¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

¿Cuánto cuesta cargar un coche eléctrico?

¿Qué es más caro viajar con un coche de gasolina o con uno eléctrico?

Existe un pensamiento muy popularizado sobre que una vez compras un coche eléctrico, puedes viajar gratis, ya que no pagas gasolina. Este pensamiento está completamente equivocado por supuesto, ya que, al igual que en un coche de motor térmico, la energía eléctrica cuesta dinero, pero ¿cuánto exactamente?. Vamos a comprobar cuánto nos costaría recargar nuestro coche eléctrico en casa y en un puesto de recarga público.

Todos sabemos que los coches eléctricos han llegado para quedarse, esto es un hecho. Mucho hemos hablado en Motor.es sobre este tipo de movilidad mucho más sostenible en el ámbito de las emisiones de gas nocivo, que los que equipan motorizaciones más tradicionales como gasolina, diésel o incluso híbridos, pues recordemos que estos últimos poseen un motor térmico que expulsan CO2 y aparte un motor eléctrico como apoyo al motor de gasolina o diésel.

Después de más de 1 siglo de experiencia, sabemos que repostar al completo un coche de combustible fósil, dependerá del precio que tenga en ese momento dicho líquido elemento. Actualmente, un coche con un tanque de gasolina de unos 50 litros, sabemos que repostarlo al completo nos costará unos 70 euros aproximadamente. Es fácil adivinar la cifra final de cuánto tendremos que desembolsar para realizar un trayecto: bastará con saber los kilómetros que recorreremos, el coste del litro de carburante y el consumo aproximado del vehículo cada 100 kilómetros.

Viajar con un eléctrico puede ser más económico que hacerlo con uno de combustión

Pero ¿cuánto nos costará recargar completamente un eléctrico?. La respuesta a esta pregunta puede tener varias respuestas, ya que calcular el coste de un recorrido con un vehículo eléctrico dependerá de numerosos factores, no podemos quedarnos únicamente con el dato del consumo por kilometraje. La fluctuación del coste del trayecto puede ondular en dónde y cuándo efectuemos la recarga, de la tarifa de la que disponga el lugar donde la realizaremos o incluso de la hora del día a la que lo hagamos.

Instalar punto de recarga en casa

Podríamos apostar mucho dinero sin riesgo a perderlo, de que en la cabeza de la gran mayoría de personas, se encuentra la idea de que si tienes un eléctrico puedes enchufarlo cuando estés en casa en un enchufe convencional, y al día siguiente disponer de una carga completa y algunos cientos de kilómetros para recorrer. Digamos que no está muy alejada esta idea de la realidad, aunque con algunos matices. Lo más razonable, así como lo más habitual es que una vez compras un vehículo eléctrico, instales un cargador individual en tu plaza de garaje. Este garaje no tiene por qué ser propiedad única de una persona, ya que también podrías instalarlo en uno comunitario sin mayor problemas. Podríamos decir, que instalar un puesto de recarga en la vivienda sería imprescindible para aprovechar todas las ventajas que ofrece este tipo de movilidad.

En caso de disponer de una vivienda y garaje unifamiliar, lo más óptimo sería instalar un Wallbox o punto de carga, lo que aumentaría la potencia de la recarga y disminuiría el tiempo de enchufado del vehículo. Este punto de recarga tiene un precio aproximado de unos 1.000 euros, aunque existen algunas ayudas del gobierno para poder realizar la instalación a un precio inferior, o incluso algunas marcas se ocupan de su colocación una vez hayas adquirido algunos de sus coches eléctricos. Esto, principalmente, es más conveniente si utilizas el coche a diario, pues prácticamente te aseguras una carga completa en el momento de su uso, en cambio si te decantas por un enchufe convencional de 220V lo más probable es que la demora se multiplique considerablemente.

La recarga del vehículo la podremos hacer en nuestra propia vivienda o en instalaciones públicas

Si tu coche descansa en un garaje comunitario (lo más general en España), caben dos opciones para llevar a cabo esta instalación:

  • Cuando el garaje está situado en la misma comunidadque la vivienda, será posible adaptar la corriente contratada para nuestro propio hogar y realizar la instalación necesaria en nuestra plaza de garaje, de tal forma que el punto de suministro eléctrico para el vehículo será el mismo que el de la vivienda, lo que hará que únicamente tengas que pagar una factura, tal y como se hace ya generalmente.
  • Cuando el garaje está situado en otra comunidad: Para esta situación concreta se dificulta un poco la burocracia, ya que habría que instalar un contador específico en esa otra comunidad, y por ende, otra factura aparte de la que ya paguemos por nuestra vivienda.

Debemos puntualizar que no debería ser necesario un aumento de potencia de luz, aunque sí sería recomendable en la mayoría de casos, ya que los coches eléctricos actuales, al disponer de grandes baterías, lo más probable es que necesitemos una potencia mayor para realizar una carga completa más rápidamente.

De hecho, algunas compañías de suministro eléctrico poseen tarifas especialmente diseñadas para añadir el uso de recarga de coches eléctricos, ya que tienen una gran oscilación de precios entre el día y la noche, así como una cabida de potencia muy por encima de lo normal, pudiendo superar los 10 kW, estas son las llamadas tarifas 2.0DHS. Las oscilaciones de precios por kWh consumido podemos consultarlas en la web de ESIOS, Portal de Transparencia de la Red Eléctrica Española.

En esta gráfica podemos ver los diferentes escalones de tarifas diarias

Como he dicho, sus oscilaciones horarias permiten realizar la recarga de nuestro vehículo eléctrico en horario nocturno (lo más normal), cuando la demanda de electricidad es considerablemente más reducida. De hecho, este tipo de tarifa tiene 3 tramos bien diferenciados:

  • El periodo Punta, el más caro de todos y abarca desde las 13 horas hasta las 23 horas de la noche
  • Periodo Valle, posee un coste algo menor que el anterior y comprende desde las 23 horas de la noche hasta la 1 de la madrugada, y desde las 7 de la mañana hasta las 13 horas. Es un período intermedio entre el aumento de la tarifa Punta y el descenso de la tarifa siguiente.
  • El período de Super Valle engloba aproximadamente desde la 1 de la madrugada hasta las 7 de la mañana. Al ser la franja de tiempo más económica es la mejor para decidirnos a cargar nuestro vehículo, aunque también la más lógica y razonable, pues por las noche solemos tener el coche estacionado, y en este caso concreto, tenerlo cargado al completo para ir al día siguiente a nuestros quehaceres diarios.

Además de la mencionada Tarifa 2.0DHS, en el mercado se encuentran otras con diferente tarificación llamadas 2.0A y 2.0DHA. La diferencia principal entre estas tres son sus horarios para establecer un precio u otro. En la 2.0A será una tarifa plana única donde todas las horas del día se cobrarán a un precio idéntico, la 2.0DHA por su parte es muy parecida a la 2.0DHS pero incluyendo aquí una diferenciación horaria de verano e invierno.

Si ahora volvemos un poco más arriba y miramos la web de ESIOS de nuevo, veremos como la tarificación de 2.0DHS a la 1 de la madrugada alcanza su punto mínimo de coste, actualmente en 0,037 euros el kilovatio hora. Este no será un precio cerrado final, sino que a este hay que añadirle más de un 5% del Impuesto sobre la Electricidad y su correspondiente IVA (21%). Por lo que esta cifra se verá incrementada hasta 0,055 euros/kWh. Recordemos que esta cifra será la mínima a la que podremos encarar.

Si comparamos esta tarifa con las otras dos existentes (2.0A y 2.0DHA) obtendremos a la misma hora que la mencionada anteriormente (1 de la madrugada) las siguientes cifras de coste por kWh consumido con todos los impuestos ya incluidos: 0,110 €/kWh para la 2.0A y de 0,063 €/kWh para la 2.0 DHA. Como podemos ver en esta franja horaria sale victoriosa la 2.0DHS pero muy próxima a la 2.0DHA. Pero, ¿cómo se traduce esto a efectos prácticos?.

Ejemplo práctico

Contemos con que tenemos un coche eléctrico con un consumo medio de unos 16 kWh cada 100 kilómetros, este es un dato que ya pudimos obtener en nuestra prueba del Honda e, el coste de recarga por esta cantidad sería el siguiente, dependiendo de cada una de las tarifas:

Como podemos comprobar en la tabla, la tarifa 2.0DHS es la más óptima para cargar nuestro vehículo eléctrico, siempre y cuando lo hagamos durante el periodo de Super Valle, ya que en caso de hacerlo en el Punta podríamos encontrarnos una cuantía que se multiplicaría notablemente.

El Nissan Leaf es uno de los eléctricos más vendidos en nuestro país

Pero para que nos hagamos una idea más cercana a los datos que hemos expuesto, hemos cogido algunos de los coches eléctricos más vendidos durante el último año, y comprobado a cuánto ascendería el coste de una recarga completa, teniendo en cuenta los datos que hemos comentado anteriormente en la tabla.

Como vemos, según estos datos, los coches eléctricos salen claramente victoriosos en la batalla por la eficiencia económica frente a los vehículos de combustión tradicional, diésel o gasolina. Pero si hacemos un análisis del coste de mercado, podremos ver como un coche con motor térmico sigue siendo la mejor opción, ya que el precio de compra de un eléctrico, en algunos casos puede llegar a triplicar el de su homólogo de gasolina, por lo que estaríamos hablando de un rango de amortización de varias decenas de miles de kilómetros al año. Muy pocos puede decir que realizan esta cifra de kilómetros anualmente.

Como vemos, en el marcador de este Renault ZOE, tuvo un consumo medio de 14,1 kWh

Coste de cargar un eléctrico en un cargador público

Después de ver todos estos datos traducidos a cantidades reales de dinero, queremos emprender un viaje, o simplemente utilizar nuestro coche para diario como haríamos con cualquier otro coche diésel o gasolina, y queremos saber el coste de cargar nuestro vehículo en algún puesto de recarga público. Esto no es tarea sencilla, puesto que los precios fluctúan según horario, días de la semana, potencia de recarga o si es de una marca u otra.

Ya vemos que las variables son muchas. En cuanto a precios, existen puntos de recarga gratuita. Estos no son habituales ni mucho menos, pero lo más normal será que los encontremos en centros comerciales y tendrán un tiempo limitado y una recarga no demasiado rápida. Pero como he dicho, estos no son los más habituales, así que lo mejor será que nos centremos en los que sí son más generalizados en nuestro país.

Podemos dividir los tipos de recarga en:

  • Lenta: Está pensaba para un uso similar al de nuestro propio garaje. Esta se realiza a un máximo de 3,7 kW. Será la que nos encontraremos más comúnmente en centros comerciales o supermercados. Nos garantizarán una carga más o menos justa para llegar de nuestra casa a dicho centro y viceversa. Esperar una carga completa de este tipo de enchufes nos llevará aproximadamente entre 6 y 8 horas, y como he mencionado anteriormente, los centros de compras suelen tener limitado el tiempo de uso.
  • Semi-rápida: Aunque es menos común, también puede darse la situación de que encontremos este tipo de puestos en algún centro comercial. Este se basa en el dispositivo Wallbox y es el obligatorio, según la legislación española, para los puntos de recarga de uso público, de ahí que en la práctica totalidad de casos deberemos pasar por caja para hacer uso de este dispositivo, aunque sea en centros comerciales o supermercados. Suele tener una potencia de carga de más de 7,2 kWh por lo que para cargar un vehículo eléctrico medio tardaremos unas 4 horas aproximadamente.
  • Rápida: Es el más usual para distancias de largo recorrido, es decir, el que nos encontraremos en una estación de servicio de una autopista. Son los que más potencia de carga poseen, alrededor de 50 kWh. De hecho, su potencia es tal que no es recomendable su uso habitual ya que podría perjudicar la salud de nuestra batería. Este puesto nos garantizará una carga completa en algo menos de 1 hora para algunos eléctricos.
Renault ZOE en proceso de recarga en una estación pública

Ya que hemos visto que en algunos casos la recarga lenta o semi-rápida podremos encontrarla de forma gratuita y si es de pago dependerá de los estipulados en equis centro comercial o supermercado, nos centraremos en la recarga rápida, la cual sí podremos consultar unos precios más o menos cerrados y estables. Hacemos la comparación entre diferentes proveedores:

Los precios de la tabla están ordenados desde el más cuantioso al más económico, y son las tarifas estipuladas para este año 2020. Para ser exactos hay algunas objeciones dentro de algunos de estos precios: Ionity plantea la tarifa de 0,79 euros por kWh, pero será únicamente para los propietarios que no tengan contratada una tarifa de carga especial con algunos fabricantes como el Grupo Volkswagen, BMW, Mercedes, Ford, Kia o Hyundai. Por otra parte Easycharger posee un convenio con Nissan para que los propietarios de los modelos eléctricos de la firma nipona, disfruten de un 50% de descuento en sus recargas, lo que sitúa el coste en 0,15 €/kWh. En la lista podemos observar como Tesla es la más económica de todas, pero esto tiene letra pequeña, y es que en los supercargadores de Tesla únicamente pueden cargar sus baterías los coches de la misma marca. Olvídate de llegar con tu Nissan Leaf a recargarlo en uno de estos postes.

Posiblemente el eléctrico más caro que se comercializa actualmente en España, el Tesla Model X

Como ejemplo del coste que implica la recarga en algunos de estos proveedores, vemos como el Renault ZOE (eléctrico más vendido) recargaría al 100% su batería en Ionity por 41,08 euros, en la EMT Madrid por 20,80 euros o en Easycharger por 15,60 euros. El Tesla Model 3, por su parte, tiene la batería con mayor capacidad de todos ellos, y los precios de recarga se elevarían hasta los 59,25 euros en Ionity, 30 euros en la EMT Madrid o los 21,75 euros en el propio supercargador de la marca.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto