Europa todavía está muy "verde" para los coches de hidrógeno

Ya se pueden adquirir por particulares los primeros coches de pila de combustible de hidrógeno (de serie). Los pioneros se enfrentan a una pobre red de repostaje, a un coste poco competitivo con coches convencionales, y a unos precios de partida elevados.

"El Toyota Mirai - La primera berlina de hidrógeno de producción en serie", así reza la página alemana de Toyota

A principios de agosto llegaron a Europa los primeros cinco Toyota Mirai, coches de hidrógeno de producción en serie que se venden a particulares, como el Hyundai ix35 Fuel Cell. Este mes comienzan oficialmente las ventas en Alemania, Reino Unido y Dinamarca. El siguiente país es Bélgica, a principios de año.

¿Qué tienen en común estos países? Una infraestructura decente de suministro de hidrógeno, entíendase como "decente" que es posible viajar por casi todo el país sin llamar a la grúa. A diferencia de otros coches de motorización alternativa, los de pila de combustible solo funcionan con hidrógeno, y en un grado de pureza altísima.

A finales del año habrá 50 estaciones de servicio en Alemania, en 2023 unas 400

Ser pionero no sale muy barato, en Alemania cada kilo de hidrógeno cuesta casi 10 euros. Eso significa que hace unos 550 km con 45 euros, su tanque presurizado admite 4,7 kilos.

Son algo más de 8 euros cada 100 km, equivale a 7,45 l/100 km de gasolina a 1,10 euros/litro. El precio del hidrógeno debería bajar con el paso del tiempo.

De momento el hidrógeno se produce a partir de fuentes no renovables, aunque también hay casos en los que se produce como residuo de otra actividad industrial, y se aprovecha. Cuando se pueda producir masivamente y de forma ecológica, será todo muy diferente.

En economía de uso, hay berlinas de segmento D (4,7-4,8 metros de largo) con un rendimiento económico similar, pero mucho más económicas. En Alemania el Toyota Mirai sale con un precio de casi 80.000 euros, por lo que desde el punto de vista estrictamente económico dista de ser interesante.

Con los coches pasa algo similar a la producción del combustible, se hacen tan pocos, y de forma tan cara, que los precios son elevados. La capacidad de producción del Toyota Mirai es de 3.000 unidades al año, aunque para 2020 se espera sacar 10 veces más coches. Aún Toyota no ha dado con la tecla para producirlo masiva y rápidamente.

En verano llegaron los primeros tres Mirai con volante a la izquierda, destinados a Europa continental

De todas formas, no se los van a quitar de las manos, al menos en nuestro continente. Llegarán a Europa 100 unidades durante 2016, las primeras 50 serán exclusivamente para Alemania, Dinamarca, Reino Unido y Bélgica.

Casi todos acabarán en manos de empresas e instituciones

En Reino Unido no están mucho mejor en cuanto a infraestructura. La red actual consta de 15 estaciones de servicio, se espera que en 2020 se llegue a 65. En España se cuentan con los dedos de una mano: Madrid, Zaragoza y Sevilla. No veremos muchos por estas tierras.

2015 ha sido el "año cero" del hidrógeno, pero fundamentalmente en Estados Unidos y Japón, donde hay más infraestructura de repostaje y donde van destinadas más unidades. El siguiente en apuntarse a la fiesta será Honda, que desveló el modelo de producción de su nueva generación de pila de combustible.

Más fabricantes se irán añadiendo, como BMW y Lexus, además de General Motors, Daimler, etc. Seguiremos informando...

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto