Dakar 2019: Así se construye el Mini JCW Buggy de Sainz

Foto 1
  • Foto 2
  • Foto 3
  • Foto 4
  • Foto 5
  • Foto 6
(10 fotos)
  • Mini X-Raid ha empleado cuatro semanas para dar vida a cada una de las unidades del Mini JCW Buggy que estarán en el Dakar.
  • Todo el sistema eléctrico han sido desarrollados por X-raid, excepto la electrónica de gestión del motor, que es de BMW.

Mini X-Raid ha desdoblado su proyecto en el Dakar tras apostar firmemente por el nuevo Mini JCW Buggy. Aprobado su desarrollo en febrero de 2017, el vehículo 4x2 del equipo alemán debutó en el Dakar 2018, si bien no es hasta la edición de este año cuando el proyecto ha tomado tintes más serios. No obstante, a los mandos de los Mini JCW Buggy estarán Carlos Sainz, Stéphane Peterhansel y Cyril Despres, tres de los pilotos más rápidos de la especialidad. Todos ellos intentarán sacar el máximo partido a un Mini JCW Buggy que ha sido diseñado por más de 50 ingenieros de X-Raid.

Ocho meses después del inicio del proyecto, el primer prototipo del Mini JCW Buggy ya rodaba en el desierto y aunque debutó en el Dakar, no ha sido hasta la llegada de Carlos Sainz a X-Raid cuando se ha realizado un verdadero desarrollo de este buggy 4x2. Una vez completada esta fase, la construcción de cada unidad del Mini JCW Buggy ha llevado casi cuatro semanas. Este proceso parte de la creación de un chasis multitubular por parte de CP Autosport, empresa encargada de realizar la jaula de seguridad de los coches del DTM o el halo de la Fórmula 1.

Cuando el equipo recibe los bastidores, se envían a Faster para acoplar la carrocería de plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP) y Kevlar a la estructura tubular y al subchasis. A partir de ahí se montan los elementos de aislamiento y los depósitos de combustible. El siguiente paso es la instalación del motor, basado en el propulsor BMW 50d de producción, así como de la caja secuencial de seis velocidades X-Trac, diseñada de forma exclusiva para su rápida extracción y sustitución. En esta fase también se instalan el tren de rodaje, con la dirección, transmisión, suspensión y frenos.

En una ultima fase se realiza el montaje de los distintos radiadores y sistemas hidráulicos, así como el cableado y los sistemas eléctricos. Todo el sistema eléctrico y los distintos elementos de gestión electrónica han sido desarrollados por X-Raid, salvo los que implican la gestión del motor, que son obra de BMW. A partir de ahí, se completa el habitáculo con toda la instrumentación necesaria para afrontar cada etapa del raid más duro del mundo. El proceso de montaje termina con los asientos, sobre los que Carlos Sainz y Lucas Cruz buscarán lograr su segundo Dakar consecutivo.

Fotos: Mini España

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto