¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Magna adquiere una porción de Fisker y confirma que fabricará el Ocean

    10
    Fisker OceanFisker

    El gigante Magna Steyr ha llegado a un acuerdo con Fisker Inc. para producir el futuro Fisker Ocean con su plataforma propia a cambio de un 6 % del accionariado de la compañía de Henrik Fisker, que está a punto de salir a bolsa. El trato tiene un valor aproximado de 3.000 millones de dólares.

    Fisker ha llegado a un acuerdo con el gigante Magna para producir su crossover eléctrico, el futuro Fisker Ocean. Estos han llegado a un acuerdo gracias a los recientes planes de Henrik Fisker de sacar a bolsa su joven compañía, de la que la corporación canadiense Magna se haría con un pedazo de cierta importancia.

    En virtud de este acuerdo, será el conglomerado canadiense el encargado de fabricar en serie el nuevo Fisker Ocean, lo que tendría lugar en las conocidas instalaciones de Magna en Graz, Austria. La misma planta de donde han salido numerosos modelos de marcas europeas o estadounidenses, como las primeras generaciones del MINI Countryman y BMW X3, el Aston Martin Rapide o los Mercedes Clase G y SLS AMG, por nombrar solo unos cuantos ejemplos.

    La factoría de Magna Steyr en Graz, Austria.

    Este crossover eléctrico sería fabricado en una plataforma de aluminio facilitada por Magna, lo que supone que Fisker no va a emplear finalmente la plataforma MEB de Volkswagen, como apuntaban varios informes este mismo verano. No obstante, se sabe que Fisker continúa negociando con el Grupo VAG el suministro de algunos elementos y sistemas. Aunque por el momento y como es lógico, no existen informes detallados sobre estas negociaciones.

    Salida a bolsa

    Involucrar a todo un gigante de la industria como Magna será todo un un éxito para Henrik Fisker, que ahora se encuentra bastante atareado con la inminente salida a bolsa de su compañía. Gracias precisamente a esta iniciativa es como el diseñador danés ha logrado involucrar a la corporación canadiense, pues Magna se ha prestado a este trato porque va a formar parte del accionariado de Fisker Inc. Su paquete de acciones supondrá un 6% de la nueva compañía pública, que según este acuerdo está valorado en 3.000 millones de dólares.

    Fisker pretende convertirse en una empresa pública y salir a bolsa mediante un esquema SPAC (siglas de special purpose acquisition company). Una herramienta o recurso financiero que permite a una compañía salir a bolsa sin tener que someterse a los complejos trámites habituales de una oferta pública de venta y así lograr el objetivo de recolectar fondos mediante la venta de acciones. Este mismo esquema es el que plantean compañías como Faraday Future, que se encuentra en graves apuros económicos y están intentando buscar la tan ansiada financiación para poder llevar a cabo sus proyectos.

    Magna adquiere una porción de Fisker y confirma que fabricará el Ocean
    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto