¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

IndyCarFirestone renueva como suministrador de neumáticos hasta 2025

La compañía americana mantendrá su acuerdo exclusivo con la categoría durante cinco años más.

Bridgestone, matriz de Firestone, anuncia la construcción de un centro tecnológico avanzado para reforzar su actividad.

Firestone cumple 20 años como suministrador único de la IndyCar, con una aprobación unánime.

El año 2019 albergará la vigésima temporada sin guerra de neumáticos en la IndyCar, después de que Goodyear decidiese abandonar a finales de 1999 la CART y la Indy Racing League, un año después que en la Fórmula 1. Desde aquel entonces, Firestone continuó proveyendo a ambas categorías como suministrador único, con su matriz Bridgestone asumiendo la imagen de marca en CART/Champ Car desde 2002 hasta la fusión con IndyCar en 2008.

Pese a que el estatus e imagen de IndyCar ha mejorado considerablemente en la última década respecto a aquella oscura etapa plagada de fugas de pilotos, patrocinadores, circuitos y popularidad, y a que se han recuperado buena parte de los elementos populares que se perdieron, la competición entre marcas de neumáticos es uno de los aspectos que pocos en el mundillo echan de menos, gracias al buen trabajo realizado por Firestone en pos de ofrecer un buen espectáculo sin comprometer la seguridad. Por ello, un acuerdo entre ambas partes era poco más que inevitable.

El contrato entre IndyCar y Firestone, que terminaba en 2020, ha sido expandido por cinco años, por lo que la marca estadounidense, subsidiaria de la nipona Bridgestone desde 1988, continuará siendo suministrador único de la categoría hasta 2025. Este anuncio se suma al efectuado en enero, en el que Firestone fue confirmado como patrocinador principal de la carrera de Laguna Seca en su regreso al calendario. La marca de neumáticos también patrocina el Gran Premio de St. Petersburg desde 2014, por lo que dará nombre a la primera y la última cita de la temporada.

Ahora, de cara al futuro, Firestone apuesta fuerte por la categoría, ya que la sede de sus actividades de competición estará ubicada en su nuevo Centro de Producción Avanzada de Neumáticos, un complejo de última tecnología que Bridgestone construirá en sus instalaciones de Akron, en el estado de Ohio. "Firestone ha sido un gran socio, y está haciendo una gran inversión en IndyCar con sus nuevas instalaciones", comentó Jay Frye, presidente del campeonato. "Esta extensión también refleja el compromiso de Firestone para ayudar a moldear nuestro plan quinquenal".

Renovar a Firestone es el segundo gran paso concreto para el futuro de la categoría, después del anunciado cambio de motores para 2021 a unas unidades 2.4 V6 con las que se esperan obtener 900 CV de potencia, 150 más que las actuales unidades de 2.2 litros, y atraer al ansiado tercer fabricante que alivie la cada vez mayor carga de trabajo que acumulan Honda y Chevrolet. Asimismo, IndyCar confía en poder introducir un nuevo chasis para la temporada 2022 que reemplace al actual DW12, el cual fue introducido en 2012 y pasó por un considerable rediseño el año pasado.

"Los campeones han confiado en Firestone durante más de un siglo, y la competición ha sido siempre el escenario ideal para probar nuevas tecnologías que nos ayudan a evolucionar y avanzar nuestra gama de neumáticos de calle", asegura Philip Dobbs, jefe de marketing de Bridgestone en los Estados Unidos. "Mientras la IndyCar sigue manteniendo su inercia positiva, introducimos a nuevos aficionados a la marca Firestone, y fortaleciendo nuestra relación con los pilotos que usan nuestros neumáticos duraderos y confiables".

Firestone ocupa un lugar en la historia al ser la marca de neumáticos con la que Ray Harroun consiguió la victoria en la primera edición de las 500 millas de Indianápolis, en 1911. En total, Firestone acumula 69 triunfos en la gran cita estadounidense, incluyendo todas las ediciones disputadas entre 1920 y 1966, siendo especialmente conocida la historia de Mario Andretti, que consiguió su única victoria con Firestone en 1969 pese a no poder cambiar el neumático trasero derecho durante toda la prueba, algo que la marca no duda en publicitar cada vez que puede.

En 2025, se cumplirán 30 años desde el regreso de Firestone a la IndyCar en 1995 tras dos décadas de ausencia, y justo antes de la fatídica división entre categorías. En su segunda temporada, sus Firehawk habían conseguido ganar el título de IndyCar/CART (Alex Zanardi) y la Indy 500 (Buddy Lazier), y el duelo duró apenas cinco años. Varias de las figuras más destacadas de la categoría, como Alexander Rossi, Graham Rahal, James Hinchcliffe y Ed Carpenter han aplaudido este acuerdo, lo que da una medida de que, al contrario que con Pirelli en Fórmula 1, los neumáticos no dan quebraderos de cabeza innecesarios.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto