¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Nissan anuncia un ERE para 600 trabajadores de Barcelona

Las fuentes sindicales se han quedado cortas. Nissan prescindirá de 600 trabajadores porque la planta de Barcelona produce muy pocos vehículos. No se ha logrado un acuerdo entre la empresa y los representantes sindicales, que barajaban que 400-500 trabajadores perderían su empleo.

Desde que se anunciase el fin de la producción del compacto Pulsar y de la versión diésel de la furgoneta NV200/Evalia, está claro que en algún momento van a sobrar trabajadores en la fábrica de la Zona Franca de Barcelona y en la auxiliar de Montcada y Reixac. Y sí, sobran trabajadores, según Nissan, 600.

El 30 de abril se formalizará la presentación del expediente de regulación de empleo, tras habérselo comunicado hoy a los representantes sindicales y 14 días después de que se forme la comisión negociadora. Durante mayo habrá un periodo de consultas, lo que tiene prevista la normativa laboral.

Nissan prefiere que los trabajadores que se vayan sean más mayores y se prejubilen, con un 80 % de su salario hasta los 63 años, y otras bajas serán incentivadas. Fuentes sindicales creían que las prejubilaciones se harían con el 90 % del sueldo, como había ocurrido previamente. Esto provocará un forzoso relevo generacional en estos dos centros productivos.

Y es que solo a base de producir pick-ups medianas (Renault Alaskan, Nissan Navara y Mercedes-Benz Clase X), además de la versión eléctrica de la furgoneta compacta, e-NV200, la planta de Barcelona está muy por debajo de su capacidad de producción, del 30 al 40%. La fábrica sigue siendo necesaria porque tiene un saber hacer en vehículos todoterreno que no hay en el resto del continente.

Para que la planta sea más competitiva es imprescindible que la fuerza laboral se ajuste a la producción que hay, que no tiene visos de aumentar pronto, hasta que llegue una nueva adjudicación de un nuevo modelo. Hasta por lo menos 2022 no se espera que llegue ninguna.

Mientras tanto, Nissan va a invertir 80 millones de euros en la provincia. Por un lado se van a destinado 10 millones de euros para modernizar la caja de cambios automática de las pick-up, ya que se adoptará el modelo ZG47 en sustitución del ZG6. Por otro lado, 70 millones se van a las instalaciones de pintura.

Caja de cambios ZG47 para pick-ups

Dichas instalaciones tienen que modernizarse para cumplir con los requisitos medioambientales. No obstante, Nissan ha advertido que para que llegue esa inversión se tendrán que cumplir los objetivos de ajuste. En otras palabras, cuando se hayan ido los 600 trabajadores "sobrantes", se modernizarán las instalaciones de pintura.

CCOO ha anunciado movilizaciones en el Salón Automobile Barcelona, en mayo

¿Son muchas 600 personas en un ERE? . Según datos del departamento de Trabajo de la Generalitat citados por El País, en los dos primeros meses del año se han presentado 64 ERE que afectan a 1.002 trabajadores. Muchos de ellos son trabajadores de empresas de VTC que se vieron afectadas por el decreto "anti VTC" de la Generalitat, poniendo coto a Uber y Cabify.

Para encontrar un caso en el que se ha presentado un ERE tan grande en Cataluña hay que retroceder tres años, cuando el proveedor Delphi presentó un ERE de 540 trabajadores. Estas medidas dolorosas servirán para mejorar la competitividad de la planta y poder optar así en el futuro a nuevas adjudicaciones.

Nissan Navara

De todas formas, parece claro que en el futuro Barcelona se podrá apañar con menos trabajadores según vaya aumentando el grado de electrificación de los vehículos, tal y como vimos ayer. Montar vehículos eléctricos requiere menos mano de obra, son menos intensivos en factor humano, las operaciones se pueden robotizar y automatizar más.

En el segmento de las pick-up, donde el motor diésel sigue siendo el rey, y la complejidad constructiva es alta, esa fuerza laboral seguirá siendo necesaria. Pero la tendencia es global. La electrificación llegará incluso a los vehículos de uso industrial, y si algún día Nissan Barcelona vuelve a trabajar a destajo, lo hará con menos gente de la que llegó a emplear.

El sector del automóvil tiene por delante una enorme reconversión. Eso no se va a impedir ni ralentizar con lucha sindical, huelgas y demás medidas de presión. Lo único que puede hacer que esos trabajadores no se vayan a la calle es que se disparen las ventas de las pick-up Navara o Clase X (el Alaskan no se vende en España), o se pongan las e-NV200 de moda.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto