¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    ¿Y si los eléctricos se recargaran al circular por autovía?

    Los vehículos eléctricos, o híbridos, son ya una constante de nuestras vidas. Lo que hace unos años era impensable, hoy es algo cotidiano. Sin embargo éstos presentan un problema, las largas distancias, pero ¿y si pudieran recargar sus baterías a la vez que circulan?

    No podemos extrañarnos ante la presencia de un coche híbrido o eléctrico. Hace una década estos eran casi ciencia ficción, pero hoy en día son parte de la tónica habitual de nuestras vidas. Sin embargo, y hasta que lleguen las nuevas generaciones de baterías, éstos presentan un problema vital, la autonomía. Los eléctricos cómo máximo pueden circular durante poco más de 400 kilómetros sin pararse, pero ¿y si pudieran recargar sus baterías a la vez que circulan?

    El carril especial permitiría la recarga en movimiento de los coches eléctricos

    Esta idea proviene de Holanda, un país tan destacado en este tipo de cuestiones que en apenas un año empezará a emplear las primeras carreteras que brillan en la oscuridad. La esperanza reside en que estas mismas vías autoiluminadas sirvan algún día como punto de recarga para los coches eléctricos, alimentando la batería de éstos a la vez que se circula por ellas.

    No es la primera vez que vemos un sistema de carga inalámbrica, de hecho BMW y Daimler han trabajado en un sistema de inducción, al igual que el Volkswagen Intelligent Charge. Este es el futuro, pero aunque estas propuestas son prácticamente una realidad, hay que ir más allá y pensar en la autonomía de los coches eléctricos, el punto más débil de su utilización.

    Dentro de autopistas y autovías se implantaría un carril especial para vehículos eléctricos con un sistema de carga por inducción. Éste sería tan avanzado que incluso podría proporcionar energía directamente al motor, salvando la carga de la batería para cualquier otra ocasión. Aunque esta tecnología está a 10 años vista, en Corea del Sur emplean un sistema parecido para el transporte público.

    La carga por inducción ya es una tecnología real, desarrollada por varias empresas

    De llegar a ser viable este desarrollo estaríamos ante el final de los coches convencionales, ya que se podrían recorrer largas distancias sin que la batería se agotase, llegando a un punto de practicidad exactamente igual que el de los coches actuales. Sin embargo todos sabemos que su implantación será sumamente complicada y llena de trabas gubernamentales, tal y como podemos ver en la guerra abierta entre el Gobierno de España y la empresa americana Tesla.

    Fuente: DailyMail