¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Coches con interiores veganos, lo último en interiores éticos

    Tapicería vegana del Volvo C40 Recharge

    El auge del movimiento vegano, que rechaza los productos de origen animal o que han implicado el sufrimiento seres vivos, se va colando poco a poco en el mundo del automóvil. Algunos fabricantes lo ofrecen como opción, otros se han declarado veganos directamente.

    Los vehículos de nueva generación acabarán siendo casi todos eléctricos, bien a baterías o a hidrógeno. En esta dirección hacia la sostenibilidad, alguien se preguntó con acierto por qué no prescindir también del cuero, si ya se había prescindido a futuro de la gasolina, el aceite o los discos de embrague.

    El cuero suele venir de la piel de los animales, normalmente de ganado bovino y ovino. Tradicionalmente se ha asociado el cuero a los acabados altos de gama, aunque materiales como Alcantara (más ligero, resistente y cómodo) le hacen la competencia. Lo mismo respecto a la piel sintética en general.

    Volvo ha anunciado que en 2030 sus coches no serán únicamente eléctricos, también significa que serán veganos, el primero será el C40 Recharge. En otras palabras, no encontraremos cuero de origen animal en un futuro Volvo. En su lugar se utilizarán otras fuentes, ya sean de origen biológico o de procesos de reciclaje.

    Interior de cuero de Porsche Exclusive

    El cuero de automoción tiene su aquel. Para empezar, los animales tienen que estar muy cuidados y tener amplios espacios -sin cercados agresivos- para evitar cualquier lesión en su piel antes de ser transformada en asientos, forros de volante y pomos del cambio, etc. Dependiendo del modelo, hacen falta varias vacas para forrar su interior, como un BMW Serie 7.

    Pero la presión por un mundo más sostenible hace que materiales menos «dignos» acaben reemplazando al cuero, incluso partiendo de -literalmente- basura. Los materiales reciclados solían tener un papel mucho más discreto, como la espuma de relleno de los asientos, donde el cliente no percibe nada malo.

    La próxima generación de tapicerías veganas de Volvo, Nordico, se compondrán de un compuesto textil hecho de material reciclado (botellas de plástico), de los bosques sostenibles de Escandinavia, e incluso de corchos de botellas de vino. En 2025 Volvo quiere que el 25% de los materiales de sus coches sean de origen reciclado o biológico.

    Tapicería mixta

    Los veganos apreciarán que el Tesla Model 3 ya no tiene el volante forrado en cuero, lo mismo podemos decir del Ford Mustang Mach-E, vegano de serie. BMW ofrece desde hace años como alternativa al cuero el tejido Sensatec, que no tiene las mismas propiedades pero es más barato. Toyota ofrece también una alternativa vegana al cuero, el Softex.

    Decantarse por opciones veganas también tiene un impacto en las emisiones de efecto invernadero. Por ejemplo, si se dejan de matar varias vacas para tapizar un coche, también se evitan las emisiones del animal (sobre todo, metano) en sus deposiciones, un notable consumo de agua, pienso, etc. Y si se parte de materiales reciclados, se reduce la cantidad de residuos.

    A largo plazo iremos viendo que la industria del automóvil intentará reducir a la mínima expresión su impacto ambiental, reduciendo, reutilizando y reciclando, sobre todo en lo relativo al consumo de recursos naturales. La reducción del consumo de agua lleva siendo una constante en muchas fábricas desde hace tiempo, así como la generación de residuos en general.

    Tesla Model 3

    Por ejemplo, de acuerdo al ranking elaborado por el sitio inglés BuyaCar, los 10 modelos más aptos para veganos son: Polestar 2, Renault Twizy, Volkswagen Golf, Toyota Prius, Range Rover Velar, Ford Fiesta, Mercedes-Benz Clase A, Nissan Leaf, BMW i3 y Tesla Model S.

    Pero pese a este movimiento creciente a favor del bienestar animal, el cuero sigue siendo una de las opciones predilectas por los modelos de gama alta, tanto hablando del mismo modelo, como de una marca en sí. Es más, a veces la tapicería de cuero se convierte en un extra obligatorio a cambio de disfrutar de mayor nivel de equipamiento.

    Mientras los fabricantes permitan a sus clientes elegir entre cuero de origen animal o cualquier alternativa vegetal o sintética, el mercado irá imponiendo su ley. Puede que algún día sea obligatorio que no haya componentes de origen animal en un coche. De momento lo fácil es tener un interior Premium que no sea vegano....