengas una avería en el motor de arranque, algo que te puede costar desde apenas 70 euros hasta cerca de 300 euros.

    Los puntos clave si tu coche automático no arranca

    Sabiendo lo anterior, hay apenas tres pasos clave que deberías dar siempre, si tu coche automático no arranca. Son los siguientes:

    1. Comprueba la batería del coche.
    2. Revisa el nivel de combustible.
    3. En climas muy fríos, pon el contacto y espera algunos segundos a que actúen los calentadores.

    Si todo lo anterior no funciona, lo mejor es que llames a la grúa y lleven el coche al taller para revisar, de forma detallada, qué está provocando que el coche no arranque. Pueden ser problemas sencillos como la batería, la gasolina o el aceite, pero también puede deberse a problemas como los calentadores, el motor de arranque o las bujías.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto