¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Pieza única: reaparece el raro De Tomaso Pantera GTS ‘Tony Mantas Prototipo’

    Pieza única: reaparece el raro De Tomaso Pantera GTS ‘Tony Mantas Prototipo’
    15
    De Tomaso Pantera GTS ‘Tony Mantas Prototipo’Artcurial
    Sergio J. Cabrera
    Sergio J. Cabrera8 min. lectura

    Uno de los ejemplares más extraños de la dilatada producción del De Tomaso Pantera fue vendida con mucha discreción la pasada semana en París, el De Tomaso Pantera GTS ‘Tony Mantas Prototipo’, un ejemplar único creado para un amigo de Alessandro de Tomaso.

    En la reciente subasta de Artcurial en París ha sido vendida una pieza muy particular, aunque poco conocida incluso para los aficionados más acérrimos de la firma fundada por Alessandro de Tomaso. Lo que es bastante inusual, pues cuenta con una de las configuraciones más extravagantes y llamativas de toda la producción del deportivo italiano, el De Tomaso Pantera GTS ‘Tony Mantas Prototipo’.

    A pesar de su rareza, este ejemplar del De Tomaso Pantera GTS fue anunciado y vendido con suma discreción, algo impropia de las peculiares características del modelo, en la misma subasta donde también fue puesta a la venta la impresionante colección de bestias del Grupo B del museo Manoir de l’Automobile. Una pequeña colección completa de verdaderos deportivos de competición de la época más gloriosa del mundo de los Rallyes, con piezas como el Audi Sport Quattro S1 E2, el Lancia Delta S4, el Peugeot 205 T16 Evolution 2 o el Ford RS200, entre otros.

    Su carrocería ha sido modificada en varias ocasiones.

    Han sido los chicos de la publicación Autoevolution los que se han percatado de la venta de este ejemplar, del que curiosamente no ha trascendido su precio final, ni mucho menos la identidad de su nuevo propietario. Por lo que suponemos que ha sido vendido de manera posterior a la subasta, de manera totalmente privada.

    Tony Mantas

    El nombre de este ejemplar único nos da la primera pista de su naturaleza y origen, pues fue creado a petición del empresario Constantin ‘Tony’ Mantas, amigo personal del propio Alessandro de Tomaso. De ahí que la compañía del argentino decidiera crear este ejemplar único dotado de las especiales características solicitadas por el empresario griego y que lo convierten en una de las unidades más extrañas de toda la producción del deportivo de motor central.

    Como podemos ver en las imágenes facilitadas por la casa de subastas gala, este cuenta con un extraño kit de carrocería destinado a absorber unos ejes notablemente más anchos y numerosos retoques en el exterior, aunque todas estas modificaciones no fueron fruto del pedido original, pues el empresario solicitó varios cambios y nuevas modificaciones posteriormente a la propia De Tomaso.

    Constantin ‘Tony’ Mantas con el modelo en su configuración inicial.

    En el exterior encontramos los pasos de ruedas notablemente ensanchados que originalmente respetaban los paneles de carrocería originales y añadían unos arcos de color negro bastante abombados. Estos fueron sustituidos posteriormente por un panel completamente nuevo realizado presumiblemente en fibra de vidrio y que cuenta con unas extrañas líneas de expresión que además aparecen resaltadas en color negro. En la zona trasera notamos la ausencia del paragolpes y podemos ver la enorme anchura de los ejes gracias a la nueva distancia que queda entre las ópticas, que conservan su posición original, y los nuevos laterales, además de las enormes gomas que monta en el eje posterior.

    En la zona delantera también encontramos pequeños cambios relacionados con la nueva anchura de los ejes y algunas modificaciones en el frontal, que cuenta con nuevas superficies planas flanqueando la parrilla y un discreto spoiler central que dudamos tenga efecto aerodinámico de ningún tipo, pues termina contra una superficie casi vertical. En los laterales encontramos los extraños nervios de color negro que dibujan el contorno de los pasos de rueda y las nuevas taloneras sobre las que se encuentran los adhesivos con el nombre de la marca, pero no del modelo, pues Mantas solicitó expresamente no instalar los adhesivos habituales con la palabra ‘Pantera’.

    Aunque en las imágenes más antiguas podemos ver como toda la zona inferior de la carrocería y los pasos de rueda eran de color negro, en revisiones posteriores en la fábrica se adoptaron los nuevos paneles laterales de color blanco y la estética actual, bastante más alejada del diseño original del Pantera.

    En el habitáculo también encontramos varios cambios, como es el caso del salpicadero y la consola central totalmente revestidos de piel blanca, otra de las especificaciones solicitadas por Tony Mantas a Alessandro de Tomaso y que contrasta enormemente con la piel de color negro que reviste el resto del habitáculo al completo, incluyendo paneles de puertas, asientos y volante.

    En su última serie de modificaciones se instalaron inserciones de madera en el salpicadero, junto con un techo transparente y una configuración en blanco y rojo, aunque de esos elementos ya no queda nada, como tampoco de las lamas negras que ocultaban el capó motor o los pilotos traseros circulares.

    El historial de este ejemplar es de lo más curioso, pues aunque Tony Mantas puso mucho empeño en personalizar esta unidad y le dio uso durante varios años, llegado cierto momento simplemente se desentendió del Pantera y lo abandonó a su suerte. Esto sucedió en 1985, cuando la policía italiana incautó el deportivo por montar unas placas de matrícula no válidas y el empresario griego simplemente no se molestó en recuperarlo jamás. Por lo que tras varios años en posesión de la policía terminó siendo subastado en 1992 por dicho cuerpo, siendo adquirido por un coleccionista europeo. Como es de esperar, el ejemplar se encontraba en muy mal estado y no fue restaurado hasta el año 2010, cuando recuperó el aspecto que muestra ahora.

    El interior ahora muestra su configuración original.

    Aunque no vamos a decir que se trate de un ejemplar especialmente atractivo del De Tomaso Pantera, pues resulta incluso más extraño que las últimas versiones lanzadas por la marca, 20 años después de su presentación original y que parecían simples ejemplares tuneados, lo cierto es que el De Tomaso Pantera GTS ‘Tony Mantas Prototipo’ no deja de ser una pieza única y muy destacada de la historia de la marca y del modelo, por lo que es una pieza de colección a tener en cuenta.

    Fuente: Autoevolution

    Pieza única: reaparece el raro De Tomaso Pantera GTS ‘Tony Mantas Prototipo’