¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    El libro de mantenimiento digital de los coches nuevos, una interesante herramienta

    El libro de mantenimiento digital se impone en EspañaAutobild.es

    Guarda todas las facturas de las revisiones de mantenimiento y reparaciones que hagas de tu coche en los servicios oficiales, porque los libros de mantenimiento son historia. Las principales marcas ya están enviando los datos de tu coche a la plataforma del libro de mantenimiento digital, por lo que todos los talleres a nivel nacional cuentan con acceso al historial de tu coche.

    Si recientemente has acudido a realizar alguna operación, has debido de recibir un informe con los puntos revisados y las operaciones realizadas, reflejando también los componentes y elementos que deben ser cambiados en siguientes operaciones. Un documento informativo, junto a una factura detallada. Para muchos, habrá pasado desapercibido que ya no dispones de un libro de mantenimiento físico.

    De hecho, coches nuevos adquiridos en 2019 de algunos fabricantes como Renault, Hyundai, SEAT, Audi, Volkswagen y Skoda se entregaron sin libro de mantenimiento clásico. No lo necesitan porque las marcas están dadas de alta en la plataforma del libro de mantenimiento digital. Un desarrollo de la DGT y Ganvam que permite almacenar en una base de datos nacional todos los detalles de todos los coches, desde el propietario y sus datos técnicos, hasta el kilometraje con el que acude al taller y todas las operaciones de mantenimiento y reparaciones que se han realizado en su vida útil.

    Las ITV conocerán todo sobre nuestros coches con el Libro de mantenimiento digital

    Una herramienta muy interesante, pues si te trasladas de domicilio y necesitas realizar una operación, bastará la matrícula y el bastidor para acceder a todos los datos. De hecho, en cualquiera de los talleres adheridos a esta iniciativa sabrán si un coche en particular ha realizado alguna campaña de servicio de la marca, las voluntarias y las obligatorias que comunica el Ministerio de Interior personalmente a cada cliente, incluyendo también qué tipo de piezas se montaron en el vehículo reparado, si nuevas, originales del fabricante, de marca blanca o acondicionadas.

    También se sabrá si se han realizado reformas estructurales, si han necesitado de aprobación o no por el Ministerio de Industria o si se ha tratado de un siniestro, parcial p total, y si se ha tramitado la baja correspondiente, incluido si fue un taller o desguace. Un plus que tiene por objetivo evitar la manipulación en las ventas de ocasión, entre particulares y en los compra-venta.

    Si bien es cierto que la gran mayoría de los libros de mantenimiento solo presentaban el sello del servicio oficial que demostraba haber realizado la operación según las indicaciones de la marca, asignando una fecha para la siguiente inspección, todo eso ha pasado a la historia. Ahora, la única forma de conocer el verdadero estado de un vehículo pasa por solicitar un informe, previo pago, incluido también para el propietario. Eso sí, al menos algunos libros detallan el plan de mantenimiento a realizar por kilometraje.