¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Quieren coches eléctricos, ¿y dónde los cargamos? Un dato desolador

    Quieren coches eléctricos, ¿y dónde los cargamos? Un dato desolador
    Antes de adquirir un coche eléctrico debemos tener claro cómo de sencillo será cargarlo a diario.Unsplash
    David Plaza
    David Plaza5 min. lectura

    El informe anual de ACEA alerta de que únicamente el 11% de los cargadores instalados en la Unión Europea son rápidos, es decir, de más de 22 kW. Esto complica la expansión del vehículo eléctrico y el cumplimiento de los objetivos de reducción de emisiones.

    Los fabricantes y diferentes asociaciones llevan tiempo alertando del problema que impide que los objetivos marcados para el coche eléctrico se cumplan. Y es que, independientemente de si la economía del usuario medio puede asumirlos o el desarrollo de la tecnología actual lo permite, las infraestructuras no están preparadas para asumir un uso rutinario generalizado.

    En este contexto, la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) alerta a los responsables políticos de la Unión Europea sobre un doble problema con la infraestructura de carga para automóviles eléctricos: y es que no sólo hay una flagrante falta de cargadores en toda la región continental, sino que muy pocos de ellos pueden cargar vehículos a una velocidad aceptable.

    Objetivos irreales

    «ACEA está haciendo sonar esta alarma ya que los gobiernos nacionales y el Parlamento Europeo están listos para preparar sus posiciones sobre el Reglamento de Infraestructura de Combustibles Alternativos (AFIR) propuesto por la Comisión Europea en julio», indica el comunicado de dicha asociación. El AFIR es un componente central del paquete climático europeo «Fit for 55», que también incluye nuevos objetivos de CO2 para automóviles.

    Es decir, las administraciones y gobiernos presionan a los usuarios y fabricantes para que contribuyan a cumplir los objetivos, pero no les proporcionan las herramientas adecuadas para lograrlo.

    «Sólo uno de cada nueve puntos de recarga europeos es un cargador rápido»

    «De unos 225.000 cargadores públicos actualmente disponibles en la Unión Europea, solo 25.000 son adecuados para la carga rápida», especifica ACEA. «En otras palabras, sólo uno de cada nueve puntos de recarga europeos es un cargador rápido (con una capacidad de más de 22kW). Los puntos de carga restantes (con una capacidad de 22 kW o menos) incluyen muchas tomas de corriente comunes o de jardín de baja capacidad», informa.

    No hay herramientas adecuadas

    Cargar un automóvil eléctrico utilizando una de estas 200.000 tomas de corriente de baja tecnología puede llevar hasta una noche entera. Por el contrario, el uso de un cargador rápido de alta capacidad puede reducir esto a menos de una hora. Los cargadores rápidos, sin embargo, todavía cuentan con un pírrico 11% de presencia en la red de infraestructura de Europa.

    «Para convencer a más ciudadanos de que se vuelvan eléctricos, tenemos que eliminar todas las molestias asociadas con la carga», dice el director general de ACEA, Eric-Mark Huitema. «Las personas necesitan ver muchos cargadores en su entorno diario, y estos puntos de carga deben ser rápidos y fáciles de usar, sin tener que esperar en largas colas».

    «La carga debería ser tan conveniente y simple como lo es el reabastecimiento de combustible hoy en día. Desafortunadamente, la propuesta de AFIR no es lo suficientemente ambiciosa como para lograr este objetivo. Además, está totalmente desalineada con los nuevos objetivos de CO2 propuestos para los automóviles», advierte Huitema.

    Por lo tanto, ACEA insta al Parlamento Europeo y al Consejo a que «refuercen significativamente la propuesta de la Comisión, con el fin de garantizar que Europa pueda construir una red densa de infraestructura de carga y repostaje, incluido un número suficiente de cargadores rápidos en cada Estado miembro de la UE para 2030».

    En España la situación es especialmente dramática, pues según los datos que maneja la empresa de cargadores eléctricos Wallbox a partir de la información recogida en Electromaps, más del 50% de los puntos de carga actualmente instalados en nuestro país están averiados o fuera de servicio.

    ¿Quieres conocer más datos que explican el fracaso del coche eléctrico en España en relación a Europa? No te pierdas este artículo en el que profundizamos sobre el tema.

    Fuente: ACEA