¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Faraday Future podría esquivar la bancarrota en el último segundo

    Sergio J. Cabrera
    Sergio J. Cabrera5 min. lectura

    Un acuerdo de última hora con su mayor accionista, Evergrande Health Industry Group Limited, permitirá a Faraday Future buscar nueva financiación que le permita salir del atolladero económico en el que se encuentra desde hace unos meses, aunque de no encontrarla rápidamente, la compañía estaría sentenciada.

    Faraday Future FF91.

    Lo dijimos hace meses y volvemos a afirmarlo, Faraday Future será futuro caso de estudio en numerosas facultades, aunque no precisamente como ejemplo de éxito, sino como el ejemplo más absurdo de pésima gestión y administración de un proyecto tecnológico.

    Desde el primer momento en el que se dieron a conocer públicamente, Faraday Future no ha hecho más que dar palos de ciego y vender humo, tratar de transmitir una imagen que no es real, pues en ningún momento el proyecto ha estado en condiciones de hacer aquello que prometía.

    Los últimos sucesos acontecidos en el órgano de administración de la compañía lo corroboran, incluso teniendo financiación multimillonaria no han sido capaces de lograr el primero de los hitos prometidos, que era producir las primeras unidades de su único modelo, lo cual puede hacerse incluso sin necesidad de contar con una carísima cadena de montaje, que en el caso de FF, irónicamente la tienen.

    Ya te hemos contado en detalle las desavenencias y los desacuerdos entre la compañía y su mayor inversor, Evergrande Health Industry Group Limited, que no es sino una división de uno de los los mayores grupos inmobiliarios chino. Ahora, Evergrande ha aceptado al fin que FF busque financiación externa por su cuenta, con el único fin de continuar con el proyecto, lo que otorga una pequeña oportunidad para que la compañía siga adelante.

    Lo cierto es que las posibilidades son mínimas, tanto de encontrar la propia financiación como de culminar realmente el proyecto en el caso de obtener el dinero, pero FF nos ha demostrado en docenas de ocasiones que la lógica o las reglas matemáticas no van con ellos. Por lo que no nos atrevemos a confirmar nada, salvo que la marca aún dará unos cuantos coletazos más.

    Lamentablemente, sospechamos que FF sigue siendo a día de hoy la excusa que emplea Yia Jueting para continuar fugado de la justicia de su país, que ahora incluso ha logrado embargarle numerosos bienes en Estados Unidos, incluyendo sus mansiones en California.

    Prototipo del FF91

    En esta especie de acuerdo, FF acepta entregar a Evergrande el control de las recién inauguradas operaciones en China, y estos no se oponen a que el proyecto busque nueva financiación fuera. Además, Evergrande ya ha aceptado revisar el acuerdo original que unió a ambas compañías.

    El acuerdo original incluía que Evergrande abonará 2.000 millones de dólares en tres pagos, siendo de 800 millones el primero de ellos, a cambio del 45% de las acciones de FF. Ahora FF asegura que la valoración de la compañía es de 3.250 millones de dólares, y a razón de esta cifra buscarán nuevos socios financieros. ¿Quién está dispuesto a dar tanto dinero a un proyecto con tan pocas posibilidades de éxito y tan mala fama como este?. Ya nos hicimos esa pregunta en su momento y aún así lograron encontrar varios cientos de millones de dólares, por lo que no debemos subestimar la capacidad de engatusar a nuevos socios que tiene la compañía.

    En el caso de encontrar financiación, tocará preguntarse si el dinero irá realmente destinado al proyecto o a pagar las deudas y los desmanes financieros de Jueting, ya que la lista de proveedores sin cobrar no para de aumentar.

    Fotos: The Verge