¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Concours of Elegance 2016 en el Castillo de Windsor

16

La edición 2016 del Concours of Elegance británico volvía a tener lugar en las dependencias del Castillo de Windsor, cerca de Londres.

Esta edición 2016 ha vuelto a ser todo un escaparate no solo de marcas británicas, que tienen un protagonismo especial, además podemos encontrar raras piezas de coleccionista con mucha historia y pedigrí.

Maserati Tipo 200 SI

El primer fin de semana de septiembre ha sido la fecha escogida por la organización del Concours of Elegance 2016 británico, que en esta edición se volvía a celebrar en el Castillo de Windsor. Una cita típicamente británica en el que como marcan las normas de etiqueta, incluso el horario es parte fundamental del programa de exhibición.

Celebrado en los jardines del imponente Castillo de Windsor, situado cercano al Támesis, al oeste de Londres, como cada año esta cita acoge a lo más granado de la cultura del motor británica. Aunque lejos de lo que pudiera parecer, entre la enorme afluencia de participantes que acuden anualmente, no solo encontramos ejemplos de las firmas nacionales, de la que sin duda hay una destacadísima representación, también encontramos muchos otros modelos de muy distintas marcas y épocas.

El concurso anual recibía a sus participantes y expositores desde la misma mañana del viernes, con la apertura de las puertas a todos los participantes, que recorren para llegar el “camino largo” del castillo, resultando en una espectacular visión desde tempranas horas de la llegada de los propios vehículos.

Panorámica del patio central.

El certamen termina de la misma manera, con la caravana de vehículos que se forma al ir saliendo todos a la vez, por el mismo camino de entrada una vez dan las 17:00 horas del domingo, en lo que se denomina “La Gran Salida”.

El boato y el mimo con el que la organización plantea este evento no tiene parangón, ya que la propia Guardia Real británica formaba parte integrante del escenario. No en vano, este evento es atendido por miembros de la Casa Real británica.

En esta edición 2016 se han podido reunir en los jardines del Castillo de Windsor no pocos ejemplares en un estado de forma impecable, tanto de los propios participantes al concurso de elegancia, reunidos en el césped del patio central del castillo, como del resto de asistentes al evento, ya fueran privados como de los diversos clubs oficiales británicos que se desplazaron a estas instalaciones durante el fin de semana. Que optaron a diversos galardones como el Jaguar Trophy, que este año recaía en un XK120 DHC, el RAC Spirit of Motoring o el Best in Show, en el que los mismos propietarios de los vehículos participantes al concurso votan al mejor de los ejemplares mostrados en la hierba del patio central, que este año era para un espectacular Hispano-Suiza Dubonnet Xenia.

Ferrari Testarossa Spider Valeo ex Gianni Agnelli.

Entre las docenas de participantes, encontramos algunas piezas muy curiosas y llamativas, como el Ferrari Testarossa spider con el que la marca italiana y Pininfarina obsequiaban a Giovanni Agnelli, patrón de Fiat, el único Testarossa convertible que fue fabricado oficialmente por Ferrari y que era subastado en febrero de este año por Artcurial Motorcars en el evento Retromobile de París, donde alcanzaba un precio superior al de sus estimaciones más altas, 1.21 millones de euros, el doble de su estimación mínima.

Este ejemplar no es el único Testarossa convertible que existe actualmente, sin embargo sí que es el único realizado oficialmente por la firma de Maranello, ya que el resto son solo meras conversiones realizadas por carroceros independientes o la propia Pininfarina.

Otro modelo muy especial de la marca italiana que podíamos ver en los jardines del Castillo de Windsor era uno de los pocos ejemplares nacidos del Ferrari 288 GTO Evoluzione. Prototipos basados en el 288 GTO de 1984 que fueron desarrollados para competición posteriormente y que nunca llegaron a pisar un circuito por el cambio de reglamentación.

Ferrari 288 GTO Evoluzione.

Estos modelos fueron la base que empleó Ferrari para desarrollar el que a la postre sería considerado el deportivo definitivo de la marca, el F40. En los mismos paneles de la carroceria de los GTO Evoluzione podemos encontrar algunos de los rasgos que más tarde descubriríamos en el F40, como los paneles de las puertas, los pilares, el ensanchado capó delantero con salida de aire lateral tras el paso de rueda o las propias entradas de aire laterales.

La mecánica del F40 también era una evolución del V8 de doble turbo que animaba a estos prototipos, que llegaban a contar hasta con 650 CV en su configuración de turbo más apretada. Estos escasos prototipos continúan en manos privadas y es muy raro avistarlos fuera del calendario de grandes citas.

Modelos menos conocidos por el gran público y que formaron parte del escenario del concurso de este año fueron el Aston Martin DB2 prototipo, vehículo personal del propio David Brown, el cuarto chasis fabricado del DB2 y el segundo en contar con motor de seis cilindros, y un Alfa Romeo 1750 GS 6C Figoni Coupé, que obtenía la victoria de su categoría en las 24 Horas de Le Mans de 1935.

Ferrari 250 GTO ex Graham Hill.

También podíamos encontrar un Alfa Romeo 8C 2300 Viotti Coupé, restaurado tras haber sufrido un curioso accidente contra un elefante, un UW 225 Erdmann & Rossi Roadster, uno de los primeros vehículos de tracción delantera fabricados por Audi, durante la época de Auto Union en la década de los treinta.

Destacables también fueron los Maserati Tipo 200SI, un espléndido Ferrari 250 GTO perteneciente a un ex ejecutivo de Microsoft y que lucía el mismo color blanco que tenía en su debut en Goodwood 1962, con Graham Hill al volante, o un Cunningham C-3 carrozado por Vignale.

Otros modelos más reconocibles por el público eran el prototipo Peugeot Oxia, el concept car que la marca francesa presentaba sobre un bastidor de competición, poco antes de su entrada oficial como constructor en Le Mans con el espectacular 905 de Grupo C. Además de un precioso Lamborghini Countach LP400 “Periscopio”, uno de los solo 150 Countach fabricados con el especial retrovisor central superior, a modo de periscopio, los más raros de toda la producción regular del deportivo italiano.

Hispano-Suiza Dubonnet Xenia, votado Best of Show 2016.

Junto a todas estas piezas, podíamos encontrardocenas de cuidados clásicos como un Porsche 911 Rallye participante en el Rallye de Montecarlo de 1965 o los Fiat 8V Berlinetta, Alfa Romeo 6C 2500 y Ferrari 500 Superfast, entre otros muchos.

Fotos: Concours of Elegance Windosr Castle 2016

Noticias relacionadas

Concours of Elegance 2016 en el Castillo de Windsor
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto