¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    El BMW Serie 8 cumple 25 años

    21

    Veinticinco años atrás, la compañía BMW presentaba el Serie 8, un GT de lujo que en estos momentos celebra un cuarto de vida en los alrededores de Munich. BMW ha organizado un evento donde más de 120 propietarios han acudido a la sede central de la marca bávara con uno de los modelos más famosos de BMW.

    Corrían los años 80' cuando la compañía alemana BMW tomó la decisión de fabricar un Gran Turismo, un vehículo de tres puertas, aspecto deportivo y capaz de albergar hasta cuatro ocupantes de la manera más placentera posible, acompañados de materiales nobles en el habitáculo. En 1984, tras realizar varios estudios de mercado, el coche empezó a tomar forma. Daba comienzo un proyecto arriesgado, con un elevado coste y siendo de futuro incierto.Prácticamente fueron necesarios más de cinco años para que el BMW Serie 8 viese la luz.

    Durante este tiempo, muchas pruebas fueron las realizadas, las cuales, en un primer momento, se ejecutaron bajo la carrocería de la Serie 6, un modelo que sirvió, tanto a ingenieros como probadores de la marca, para testar elementos fundamentales como fueron el chasis del vehículo o la dirección del mismo. El modelo estaba en camino, aunque aún le quedaba muchos kilómetros por recorrer para llegar a los concesionarios, momento que se alcanzaría a finales de 1.989.

    Una vez terminado la base del diseño y habiendo hechas las suficientes pruebas aerodinámicas en el túnel de viento, llegaba el momento de las pruebas con prototipos, unas mulas extremadamente caras, las cuales podrían llegar a costar entre 750.000 y 1 millón de euros de la época. En total fueron cien las unidades construidas para comprobar en la realidad las innovaciones creadas sobre la mesa y mentes de los ingenieros.

    Evidentemente, en BMW no estaban para desperdiciar el dinero en proyectos poco relevantes, pero este era todo lo contrario. Todo esto fue a partir de 1987, cuando únicamente quedaban dos años para su presentación oficial. Muchos de estos coches acabaron estrellados en pruebas de seguridad, otros en cambio, sirvieron para pequeñas pruebas de conducción a futuros clientes.

    En el año 1.988, antes de ser enviadas las primeras unidades a las carreteras de manera legal, BMW realizó más de 8.000 kilómetros de pruebas en el viejo trazado de Nürburgring Nordschleife, terminando de poner a punto el chasis del vehículo. Más tarde, los prototipos fueron enviados a Estados Unidos con el objetivo de testar el modelo bajo las extremas temperaturas del temeroso Death Valley así como de lugares de alta montaña donde el clima era completamente contrario.

    Poco después, una vez finalizado su diseño y mecánica, fue presentado al presidente de la compañía. A este último, no solo le gustó, si no que pidió a sus trabajadores que el vehículo se presentase al año siguiente en el Salón del Automóvil de Frankfurt bajo la denominación Serie 8, momento en el que daba comienzo la fabricación de las primeras unidades en la factoría de BMW en Munich.

    Hubo una versión V8 y otra V12 de 300cv.

    A nivel mecánico, el BMW Serie 8 llegó al mercado europeo bajo la denominación 850i. Este escondía bajo el capó un motor V12 de 5.0 Litros de cubicaje con una potencia máxima, enviada al eje trasero a través de una transmisión automática, de 300 CV. El par motor ascendía hasta los 450 Nm mientras que el peso final del conjunto quedaba cifrado en 1.790 Kg. La aceleración de 0 a 100 Km/h era de 6,8 segundos. Con el paso del tiempo, este motor fue sustituido por un V12 de 5,4 Litros y 326 CV. También apareció en escena el BMW 850 CSi, la variante más prestacional de la gama con una cilindrada de 5,6 Litros y una potencia de 381 CV.

    También haría una aparición en escena la denominación 840i, una variante con motor V8 de 4.0 Litros de cubicaje y 286 CV de potencia. Fue, sin lugar a dudas, la versión más comercializada en sus veinticinco años de historia. El BMW Serie 8 dejaría de fabricarse en 1.999 con un total de 30.621 unidades vendidas a nivel mundial.

    Días atrás, con motivo del 25 aniversario del BMW Serie 8, la comunidad de fans a nivel internacional del modelo se reunió en su ciudad natal de Baviera para celebrar el cumpleaños con eventos que incluyeron un espectacular desfile de 120 automóviles alredodor en la sede de BMW Group. En total, fueron más de 260 personas de 20 países diferentes quienes asistieron a la celebración teniendo la oportunidad de acceder al museo de la compañía así como observar verdaderas joyas del automovilismo.

    Fuente: BMW

    El BMW Serie 8 cumple 25 años