¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Un estudio demuestra que los eléctricos e híbridos ganan terreno en Europa

    Renault ZOE, el utilitario eléctrico de masas más compensado en precio y autonomíaRenault

    Las ventas de eléctricos e híbridos en Europa siguen en ascenso. Durante el último año, prácticamente se han duplicado, casi superando a la gasolina según apuntan los datos de ACEA. Diversos estudios apuntan que estas dos tecnologías de propulsión serán verdaderas estrellas en 2024.

    En un solo año, de abril de 2020 al de 2021, las ventas de eléctricos e híbridos se han duplicado en Europa pasando de un 3,5% a un 7,5%, según muestran los análisis realizados por la Asociación de fabricantes europeos ACEA. El informe del organismo también señala una caída en las ventas de los coches de gasolina y del diésel, sumando un porcentaje del 62% en primavera de este año, frente al más de 80% del año pasado.

    Con estos datos en la mano, está claro que la electrificación está calando seriamente en los clientes, y que está sumando cada vez más entre los europeos a la hora de cambiar de coche. Esta conclusión también se desprende de la última encuesta realizada en los principales países de Europa, en el que más del 55% de los participantes apuntaron que su próxima compra será la de un híbrido o un eléctrico.

    Foto Ford Kuga Hybrid
    El Ford Kuga Hybrid es una de las alternativas más equilibradas del mercado

    Los híbridos conquistan a los clientes más que los eléctricos

    De hecho, la encuesta también ha llegado a las flotas de la empresa, y en estas la respuesta ha sido más acusada, ya que solamente consideran un electrificado. Las estimaciones señalan que pueden convertirse en el 23 por ciento de las ventas de coches nuevos a particulares en 2024, en los países de Alemania, Francia, Italia, España, Suiza y Noruega, mientras que los coches de empresa alcanzarían una cuota del 55% de eléctricos.

    Para mediados de la década se espera un aluvión de nuevos coches eléctricos, que también permitirán bajar su precio. Este es el factor clave para los clientes, pues los que se han metido de lleno en la compra de un modelo con baja autonomía, es simplemente porque pertenecen a un grupo social con ingresos más altos, siendo el elevado precio la gran desventaja de futuros compradores potenciales. Es una más de las conclusiones del estudio, teniendo en cuenta la tecnología y oferta actuales.

    De hecho, el análisis concluye señalando también que un 59% de los 3.800 encuestados en Francia, Italia, España, Noruega y Suiza están dispuestos a comprar su nuevo modelo a través de Internet, en lugar del clásico formato de venta. Un sistema al que también se está sumando el de la suscripción, acercándose peligrosamente a las ventas tradicionales, de las que se esperan que sean inversas en 2030. Es decir, los estudios apuntan que las suscripciones serán mayores que los coches en propiedad.

    Fuente: Strategy& PwC