¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Cómo comprar un coche de segunda mano sin lamentarlo

    Cómo comprar un coche de segunda mano sin lamentarlo
    Feliz propietario de su nuevo coche de segunda mano, ¿lo seguirá estando en unos meses?
    David Plaza
    David Plaza10 min. lectura

    Actualmente, son muchos los compradores que optan por un coche de segunda mano en lugar de uno nuevo, por lo que proliferan los vendedores particulares y las empresas dedicadas a dicho mercado. Esto es lo que debes saber para acertar con la compra.

    Siempre que compramos un bien de segunda mano, ya sea una bicicleta, un piso o un ordenador, existe el riesgo de no haber identificado previamente vicios ocultos que acaben por hacer que nos arrepintamos de ello.

    Lo mismo ocurre con un coche de segunda mano, pues las variables a tener en cuenta son múltiples y si no nos esmeramos en el análisis del vehículo y sus circunstancias, podemos lamentarlo en el futuro. Esto no es aplicable únicamente al estado del coche en sí, sino también a su situación legal y administrativa.

    Por eso, es importante que, si nos decidimos por un vehículo de segunda mano, antes de nada cumplamos escrupulosamente todos los pasos necesarios para garantizar en la medida de lo posible una compra satisfactoria.

    Qué mirar cuando vas a comprar un coche de segunda mano

    Lo primero que debemos tener claro es que el coche que queremos comprar está en buenas condiciones y será una compra duradera y feliz. Obviamente, son muchos los elementos a analizar en la mecánica de un vehículo, así como en el interior, la carrocería y los bajos.

    Para garantizar una buena compra, es obligado solicitar un informe del vehículo a la DGT

    Todo ello, si lo hacemos adecuadamente, nos contará muchas cosas sobre el uso que se le ha dado con anterioridad y su estado actual. Lo mejor es que leas con atención este artículo elaborado al respecto, donde podrás conocer paso a paso qué hacer para saberlo todo sobre el estado real del coche que nos interesa comprar. En él, podrás aprender los trucos y detalles para examinar adecuadamente elementos tan importantes como:

    • La carrocería
    • El chasis
    • El motor
    • Las suspensiones
    • Los neumáticos
    • Los faros
    • El sistema de escape
    • El aire acondicionado
    • El kilometraje
    • La conducción

    Cómo saber si el coche está en regla y libre de cargas

    Nos detenemos especialmente en el apartado de la documentación, puesto que tan importante es tener la certeza de que estamos comprando un coche con buena salud mecánica como evitar problemas legales y administrativos tras haberlo comprado.

    El primer paso es revisar el libro de mantenimiento del vehículo, así como el permiso de circulación y la ficha técnica o Tarjeta ITV. Gracias a ello, podremos confirmar qué tipo de mantenimiento ha recibido el vehículo, pero también si tiene la ITV en vigor, entre otras cosas. Y es que podemos comprar un coche con la ITV caducada, pero no podremos circular con él.

    Revisar todos los aspectos del coche es primordial. Y no sólo los mecánicos.

    Por otro lado, siempre es recomendable, cuando no obligatorio para garantizar una buena compra, solicitar un informe a la DGT sobre el vehículo en cuestión, algo que podremos realizar con el único requisito de conocer la matrícula del mismo. Este trámite es algo que se puede hacer fácilmente de manera telemática a través de la web de la Dirección General de Tráfico o con la ayuda de nuestros amigos de Registro Directo.

    Dicho informe nos permitirá conocer lo siguiente:

    • Fecha de primera matriculación
    • Propietario actual del vehículo
    • Marca, modelo, número de bastidor, otros datos técnicos
    • Procedencia (nacional, importación, etc), tipo de servicio (particular, SP, etc)
    • Número de transferencias, cambios de propietario
    • Domicilio del vehículo
    • Historial de Inspecciones Técnicas
    • Incidencias (cambios de matrícula, etc)
    • Impuestos de Vehículos pendientes de pago

    Esto hará que podamos comprar el coche con total tranquilidad, sabedores de que no tiene carga judicial o administrativa alguna (embargo, multa, precinto, procedimiento concursal, etc) ni el propietario nos está engañando con este tipo de datos.

    Cuánto dura el proceso de comprar un coche de segunda mano

    Esto puede variar en función de si le estamos comprando el coche a un particular o a un profesional, pero evidentemente el proceso siempre será más rápido que si adquirimos un coche nuevo por el simple hecho de que ya está fabricado y matriculado.

    Así, si los trámites administrativos se agilizan, podremos disfrutar del coche prácticamente de inmediato o en pocos días, lo que para muchos usuarios supone una clara ventaja en relación al coche nuevo, que en la actualidad suele contar con plazos de entrega de varios meses en la mayoría de los casos, especialmente si se trata de un modelo no disponible en stock.

    Pero lo primero que hay que hacer es firmar el contrato de compraventa, del cual puedes conocer más detalles e incluso descargar un modelo a través del siguiente artículo que hemos elaborado para ello.

    Como compradores no debemos olvidar nuestra obligación de tramitar el cambio de titularidad, algo que deberemos hacer durante los 30 días siguientes a la firma del contrato de compraventa. Esto es algo que también podemos hacer en la Jefatura Provincial de Tráfico de manera presencial o telemáticamente desde la web de la DGT o el Registro Electrónico.

    Igualmente, el vendedor debe comunicar la venta, lo que le permitirá liberarse de cualquier responsabilidad sobre el vehículo.

    Cuánto cuesta un coche de segunda mano

    Bien, esta pregunta parece obvia y es que el precio del coche dependerá en su mayor parte del precio que el vendedor haya fijado en función del modelo, su antigüedad, estado general y criterio subjetivo.

    Pero, aparte del precio del coche, debemos tener en cuenta otros aspectos como los impuestos derivados de la compra del mismo.

    En líneas generales, el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) aplicable a la automoción es del 21%, si bien existen algunos casos en los que este puede reducirse hasta el 10 o incluso el 4%. Es el caso de los vehículos para personas con movilidad reducida (PMR) o los destinados al transporte de viajeros.

    Además del IVA, debemos estar al tanto de las particularidades del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) y del Régimen Especial de Bienes Usados (REBU), pues la obligación de pagarlo o no hará que la operación cambie mucho a nivel económico.

    Para saberlo todo sobre estos impuestos y todas sus particularidades, no dejes de leer nuestro artículo práctico al respecto: El IVA al comprar un coche de segunda mano: ¿qué otros impuestos entran en juego?

    Dónde comprar un coche de segunda mano

    Son miles los concesionarios y puntos de venta disponibles en España, pero sin duda una de las maneras más cómodas de comprar un coche de segunda mano es hacerlo a través de Motor.es.

    En nuestra web puedes encontrar más de 120.000 coches de ocasión y segunda mano a sólo un click de distancia, además de un buscador con todo tipo de filtros con los que acotar tu búsqueda lo máximo posible (tamaño, combustible, precio, potencia, etc… incluso por etiqueta DGT).

    En Motor.es encontrarás la mejor oferta de segunda mano de la red.

    Además de tener herramientas tan útiles como la del Seguro de coche, Tasar coche gratis, Coches clásicos, Financiación o la anteriormente mencionada para pedir el informe del vehículo, tienes acceso gratuito a las fotos y características del coche, así como el método de contacto y solicitud de información al vendedor. Igualmente, podrás seleccionar un aviso para el caso de que el modelo que te interese baje de precio y visualizar modelos similares también a la venta.

    No nos engañemos, comprar un bien de segunda mano siempre entraña cierta incertidumbre, pero siguiendo todos estos pasos es muy probable que disfrutes de un coche en buen estado durante muchos años. ¿Te animas?

    Fotos: Freepik