¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Doblete de Toyota sobre Rebellion en el regreso del WEC en Spa

    El Toyota 7# de López, Conway y Kobayashi se lleva la victoria en Spa en una carrera marcada por la intensa lluvia.

    Problemas mecánicos lastraron a Roberto Merhi, en el Ligier #35 del Eurasia. Miguel Molina, con el Ferrari #71, lejos del podio en LMGTE-Pro.

    Toyota 7#
    El Toyota 7# bajo la lluvia durante las 6 horas de Spa

    Las 6 horas de Spa marcaron el regreso a la acción del WEC y no defraudaron. Una carrera movida, con tensión y variantes especialmente en la zona intermedia de la parrilla, propiciada por la lluvia que arreció en el valle de las Ardenas desde primera hora del día.

    Los Toyota consumaron un buen doblete sobre el Rebellion #1 de Senna, Menezes y Nato, con victoria para la estructura del coche #7, el de los veteranos Conway, López y Kobayashi. Estos superaron con relativa comodidad a sus compañeros Nakajima, Buemi y Hartley, que dieron el susto al hacer un 'splash&dash' a falta de 5 minutos para el final porque no podían completar la carrera con el combustible disponible.

    Con una salida tras el Safety Car debido a la gran cantidad de agua, la prueba no se resolvió hasta bien entrada la carrera. Los numerosos incidentes propiciaron la salida de varios coches de seguridad, como el que salió por el accidente de Paul Dalla Lana (un clásico) con el Aston Martin #98.

    No obstante, para serio, el golpe que se dio a falta de hora y media Thomas Laurent, con el Signatech Alpine #36. El francés se vio acorralado cuando estaba luchando con Van Eert, al volante del Oreca #29 del Racing Team Nederland, dándose un fuerte golpe. Se acabaron ahí sus opciones, ya que había sido uno de los coches que estaban luchando por la victoria de la siempre igualada categoría LMP2.

    En esa categoría corría Roberto Merhi, en el regreso del castellonense al WEC, pero un problema mecánico en su prototipo le lastró demasiado. Fue con él al volante, además, cuando se le quedó enganchado el cambio en una marcha y obligó a meterlo en boxes para que lo arreglasen. Volvió a pista, pero por el simple hecho de completar la prueba previa a las 24 horas de Le Mans.

    La victoria en la segunda clase de la carrera fue para el United Autosports #22 de Albuquerque, Hanson y Di Resta, que no resolvió su dominio en carrera hasta la recta final de la prueba.

    Porsche no deja margen en LMGTE-Pro

    Kevin Estre y Michael Christensen demostraron que Porsche son los auténticos reyes de la categoría LMGTE-Pro, si bien la victoria no se decidió hasta los últimos minutos de la carrera, ya que el Aston Martin #95 de Sorensen y Thiim acosó al coche ganador hasta los últimos metros, con más distancia frente al otro de Lynn y Martin. El Ferrari de Miguel Molina y Davide Rigon tuvo problemas, de nuevo, y se quedó muy lejos de los puestos de honor.

    La siempre entretenida, por lo sórdido, categoría LMGTE-Am se la llevó el Ferrari #83 que AF Corse ha alineado en esta carrera, con los veteranos Nielsen, Collard y Perrodo por delante del Porsche #77 de Dempsey Proton Racing, que había hecho la pole, y que acabó conformándose con el segundo puesto de Reed, Pera y Campbell.

    Fotos: Toyota Gazoo Racing