¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Un Lancia vence por primera vez en Pebble Beach, lo mejor de Monterey 2016

10

Un Lancia Astura Pinin Farina Cabriolet de 1936 anteriormente perteneciente a la propia Pininfarina y al cantante Eric Clapton ha sido el ganador absoluto del Pebble Beach Concours d´Elegance 2016.

La primera victoria de un Lancia en este certamen fue el broche perfecto para una semana cargada de presentaciones y espectaculares eventos.

Ferrari 750 Monza subastado en Monterey.

Este fin de semana terminaba uno de los eventos más importantes y llamativos del año, la Monterey Car Week, que concluía este domingo con el Pebble Beach Concours d'Elegance, el evento principal de esta cita que como cada año reúne a los deportivos y clásicos más raros y exquisitos en la península de Monterey.

Esta edición 2016 de la semana grande del motor ha vuelto a ser un éxito de participación, no en vano, todos los focos del mundo del motor han estado hacia esta zona del sur de la costa de California, donde hemos podido asistir a grandes presentaciones, como las ediciones limitadas Aston Martin Vanquish Zagato Volante, la versión roadster del Lamborghini Centenario o la barqueta de inspiración clásica Kode57, obra del genial Ken Okuyama, así como nuevos prototipos conceptuales, como el imponente Mercedes-Maybach 6 Concept o el Cadillac Escala concept, que adelanta el futuro de la marca premium estadounidense.

Así mismo, esta cita era la excusa perfecta para las presentaciones oficiales para el mercado norteamericano de algunos modelos, como el Bugatti Chiron, que estuvo acompañado por el prototipo Bugatti Vision Gran Turismo concept, o el Mercedes-Benz AMG GT R.

Kode57 de Ken Okuyama, su visión de las barquetas clásicas de los años 50.

Las subastas también formaban parte del espectáculo, con citas de las más importantes casas del planeta, como Bonhams o Gooding and Company, donde fueron puestas a la venta algunas piezas muy raras, como fue el caso del prototipo PB2-1 de 2003 del Ford GT vendido por Russo and Steele, que también pusieron a la venta un magnífico Jaguar XJ220 con solo 871 kilómetros de uso. Como todos los años, estas subastas lograron batir algunos récords, y en esta edición se lograron batir unas cuantas marcas.

Por un lado, el primer ejemplar fabricado del AC Cobra, ejemplar responsable de parte de la leyenda del modelo y perteneciente al propio Carroll Shelby, no solo batía todos los registros anteriores del modelo, además se convertía en el modelo norteamericano más caro vendido jamás en una subasta. El mismo hecho sucedía con un Jaguar D-Type, bastidor XKD 501, que se convertía en el modelo británico por el que se había pagado más en subasta pública, entrando además en el Top ten de modelos más caros de la historia, gracias a su extraordinaria puja de 21.780.000 dólares.

En total, más que docenas, fueron cientos de modelos que cambiaron de manos estos días en los distintos eventos que tuvieron lugar en al costa de Monterey, ya que además de las propias subastas organizadas, en las distintas concentraciones y exposiciones no son pocos los vehículos que son puestos a la venta.

Reunión de ejemplares del Lamborghini Miura.

A lo que se sumaban los centenares de deportivos y clásicos que prestaban las marcas o con los que los propios aficionados acudían al evento, conformando una fantástica exhibición, como la que cada año se junta en el evento “The Quail. A Motorsport Gathering”, con algunas de las piezas más llamativas del planeta, donde también encontrábamos exposiciones especiales entre los que destacaron la reunión de los más importantes BMW por la conmemoración del centenario de la marca o la celebración del 50 aniversario del Lamborghini Miura, con docenas de ejemplares presentes del deportivo italiano.

Una semana repleta de eventos, exhibiciones y desfiles donde el automóvil exclusivo era el auténtico protagonista, aunque de los cientos de clásicos presentes, el protagonista absoluto, como cada edición, no era otro que el modelo ganador del Concurso de Elegancia de Pebble Beach, que se celebra el último día, coronando la semana y donde son presentados los clásicos más raros y mejor cuidados.

En esta ocasión, el vencedor absoluto y merecedor del Premio Best of Show fue un Lancia Astura Pinin Farina Cabriolet de 1936, un imponente descapotable que lograba vencer a un Delahaye 165 Figoni & Falaschi Cabriolet de 1938 y a un Stutz DV-32 LeBaron Convertible Victoria de 1931. Como es habitual, un clásico de la época de entreguerras fue el vencedor absoluto, ya que solo ha habido una ocasión, desde que en 1968 un Maserati Mistral de 1964 ganara el premio, en la que un modelo de la segunda mitad del siglo XX haya logrado tal honor, que recayó en un Ferrari 375 MM Scaglietti Coupe de 1954, un precioso coupé plateado que además ha sido el primer Ferrari en lograr la corona en Pebble Beach.

Lancia Astura Pinin Farina Cabriolet de 1936 Best of the Show 2016

El vencedor de este año también ha sido el primer Lancia en lograr el Best of the Show en Pebble Beach, aunque para ello argumentos no le faltaron, ya que su actual propietario lo sometió a un intenso trabajo de restauración que llevó más de seis años, tras adquirirlo en 2009.

Con una vida bastante interesante, este Lancia Astura anteriormente perteneció al cantante Eric Clapton, quien llegó a describirlo como "lo más divertido que he hecho fuera del escenario y fuera de la cama." Tras Clapton, la propia casa Pininfarina adquirió el modelo, que formó parte de su extensa colección durante años.

El Lancia Astura no solo ganó en su clase, necesario para poder optar al Best of The Show, además logró hacerse con el galardón Gwenn Graham al convertible más elegante.

Ejemplar antes perteneciente a Eric Clapton y la colección Pininfarina.

El ejemplar vencedor pertenece a la tercera serie del Lancia Astura, modelo que estuvo en fabricación desde 1931 a 1939 durante 4 series, todas ellas dotadas de motores V8 con ángulos entre las bancadas muy cortos, de 17 y 19 grados, de 2.6 litros las dos primeras series y de 3.0 litros las dos últimas. En el caso de la tercera generación, estuvo en producción desde 1933 hasta 1937, y fueron construidas 1.243 unidades, la más prolífica de las cuatro, que estaban disponibles tanto en formato de chasis corto como largo.

En resumen, otro año más, el Pebble Beach Concours d´Elegance y los eventos que rodean a este, volvieron a ser uno de los acontecimientos más llamativos e importantes del año. En los que los asistentes tuvieron la ocasión de admirar muchos modelos que durante todo el año se encuentran a buen recaudo en sus colecciones o museos, y que salvo en estas grandes ocasiones, raramente se dejan ver.

Noticias relacionadas

Un Lancia vence por primera vez en Pebble Beach, lo mejor de Monterey 2016
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto