¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Youxia X, la copia china del Tesla Model S

    Javier Costas
    Javier Costas

    La berlina eléctrica más exclusiva del mundo tampoco se ha librado del copia y pega de fabricantes chinos, y este es el resultado, el Youxia X. En realidad será un competidor del Tesla Model III, un modelo más pequeño que el Model S.

    Exteriormente el Youxia X impone, no se han olvidado de dibujarle frenos de disco perforado con pinzas coloreadas como las de alto rendimiento. Sentido del humor no les falta

    Aunque no hablamos de un clon descarado como el Landwind X7, está claro de dónde ha salido la inspiración para este coche. Es un Tesla Model S más pequeño, con pinceladas de diseño de Lexus o Audi, que se empezará a fabricar a finales de 2016 en China. Detrás de él, un jovencísimo presidente con 28 años, y un grupo de 50 ingenieros.

    Acaba de ser presentado en China, los fotógrafos han podido verlo en "persona", aunque solo por fuera, dado que no está terminado. Para las imágenes del interior nos tenemos que conformar con el resultado de infografía en 3D. La copia promete, al menos en el papel.

    Youxia Motors afirma que tendrá un motor eléctrico con casi 350 CV de potencia y un par máximo de 440 Nm. Eso le permitirá alcanzar 100 km/h en 5,6 segundos, la velocidad máxima no ha trascendido. En principio, el diseño parece muy aerodinámico y eso debería favorecerle.

    No es exactamente una copia del Tesla Model S. El presidente de la compañía declaró haberlo visto en un sueño, el año pasado

    ¿Y qué hay de la autonomía?

    Se ofrecen tres paquetes de baterías de ión-litio, de la misma forma que hace Tesla con el Model S. La potencia de salida parece ser la misma, lo que cambia es la autonomía y, evidentemente, el precio:

    Al igual que los Tesla, soporta recarga rápida, hasta 270 km de autonomía en media hora. Estamos hablando de un consumo eléctrico aproximado de 18,2-18,5 kWh cada 100 kilómetros. Por lo tanto, esa recarga rápida sería a una potencia de por lo menos 100 kW, el doble de lo que entrega un punto de recarga rápida estándar en Europa.

    No se han facilitado tiempos de recarga lenta, pero son fáciles de calcular. En un enchufe con 16 amperios y 230 voltios (3,68 kW), las baterías de 40 kWh se cargarían en menos de 11 horas, mientras que las de 85 kWh necesitarían 23 horas como mucho. Al igual que el Tesla Model S, para hacer viajes largos depende de cargadores de mucha potencia.

    Un diseño elegante que toma su elegancia de diseños actuales

    Genes de "El coche fantástico"

    Si os digo que este coche tiene inspiración en la serie de televisión "El coche fantástico", nadie verá el menor parecido. Ahora bien, el nombre de la serie en chino es "霹雳游侠", y la marca Youxia se escribe "游侠". No hay que saber chino para encontrar la coincidencia en los dos últimos símbolos.

    Youxia viene a significar "caballero andante" en castellano

    En la parrilla central, que va tapada como en el Model S y otros tantos modelos eléctricos, se esconde una pantalla LCD que puede mostrar lo que se desee. Puede enseñar el logotipo de la marca, una imagen personalizada o el escáner tan famoso de KITT. En Europa dudo que eso se pueda homologar.

    Por otra parte, el sistema operativo que gobierna la enorme pantalla táctil del interior, otra copia descarada de Tesla, se llama KITT OS, a su vez basado en Android. Los precios van de 200.000 a 300.000 yuanes, incluyendo una subvención gubernamental de 90.000 yuanes. Al cambio, hablamos de 29.100 a 43.700 euros.

    La pantalla táctil incluye aplicaciones, y una de ellas imita (cómo no) el sonido de motores de coches de amplio prestigio, como Ferrari o Jaguar. También promete conectividad con relojes inteligentes, conexión a Internet por WiFi, TV...

    Evidentemente es más barato que el Tesla Model S, que se fabrica en Estados Unidos y está gravado por un impuesto a la importación. Puesto en la calle en un concesionario de Europa, costaría más, porque hay que añadir aranceles e IVA, no pagaría impuesto de matriculación al no emitir gases.

    Una vez más, hay que recordar que no es un Tesla, es un coche que imita a un Tesla. Youxia Motors lo único que ha hecho en su breve historia es enseñar un prototipo, Youxia One, que ha desaparecido de su página Web como si nunca hubiese existido. Pretenden vender los coches a principios de 2017.

    Difícilmente se venderá fuera de China

    Seguramente Tesla llevará a Youxia Motors a los tribunales, pero considerando la connivencia patria hacia el diseño "copiacreativo", Tesla se gastará dinero para nada. Mientras Tesla no fabrique en China con un socio local, no podrá competir en precio con ese coche, ni aunque sea el Model III. Por cierto, este coche saldrá a la venta un poco antes que su -ejem- competidor americano.