Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

La fábrica de Volkswagen Emde pide más carga de trabajo

Un nuevo frente abierto en la producción de modelos de Volkswagen. La factoría de Emde, Alemania, con sólo el Passat y Arteon en producción, pide un nuevo modelo para aumentar la carga de trabajo y elevar la capacidad de producción al nivel óptimo, a fin de cumplir con el objetivo de producción de 290.000 unidades en 2020.

Un empleado de calidad comprueba un Passat Variant antes de abandonar las instalaciones de Volkswagen Emde

Si Volkswagen tiene problemas con el escándalo de emisiones y las reparaciones necesarias, ahora se suma un nuevo frente. Y es que después de conocer que la factoría de Wolfsburg se queda con toda la producción mundial de la nueva generación del Golf, saltan las alarmas en otra planta de producción de la marca, en Emde.

El comité de empresa de esta factoría, que actualmente se encarga de la fabricación del Passat y del Arteon, sabe que no es suficiente con estos dos modelos para mantener un nivel óptimo de capacidad de producción por lo que piden la adjudicación de un tercer modelo. Los trabajadores saben perfectamente de la situación del mercado, las berlinas caen mientras que las ventas de SUV crecen cada vez más, por lo que con la fabricación de estos dos modelos es casi imposible cumplir los objetivos de 2020.

Pero Bernd Osterloh, Jefe del Comité, ha ido un poco más allá señalando directamente a la junta directiva de la factoría tirando una piedra al tejado de éstos: "Para nosotros, los trabajadores, está completamente claro que la gerencia finalmente debe establecer una capacidad decente en Emden", unas palabras que no hacen más que recordar que es un objetivo incumplido, por ahora, del paquete de medidas de austeridad "Future Pact".

El Volkswagen Arteon Shooting Brake está confirmado pero se desconoce dónde se fabricará

El responsable de los trabajadores recuerda el caso de Skoda. Hace poco tiempo que su máxima cabeza visible, Bernard Maier, señaló que la capacidad de las plantas de la marca checa en Europa se utiliza en su totalidad, por lo que no es necesario construir una nueva planta como algunas fuentes de Volkswagen apuntan.

Y la respuesta no se ha hecho esperar desde los empleados de Emden, que han señalado que "Antes de construir nueva capacidad, vamos a cuidar de nosotros mismos y utilizar la capacidad existente para fabricar nuevos productos, lo que significa que habrá discusiones con otras marcas del grupo y otras plantas, pero todos tenemos un objetivo común: los productos y las inversiones se deben distribuir de tal forma que garanticemos el empleo y al mismo tiempo logremos el máximo beneficio económico".

No sólo molesta a los empleados de Emde la producción exclusiva del Golf en Wolfsburg, sino también el hecho de destinar 1.000 millones de € a la construcción de una planta exclusivamente para la producción de baterías para los nuevos modelos eléctricos de Volkswagen I.D. en Alemania. "Si la tendencia es hacia la movilidad eléctrica, entonces, por supuesto, también necesitamos un coche eléctrico en Emden", dice Osterlo, que sólo pide que se respete el "Pacto futuro"con el que estiman fabricar 290.000 unidades en 2020.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto