Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El Volkswagen ID.3 no ha despertado tanto interés como el Tesla Model 3, ¿por qué?

Las comparaciones son odiosas, pero vamos a hacerlas. La promesa eléctrica de Volkswagen se llama ID.3 y el espejo en el que reflejarse es el Tesla Model 3, pese a que su rival más directo es el Nissan Leaf, a la venta desde finales de 2010.



El primer coche totalmente eléctrico -diseñado como tal desde el principio- de Volkswagen es el ID.3, también el primero de la saga ID. Se comenzará a producir a finales de este año, llegando a los clientes finales a partir de abril de 2020. Los primeros en tenerlo serán aquellos que lo han reservado con anticipación.

Volkswagen abrió un sitio web para reservar una unidad por un montante de 1.000 euros -o cifras equivalentes en otras divisas-, como hizo Tesla en su día, pudiendo recuperarse el dinero cuando llegue el momento y no se desee el coche. En las primeras 24 horas se reservaron 10.000 unidades, al término de la primera semana iban 15.000. La primera serie, First Edition, será de 30.000 coches.

La cifra desde luego no es tan impresionante como la del Model 3 el día que abrió sus reservas, con más de 185.000 interesados en 24 horas, que depositaron 1.000 dólares en concepto de anticipo. El americano tenía un precio "desde 35.000 dólares", mientras que el ID.3 tendrá un precio desde 30.000 euros en Alemania (con IVA al 19%).

La diferencia de precio no es tan grande, pero sí el número de reservas. En primer lugar hay que consdierar que el ID.3 no se ofrece más que en el mercado europeo todavía, en 29 países. Por otro lado, el ID.3 es un modelo a priori poco interesante en Norteamérica: ni es un crossover, ni es grande, ni tiene una potencia de escándalo (150 kW o 204 CV).

En algunos países hubo saturación de los servidores web por exceso de tráfico

Suponiendo que el ID.3 hubiese estado abierto a reserva también en Norteamérica apostaría a que tampoco se habrían logrado cifras tan buenas como las del Model 3. Varias veces los fabricantes europeos han intentado vender compactos en ese mercado y decididamente no alcanzan grandes cuotas.

Los países europeos que más unidades han encargado del ID.3 han sido Alemania, Noruega, Países Bajos, Reino Unido y Suecia. Aquí no hay ninguna sorpresa, son países del norte, con rentas per cápita más altas, con un mercado más electrificado, y con políticas que claramente benefician a los eléctricos frente a los equivalentes térmicos.

Aquellos que han reservado un First Edition se llevan las baterías intermedias, con 58 kWh de capacidad y una autonomía homologada WLTP de 420 km. Más adelante estarán disponibles los ID.3 "normales", con baterías base, medianas o grandes. Con una capacidad de recarga de hasta 125 kW y una creciente red de recarga, la autonomía dejará de ser una excusa.

El ID.3 First Edition tendrá tres niveles de equipamiento

Otro de los incentivos para los pioneros es la posibilidad de recargar 2.000 kWh de electricidad durante el primer año sin coste, en los puntos de la red We Charge e IONITY. Con esa energía se pueden recorrer 10.000 kilómetros o más, suponiendo un consumo -al alza- de 20 kWh/100 km. ¿Cuánto cuestan 10.000 km con un térmico? ¡Mucho dinero!

Además, Volkswagen quiere que nadie se preocupe por las emisiones de CO2 en la fabricación del coche. Tanto su producción como la de las baterías se realiza con el máximo posible de energía renovable, y las emisiones que son "inevitables" se compensan con proyectos sostenibles, véase plantaciones de árboles.

También resulta meridianamente claro que el ID.3 no se va a vender tan bien como el Tesla Model 3, por la simple razón de que Volkswagen espera poner en las calles 100.000 unidades al año. Para Tesla esa cifra es muy fácil de batir en pocos meses, aunque claro, habría que desglosar en clave europea.

Solo en marzo se matricularon más de 15.000 unidades del Model 3, considerando que parte de esas ventas ya estaban decididas desde hace tiempo, pero a su vez fueron modelos medios/altos, con la generalización de las versiones básicas (Standard y Standard Plus) los números pueden aumentar. Considerando eso, sí, es factible que el Model 3 se venda más.

No quisiera terminar sin recordar que son modelos que no compiten entre ellos, los públicos a los que se dirigen son distintos, pero la comparación está ahí. También se compara al Model 3 con el Nissan Leaf, ese al que el ID.3 quiere destronar, y desde luego las cifras de ventas europeas ya hablan de un evidente sorpasso en este juego de e-tronos.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto