¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Habrá enchufes para cargar coches elećtricos en cada gasolinera de Rusia

    El mercado ruso no pasa su mejor momento por las sanciones internacionales, la bajada del crudo y la devaluación del rublo. Además, apenas se venden coches eléctricos, pero las autoridades quieren hacerlos más atractivos llenando el país de puntos de recarga.

    Fotografía: Olga Reznik (Flickr) CC BY

    El mercado ruso es muy hermético para los coches eléctricos, se calcula que circulan por carreteras rusas unas 500 unidades. La cifra es bastante ridícula si tenemos en cuenta la extensión del país y el número de vehículos circulando. En Noruega circulan 100 veces más coches enchufables, la comparación en tamaño y mercado mejor me la ahorro.

    Casi la mitad de esos coches son Mitsubishi i MiEV

    Se ha sabido esta semana que el Gobierno de Rusia emitió un decreto hace dos semanas que obliga a todas las gasolineras del país a tener puntos de recarga para coches eléctricos. Deberán estar disponibles el 1 de noviembre de 2016.

    La idea es buena, pero... no será eficaz si no se acompaña de incentivos para la compra de modelos enchufables. Para la mayoría de los rusos, los eléctricos son muy caros, ya que es tecnología que hay que importar del exterior. La única excepción es el Lada EL.

    El Tesla Model S es el coche eléctrico más fácil de encontrar en el mercado de ocasión en esta página Web

    Si echamos un vistazo a los coches usados que hay en venta en el popular portal auto.ru, de 60.000 ofertas, solo 18 son eléctricos. De esos 18, 13 son Tesla Model S. Y es que los eléctricos tienen un gran problema, el general invierno.

    La climatología rusa, como bien pudieron comprobar las tropas napoleónicas y las del III Reich, es tan dura que raja las piedras, con decenas de grados bajo cero. No es una opción apagar la calefacción en un coche eléctrico, por lo que la autonomía se desploma. El motor puede funcionar sin problemas con ese frío, pero el conductor no, necesita calor.

    Por lo tanto, si no se usan en distancias muy cortas, el uso de un eléctrico es muy poco práctico a menos que exista una red de recarga pública en condiciones. Apenas existe ese tipo de infraestructura en Rusia, y en ciudades como Moscú. Y no es solo por la climatización, el rendimiento de las baterías también se degrada con temperaturas extremas de frío o de calor.

    Este es el único coche eléctrico ruso, el Lada EL. Alcanza 130 km/h y su autonomía es de 150 kilómetros... si no se usa el climatizador de forma intensiva

    El decreto no especifica de qué potencia deben ser los puntos de recarga, así que si las gasolineras optan por el mínimo legal, un enchufe de 6-10 amperios, el tiempo de recarga será de horas. Huelga decir que los puntos de recarga rápida no son más caros, son muchísimo más caros.

    En el primer semestre de 2015 solo se han vendido 50 eléctricos en Rusia, un 25% menos que el mismo periodo de 2014. En todo el año pasado se vendieron 140 unidades. Que se llene el país de enchufes puede ayudar un poco, pero no será una medida muy útil si no se ponen ayudas a la compra.

    Está demostrado que en los países donde los gobiernos ayudan a la compra de eléctricos, ya sea mediante subvenciones, reducciones o exenciones de impuestos u otro tipo de beneficios (como aparcamiento gratuito) las ventas suben por encima de la media. Si no hay incentivos, o hablamos de un mercado con buena renta per cápita, o apenas se venden.

    Si encima sumamos a eso el frío ruso, las ventas seguirán literalmente congeladas.

    Fuente: The Moscow Times